Tips para aprovechar la tecnología de forma sostenible durante el fin de año

La tecnología se ha convertido en parte de nuestras vidas, eso es un hecho. Pero es cierto que en estos tiempos hay que ser conscientes con el tema del cambio climático y tenemos que aprender a renovar, reciclar y desechar los equipos de manera sostenible.

Si los consumidores toman conciencia en sus decisiones de compra y tienen criterios más cuidadosos con el medio ambiente, las empresas de tecnología priorizarán la fabricación de sus productos bajo estos estándares demandados.

En esta época, aumenta el consumo de productos tecnológicos para los regalos de Navidad. Esto incentiva a muchas empresas que aprovechan esta coyuntura para lanzar sus últimos modelos de dispositivos. Softline Costa Rica, empresa experta en TI, comparte algunas recomendaciones para que se pueda usar la tecnología sin descuidar el medioambiente:

1. Cree un plan de depreciación tecnológica: aunque las campañas de marketing de los gran-des fabricantes te bombardeen, no se necesita cambiar el equipo cada 12 meses. Lo mejor es generar un plan de “depreciación” que permitirá saber si el celular comprado en 2020 puede servir otros 3 años más, sin exponerse a no tener actualizaciones de software. Lo mismo sucede con el mercado de las pantallas de televisión, cuando vemos cada 6 meses pequeños cambios de resolución que aumentan hasta en 35% el valor del modelo inmediatamente anterior, generando más consumo de tecnología, cuando ese aparato podría ser útil en casa hasta por 5 años más.

2. Evite caer en el consumismo: no se dejen tentar por lo que se ve en TikTok, Instagram, Facebook, Twitter u otras plataformas, en donde un montón de jóvenes “influencers” incentivan el consumo de marcas. En esos momentos donde se quiere actuar de forma impulsiva, debemos pensar en el incremento de millones de toneladas diarias de tecnología desechada y pregúntese si realmente necesita el producto en este momento.

3. Establezca un proceso de baja de tecnología: si en casa aplicamos un proceso de dar de baja la tecnología y somos conscientes de que el proceso de reciclaje tecnológico contribuye a la disminución de elaboración de nuevos moldes para tecnología, podríamos generar un impacto positivo en el medioambiente. Genere un plan de salida de pilas, focos, switches inteligentes, consolas, controles, consolas, video juegos, entre otros, que podrían tener un potencial uso a futuro.

4. Genere un plan de renovación tecnológica: luego de pasar por los 3 primeros puntos piense responsablemente en la fecha en que realmente necesitará una renovación de tecnología. Esto no significa que debe esperar 5 años para hacer una compra masiva de equipos, pues, así como hizo el plan de depreciación puede hacer el de adquisiciones. La recomendación es tener un inventario en casa con las fechas de adquisición y hacer un plan de renovación y dependiendo del bien tecnológico (sea este físico o software), hacer la ruta de vida y reemplazo. Esto servirá también como ejercicio financiero clave, para optimizar los recursos.

Further Reading
GBM celebra su 30 aniversario como una de las empresas líderes en tecnología e innovación en la región

5. Mida su huella de carbono: si se logra implementar los pasos anteriores seremos más consciente de lo que implica el consumo en términos de impacto ambiental y social. Además, sabremos cuánto gastamos en adquisición de tecnología y cuánta basura tecnológica gene-ramos. Calcule cuánto CO2 ahorró gracias a los pasos anteriores y podría estar seguro que aportó a construir un mejor planeta.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close