Los casinos online se enriquecen a diferencia de los dueños de salas de casino en Panamá

Las salas de casino en Panamá viven su peor momento empresarial de los últimos tiempos, un sector que suponía un motor financiero para varias ciudades está viendo peligrar su estabilidad. Los casinos online han ganado terreno, especialmente durante estos últimos años en los que el uso de internet se ha disparado y salir de casa es para algunos un peligro. Desde casa y a un solo clic se ha cambiado por completo la forma de realizar una actividad tan especial como el juego de casino.

El casino online se mantiene al alza en Panamá con una regulación a medida

Panamá es uno de los países que favorece el juego en línea con todas las garantías posibles. Todo usuario que quiera descubrir un casino online en Panamá puede hacerlo de forma totalmente segura. Manuel Sánchez, titular de la Junta de Control de Juego, afirmó: “La reglamentación era un tema de modernización, teníamos que hacer Panamá competitivo, por ejemplo, ante el hermano país de Colombia, que está muy avanzado en el tema del juego en línea. Entonces vimos una oportunidad de meternos en el mercado del juego por internet, ya que tenemos dólar como moneda, tenemos una admirable posición geográfica, tenemos un sistema bancario y una regulación robusta”. Con esa idea de reforzarse, en 2020 llegó la esperada nueva legislación.

El mismo Sánchez declaró: “La resolución ya está, es la Nro. 11 del 6 de marzo del 2020, donde aparecen todos los requisitos, muy completo, y los vamos a recibir con los brazos abiertos en Panamá una vez que podamos recibir las aplicaciones. Obviamente, los que ya han aplicado han tenido la facilidad de estar en el país, pero hay mucha inversión extranjera que sólo deben buscar un abogado, llenar las solicitudes, y ya estamos abiertos en la institución para darles curso a sus solicitudes, de hecho, ya hemos recibido un gran interés”.  A partir de esta resolución la oleada de empresas online que ofrecen sus servicios en Panamá es enorme. Todas las solicitudes pasan por un control que asegura un juego seguro.

Con esta norma preparada desde 2020, siendo una de las más actuales y a la medida de un país con un sistema bancario y unos beneficios que atraen a cientos de empresarios e inversores de todo el mundo, el juego online ha ganado terreno. No podía implementarse en mejor momento, el 2020 fue un ciclo de cambios que trajo novedades para casi todos, a nivel mundial se produjeron instantes sin precedentes que afectaron de lleno a los negocios físicos. El sector online, no solo fue capaz de mantenerse, sino que salió reforzado.

Los casinos físicos panameños ven reducidos sus beneficios

El fin de los casinos físicos panameños parece una realidad, al menos el de una gran parte de empresarios de este sector que han visto cómo sus beneficios han caído de forma totalmente inesperada. La Asociación Panameña de Operadores de Juegos (Apojuegos) ha afirmado que: “Esperamos que en conjunto con el Gobierno Nacional logremos impulsar la economía, y que para 2022 dichas expectativas sean más favorables. Consideramos importante evaluar lo antes posible la reducción de las restricciones de movilidad que se mantienen en diferentes áreas del país, entiéndase toques de queda y cuarentena, debido a que estas inciden directamente en nuestra actividad”.

En 2020 el freno de sus actividades causó un daño enorme a unas empresas que no esperaban lo que le estaba a punto de pasar. El sector online ha sido el gran beneficiado de unas cifras que van a la baja para los casinos físicos. De tal forma que los beneficios no han parado de bajar desde los últimos meses, llegando a niveles que preocupan a los expertos. En lo que va de 2021, el promedio ronda los US $2,5 millones mensuales, lo que representa una bajada significativa a los niveles pre pandemia. A este hecho se le suma que en 2019 no se habían recuperado de la implementación del 5,5% de impuesto selectivo de consumo. Este impuesto fue implementado en 2015, y a una industria que se mantenía por debajo de sus valores 2014, en un 3%. Según la Junta de Control de Juegos del Ministerio de Economía y Finanzas las recaudaciones del sector en 2019 fueron de 90.475.620 dólares; pero en 2020 cayeron a 24.926.645 dólares. Un descenso de más de un 60% de los beneficios que supone la ruina de unos motores de Panamá.

El juego físico ha visto reducidos sus beneficios a unos niveles que nunca hubiera imaginado. El buen ritmo de una regulación a medida que asegura un correcto flujo entre las empresas y el gobierno con unos impuestos al consumo capaces de regular toda esta maquinaría financiera vio como frenada de golpe su actividad. Las cifras hablan por sí misma y sin poder recuperar estos más de 90 millones de dólares de recaudación, es inviable el mantenimiento de algunos casinos físicos. Los esfuerzos son varios y actualmente ya hay un 85% de los trabajadores de casino cumpliendo con su misión.

En Panamá los casinos online son los que se enriquecen y representan la salvación de un sector que ha visto como el freno en seco les perjudicaba de lleno. Los casinos físicos y sus dueños viven su peor temporada en años y esperan recuperarse, aunque el camino es largo y la única alternativa viable hoy en día es ese sistema dual, un casino en vivo que les asegure un modelo híbrido entre to online y lo físico.

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close