Primer ministro de Belice insiste en cese de bloqueo de EE.UU. a Cuba

Caribe. El primer ministro de Belice, John Briceño, insistió en la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 60 años.

Briceño además calificó de ilegal esa política durante su intervención en la inauguración este domingo de la 43 Reunión Cumbre de Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom), con sede en esta capital.

El jefe de gobierno llamó a celebrar las relaciones diplomáticas entre los países integrados a ese mecanismo y La Habana, nexos que a finales de año cumplen cinco décadas de oficializados.

“Este hito histórico nos llama a un esfuerzo dedicado para terminar el ilegal bloqueo impuesto contra Cuba”, dijo el político beliceño de 61 años de edad en la apertura del foro que concluye mañana.

La cita regional sesiona sobre la base de una agenda de interés común, en la que sobresalen como temas más importantes la pandemia de la Covid-19 y su impacto en la región, los avances en materia de seguridad alimentaria y nutricional, la concertación de acciones para enfrentar el cambio climático, y el apoyo a la implementación a un mercado y economía comunes.

El encuentro estrena al jefe de Estado de Suriname, Chandrikapersad Santokhi, como presidente pro tempore de Caricom, cargo en el que sucede a Briceño, quien desempeñó esa responsabilidad desde el 1 de enero pasado.

Briceño defendió la integración regional durante su gestión al frente del a comunidad, también la posición de común de los países miembros ante la comunidad internacional.

Quizás el ejemplo más conocido sea su discurso ante los jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la IX Cumbre de Las Américas en junio pasado, con sede en Los Ángeles, Estados Unidos.

Allí criticó la exclusión de Nicaragua, Venezuela y Cuba por razones políticas, y exigió a Washington terminar con su política hostil hacia La Habana.

Las autoridades cubanas han denunciado una y otra vez esa política que ha ocasionado pérdidas valoradas en 150 mil 410 millones de dólares a precios corrientes, además de violaciones permanentes a los derechos humanos y afectaciones a sectores tan sensibles como la salud y la educación.

Fuente: Cubaminrex.

Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close