De consumidores de energía a proveedores de energía: la transición energética y los centros de datos.

El reto no es sencillo; nuestras vidas dependen de la energía para muchas de nuestras actividades diarias, como cocinar, trabajar, trasladarse, etc. Además, sin energía, la lucha contra la pandemia que nos rodea se vuelve más complicada, ya que no solo es necesario garantizar el suministro eléctrico para los profesionales de atención médica, sino también contar con una energía limpia y facilitar las comunicaciones y los servicios de TI que conectan a las personas mientras se mantiene el distanciamiento social.

Un aumento energético

El sector tecnológico, también es el de mayor consumo energético. Solo para que el Internet pueda trabajar, las estimaciones indican 70.000 millones de kilovatios-hora al año. Y entre mayor sea la demanda del Internet, la tecnología y del uso de todo tipo de dispositivos, mayor será la energía requerida y consumida.

Los centros de datos representan una gran parte del consumo energético del sector tecnológico. Digital Information World estima que existen unos 509.147 centros de datos, 430 de los cuales son de hiperescala. Para darle una idea, el consumo energético combinado de Amazon, Google, Microsoft, Facebook y Apple supera los 45 teravatios-hora al año, tanto como lo que Nueva Zelanda consume cada año.

Sin embargo, los centros de datos y otros tipos de infraestructura crítica —como las telecomunicaciones, las fábricas de la Industria 4.0 y los aeropuertos— juegan un papel importante en este cambiante panorama energético, lo cual presenta nuevas formas de ser sostenible, generar ingresos y reducir costos. Por ejemplo, un informe reciente de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) afirma que las compañías tecnológicas podrían jugar un papel importante en equilibrar el consumo eléctrico. Pueden dejar de ser consumidores de energía para convertirse en proveedores de energía, por medio de sistemas ya presentes en sus instalaciones, como las baterías y los UPS.

Fuentes (recursos) de energías alternativas:

La innovación debe ayudarnos a responder a las mismas limitaciones de las energías renovables. Por ejemplo, la energía eólica y la energía solar dependen del viento y del sol, respectivamente, para capturar toda la energía y transformarla en electricidad. Cuando estos dos recursos no pueden generar energía, se necesitan otras fuentes de producción o alternativamente almacenar la energía producida en días previos, lo cual tampoco es sencillo.

Por lo general, los UPS son utilizados para proteger hardware como computadoras, servidores, centros de datos, equipo de telecomunicaciones u otros equipos eléctricos donde un corte eléctrico no previsto podría generar lesiones, serias interrupciones de los negocios o pérdida de datos. El almacenamiento de energía mediante baterías asociado al UPS suele dedicarse a la protección de la carga en caso de un fallo en el suministro eléctrico público, pero a menudo no se emplea durante el funcionamiento normal.

Cuando están conectadas a un UPS interactivo de red eléctrica, las baterías cumplen un doble propósito y se pueden maximizar para soportar los servicios de equilibrar la red eléctrica como regular la frecuencia cuando la red está presente, pero es inestable, o gestionar la demanda cuando las condiciones específicas del mercado favorecen la desconexión de la red eléctrica.

Al aplicar la innovación, la industria en general y Vertiv, como parte de esta, han sido capaces de desarrollar unidades de suministro ininterrumpido de energía inteligentes e interactivas con la red para ayudar a estabilizar las redes eléctricas, lo cual ha regulado los picos de oferta y demanda.

Gracias a estas innovaciones, los centros de datos actuales pueden ofrecer nuevas tecnologías para la transición de recursos de uso intensivo de energía a reservas de energía. Es fundamental para el futuro que jueguen un papel más activo en dar soporte a la red eléctrica y sean más inteligentes en su consumo energético.

Sin embargo, para que esto se vuelva realidad, dependerá no solo de la innovación, sino también de la legislación. Aquí también se están adoptando medidas positivas, ya que, en los últimos años, una gran cantidad de países han comenzado a abrir sus redes eléctricas y sistemas de generación de energía, lo cual ofrece nuevas oportunidades para que los consumidores y la industria participen en el mercado.

Todo se traducirá en la descarbonización de la energía y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sosteniblefijados por las Naciones Unidas, lo cual permitirá que los grandes centros de datos no solo consuman menos energía, sino que sean protagonistas en la viabilidad de las energías renovables y la sostenibilidad de nuestra industria.

Further Reading
HP invita a jóvenes a emprender socialmente

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close