10 principios para que las organizaciones avancen con éxito en su transformación digital

Aunque solemos diferenciarlos, la verdad es que el mundo actual homogeniza el funcionamiento de lo público y lo privado. De camino a la nueva normalidad, ambos sectores enfrentan un gran desafío: la necesidad de agilizar, aún más, su capacidad de gestión y su digitalización completa. Por esta razón, comparto unos puntos como reflexión para que las organizaciones aceleren su rumbo a la transformación digital con éxito.

1. Ver al ciudadano como consumidor:  Este es un principio de la empresa privada y puede ser una buena práctica del sector público. Es decir que una manera para que los gobiernos desarrollen más cercanía y mejor aceptación popular es pensar en el ciudadano como un consumidor del servicio público.  Al fin y al cabo, el ciudadano está acostumbrado a que las empresas desarrollen productos pensando en brindar la mejor experiencia para el usuario. Tanto a las empresas como a los gobiernos les corresponde cumplir con la creciente expectativa de velocidad, información, flexibilidad y transparencia para el consumidor.

2. Conocimiento total del ciudadano: Al igual que muchas empresas utilizan amplios recursos de marketing para investigar su base de clientes, el punto de partida de cualquier gobierno debe ser comprender mejor las cambiantes necesidades, comportamientos, intereses, valores y expectativas de sus ciudadanos. A empresas y gobiernos les concierne tener todo el conocimiento del usuario en su mundo real por los datos básicos, demográficos, de contacto y transacciones, así como también el de su perfil digital representado por su pensamiento, su voz en las redes sociales y sus interacciones con la institución desde los diversos canales.

3. Facilitar el uso de los servicios: Los ciudadanos de hoy esperan que los servicios públicos y los servicios privados sean personalizados y receptivos en todos los aspectos, con respuestas instantáneas, acortando procesos, facilitando las formas que toma llenar y entregando los productos en tiempos establecidos. Los gobiernos y las empresas que aún no lo han hecho deben reimaginar cómo se puede utilizar lo digital para mejorar la experiencia integral del usuario con sus servicios.

4. Optimizar el retorno de la inversión: Las tecnologías digitales crean oportunidades para explorar nuevos modelos de prestación de servicios, mejorar la gestión de los recursos a través de un gasto más inteligente y vincular el dinero invertido en programas y servicios a los resultados que producen para los ciudadanos, aumentando la responsabilidad y la confianza. Por ejemplo, la tecnología de blockchain puede ayudar a rastrear cómo se gasta el dinero en una institución o empresa.

5. Acelerar el tránsito a la nube: Al implementar una solución en la Nube, los gobiernos y las empresas tendrán la posibilidad de ejecutar procesos con mayor dinamismo, lograr mejoras en la productividad, intercambiar información y proyectos entre filiales, tener acceso remoto a documentos y archivos de forma más segura y reducir costos en inversión de infraestructura y equipos de cómputo. La nube de próxima generación ofrece nuevas capacidades autónomas, mayor seguridad, escalabilidad y grandes ventajas de rendimiento y costo.

6. Potencializar con tecnologías disruptivas: Es importante que los negocios y los gobiernos se apoyen en las tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial, la Realidad Virtual, la Realidad Aumentada, el blockchain y el Internet de las Cosas. Todas se han convertido en habilitadoras claves para el crecimiento y la innovación, facilitando nuevas formas de lograr un rendimiento consistentemente superior.

7. Formar las capacidades actuales en los jóvenes:  Las alianzas estratégicas con gobiernos y organizaciones para generar espacios y soluciones que impulsen el uso de la tecnología son fundamentales. Así, se podrá trabajar para cerrar brechas y generar oportunidades para que los jóvenes enfrenten los desafíos de la economía 4.0 y contribuyan a crear nuevas oportunidades de trabajo. De igual manera, es importante impulsar emprendimientos con el uso de tecnologías y soluciones digitales, especialmente aquellos donde las mujeres sean líderes y transformen sus vidas y su entorno a través de la innovación.

8. Integrar sus procesos: El uso de soluciones como de ERP (Enterprise Resource Planning) permiten modernizar operaciones clave como planeación financiera, contabilidad, compras, entre otras, que al funcionar de forma integrada y automatizada ayudan a las empresas y a los gobiernos a tener un mejor control financiero y control con sus proveedores.

9. Asegurar el Bienestar de los colaboradores: Tanto el Estado como los privados pueden emplear soluciones de Human Capital Management que permiten ser más ágiles, empáticos y enfocados en sus colaboradores con un control sano de los procesos.

Finalmente, el gran principio es:

10. Proteger la seguridad: La transformación digital -y su gran movimiento de datos- aumenta las vulnerabilidades ante ataques cibernéticos. Esto le exige a las empresas y a los gobiernos que tomen acciones para controlar los riesgos y proteger adecuadamente los datos de la población. Se requiere una cultura de seguridad corporativa que involucra a toda la organización y que contribuya con las buenas prácticas de los colaboradores. Esto sin detrimento de los compromisos del sector de IT en proporcionar productos que lleven mucha innovación en seguridad.

Further Reading
E-commerce: las tecnologías para adaptarse a las necesidades del consumidor

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Nestle
CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close