¿Cómo pueden ser las organizaciones más eficientes con sus procesos de inventario?

Toda organización que entrega bienes o servicios maneja algún tipo de inventario que es fundamental para su operación. Por ejemplo, en un hospital hay inventarios de medicamentos y materiales hospitalarios; en empresas de construcción o de agroindustria hay inventarios de maquinaria, repuestos y consumibles; en una tienda de conveniencia hay productos para la venta como alimentos empacados, alimentos frescos, panadería y bebidas; y en una farmacia se venden medicamentos de múltiples laboratorios además de productos para higiene, belleza y hasta artículos para el hogar y familia.

Para un buen funcionamiento todas estas organizaciones deben tomar decisiones frecuentes sobre la reposición de su inventario y responder a preguntas básicas como: “¿cuánto tiempo me alcanza lo que tengo a mano?” y “¿cuánto debo reponer para que llegue a tiempo y no se detenga la operación?”.  El éxito del manejo de inventario depende de la capacidad de la organización para predecir los movimientos futuros. 

La mayoría de las organizaciones utilizan aplicaciones computacionales para el manejo de inventario. Las aplicaciones almacenan un catálogo de artículos y bases de datos de movimientos y saldos, sus operadores registran todos los movimientos de inventario, el tipo de movimiento, quién lo hizo y en qué fecha, y la aplicación calcula el saldo en mano. Sin embargo, llegado este punto, aparece la pregunta: “¿para cuántos días de operación me alcanza?”.

A pesar de que la práctica más utilizada es calcular un promedio de los movimientos en el tiempo y sobre esa base estimar cuándo y cuánto debo reponer de inventario, existen herramientas estadísticas mucho más precisas que un promedio simple, y con los lenguajes de programación modernos como es el caso de FITSKU.

FITSKU es una solución de GBM e IMPROGRESS que apoya la toma de decisiones de reposición de inventario. La herramienta utiliza modelación estocástica, análisis hiperlocal y principios de investigación de operaciones para predecir volúmenes de ventas futuras y a partir de ahí hacer sugeridos de compras de inventario. El resultado comprobado es una reducción de la inversión monetaria en inventario y un aumento de las ventas comerciales o del nivel de servicio en inventarios industriales al reubicar el capital en los productos de alta rotación.

Beneficios para pymes

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, estas usualmente cuentan con un capital limitado y dificultades de acceso al crédito bancario, por tanto, deben cuidar sus activos financieros muy de cerca para garantizar la sostenibilidad y de ahí la rentabilidad futura.  La pequeña y mediana empresa por sus limitaciones es sumamente sensible a los efectos de malas decisiones de reposición de inventario.

Además de FITSKU, las organizaciones pueden mejorar sus procesos para lograr sus objetivos de negocio de la mano de Improgress y GBM, quienes están en capacidad de realizar análisis exhaustivos de los procesos de inventario de cualquier organización, independientemente de su naturaleza, tamaño y complejidad, para sugerir soluciones de alto retorno de inversión.

Further Reading
GBM celebra su 30 aniversario como una de las empresas líderes en tecnología e innovación en la región

“Podemos analizar procedimientos y procesos actuales con los ojos de nuestros expertos en investigación de operaciones.  Podemos revisar sus plataformas informáticas para sugerir mejoras en modernización y eficiencia.  Podemos desarrollar proyectos de “big data” con analíticas avanzadas de negocios y/o inteligencia artificial para entender con precisión el pasado, reconocer tendencias y construir modelos que logren predicciones de mucha exactitud”, precisó José Ardón, Director de Improgress para Costa Rica.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close