Obesidad podría restar hasta 8 años de vida

La obesidad podría acortar la vida hasta en 8 años. Así lo reveló en 2014, un estudio de la Universidad McGill de Montreal, Canadá que determinó que cuanto más sobrepeso tiene un individuo de joven, la repercusión en su salud será más importante en los años posteriores.

La obesidad y el sobrepeso se comprenden como la acumulación excesiva de grasa, que tiende a ser perjudicial para la salud y el bienestar de los individuos. Mariela Pacheco, nutricionista del Centro de Nutrición Clínica de Hospital Metropolitano, explica que la obesidad puede acortar la esperanza de vida de las personas debido a que poseen mayor riesgo de llegar a padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, prediabetes, resistencia a la insulina, diabetes, dislipidemias, problemas articulares, hígado graso, dificultades respiratorias o algunos tipos de cáncer como el de mama, ovario, colon y próstata.

De acuerdo con la especialista, la obesidad también puede causar problemas con la fertilidad, ya que produce alteraciones hormonales y puede contribuir a periodos irregulares, problemas de ovulación, abortos espontáneos y es más difícil que los tratamientos de fertilidad funcionen.

La obesidad ha sido una problemática prominente en la población en Costa Rica, que afecta en promedio a 6 de cada 10 costarricenses y que se agrava cada vez más. Entre sus principales causas se encuentra el aumento de la ingesta de calorías, especialmente aquellos alimentos altos en grasas y azúcares, el sedentarismo, factores genéticos, estrés, algunas condiciones de salud, problemas hormonales y la falta de sueño.

Pacheco recomienda que para tratar la obesidad se debe:

•Educar al paciente

•Mejorar el estilo de vida

•Mejorar la elección de alimentos y lograr una planificación de las comidas

•Hacer actividad física

•Trabajar con un conjunto de especialistas

Precisamente, con este objetivo de trabajar de forma integral, Hospital Metropolitano cuenta con el Centro de Excelencia en Cirugía Bariátrica, a través del cual se brinda una atención integral al paciente, con un equipo multidisciplinario que involucra las áreas de nutrición, psicología y cirugía, principalmente, marcando una importante diferencia en el abordaje al paciente. En procedimientos quirúrgicos, este novedoso Centro de Excelencia ofrece dos tipos de intervenciones.

•La manga gástrica: En esta operación se reduce un 60–80% del tamaño del estómago. La parte que es eliminada contiene una hormona llamada grelina que está relacionada a la saciedad. La ausencia de esta hormona contribuye a que la persona pierda de peso porque se siente más lleno.

•Bypass gástrico: Aquí se intervienen el estómago y el intestino delgado. Se disminuye el tamaño del estómago, se mueve el intestino y estos dos órganos son pegados. La pérdida de peso ocurre por ser el estómago más pequeño y porque no se absorbe una parte del intestino.

Ambas de las cirugías son mínimo invasivas y vienen a ayudar a realizar un cambio hormonal que impacta en el metabolismo del paciente y contribuye a mejorar o hasta eliminar algunas de las afectaciones mencionadas anteriormente como lo diabetes, la apnea del sueño, el síndrome del ovario poliquístico, la infertilidad, entre otros.

Fuente. Hospital Metropolitano

Further Reading
La fisioterapia, herramienta multidisciplinaria para una mayor calidad de vida
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close