Investigación revela posibles causas del fin de la civilización Maya

0
484

Guatemala. La guerra entre los mayas antiguos ha sido vista hasta ahora como un fenómeno mayormente ritual, finalizado a la captura de miembros de la elite. Los impactos que las frecuentes guerras tuvieron sobre la población en general durante la época clásica son generalmente desconocidos.

Un estudio de sedimentos lacustres y evidencias arqueológicas liderado por un equipo de científicos de medioambiente del USGS (Servicio de Geología del Departamento del Interior de Estados Unidos) y arqueólogos de las universidades de Tulane y Alabama documentó un incendio desastroso por medio de restos de carbón recuperados de la laguna Ek’Naab situada en el territorio de la antigua capital del reino de Balahm Jol (Cabeza de Jaguar), hoy conocido como el sitio de Witzna en la remota selva del noreste de Peten, Guatemala.

Sedimentos lacustres

Textos epigráficos recuperados en Witzna y en la vecina Naranjo, capital de uno de los reinos más poderosos de la época Clásica Maya, sugieren que el sitio fue sujeto a una destrucción por fuego a mano del rey de Naranjo en el año 697 d.C. Esto fue también comprobado por el hallazgo de destrucción en los templos y monumentos de la misma época en Witzna.

Los sedimentos lacustres sugieren que la actividad de agricultura disminuyo significativamente después de este evento. Aun si a nivel reducido, el uso de la tierra y la actividad de la elite persiguieron en el Witzna hasta el 1000 d.C.

Los hallazgos de este estudio sugieren que un tipo de guerra total que los expertos hasta ahora han asociado a la época Clásico Terminal como efecto del deterioro del medio ambiente y escasos recursos, en realidad fue común en épocas anteriores.

Textos epigráficos

“Creo que estos hallazgos debiliten toda teoría que sugiere que el colapso de la sociedad maya clásica fue causado por un supuesto cambio hacia guerras más destructivas durante la época Clasica Terminal (830-950 d.C.). Ahora habrá que investigar otras causas.” dijo el arqueólogo de la Universidad de Tulane Francisco Estrada-Belli.

Las investigaciones que se reportan en este artículo han contado con la autorización del Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala, el patrocinio de la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya – PACUNAM, National Science Foundation, US Geological Survey, National Geographic Society, Alphawood Foundation, el Middle American Research Institute de la Universidad de Tulane y la Universidad de Alabama.

Acerca del director del proyecto arqueologico Holmul

Francisco Estrada-Belli es guatemalteco, profesor asistente de investigación en la Universidad de Tulane y director del Proyecto Arqueológico de Holmul desde el año 2000. Se especializa en el uso de sensores remotos y sistemas de información geográfica en arqueología y en la civilización maya primitiva. Es explorador de National Geographic y autor del libro “La primera civilización maya”. Ritual y poder antes del periodo Clásico” (Routledge, 2011).

Fuente. Inguat

Fotos. Francisco Estrada-Belli


Havana Club Internacional S.A.


Banco Ficosah


Avianca


INOR


Ciengo Montero


Heberprot

Leave a reply

*