La tecnología quiere adaptarse al fenómeno Netflix

El ocio es un mercado que mueve grandes cantidades de dinero al año a nivel mundial y, además, es un sector que tiene importantes variaciones respecto de los gustos de los consumidores. El motivo de que estas variaciones sean cada vez más frecuentes radica en la velocidad a la que las nuevas tecnologías van ofreciendo nuevas posibilidades. Así, uno de los hitos de la última década en materia de entretenimiento ha sido la aparición y consolidación de las plataformas de streaming.

Un mercado con millones de clientes

Este producto permite que los suscriptores disfruten de series, películas y documentales de forma cómoda, en muchas ocasiones con material exclusivo y a precios bastante razonables, lo que ha provocado que su impacto en el mercado del ocio sea paradigmático (Netflix, sin ir más lejos, cuenta con más de 200 millones de suscriptores en el mundo).

Tal es potencial mercado, que la competencia entre dichas plataformas está tomando forma de guerra fratricida: HBO Max, Disney+ o Prime Video, por citar algunas, están apostando por aumentar el material exclusivo a través de convenios con diferentes productores o profesionales del cine. Mientras, Netflix, que no deja tampoco de lado esa estrategia, ha optado por ampliar la oferta y añadirá videojuegos a su catálogo en un breve periodo de tiempo.  

La necesaria actualización de los fabricantes

Los fabricantes de electrónica en general y gadgets en particular no pueden obviar la necesaria repercusión que esto tiene en sus productos, por lo que, en la fase de diseño, así como en su promoción, se recalca que lo que ofrecen puede facilitar o mejorar sensiblemente la experiencia del espectador cuando lo usa para disfrutar de su amada plataforma. Uno de los ejemplos más claros lo vimos hace unos pocos meses en este portal: Sony presentaba sus nuevos televisores con “Inteligencia Cognitiva”, que incluyen el modo Netflix Calibrated, el cual aproxima a una Experiencia IMAX sin salir del domicilio.  

Pero este no es el único caso. Incluso algunos artefactos que, pudiéramos pensar, no tienen una relación directa con este tipo de servicios, han querido incorporar la posibilidad de disfrutar de nuestras series preferidas en contextos insospechados. Es el caso de una pantalla para ducha, esperemos que impermeable, que no solo equipa un espejo con zoom y da la posibilidad de videollamadas (aunque tal vez no sea el momento adecuado para tenerlas, o tal vez sí), sino que permite ver Netflix mientras cuidamos de nuestra higiene diaria.   

Por lógica, los protagonistas de otras plataformas no ven con malos ojos estos avances para portales como Netflix, conocedores de que sus medios, cada vez con más éxito, serán los siguientes protagonistas de la adaptación de la tecnología. Pensemos, por ejemplo, en Twitch, un canal con cada vez más seguidores, habitualmente mediante dispositivos móviles, que espera su turno para que los seguidores tengan más facilidades en distintos dispositivos del hogar o de otros ámbitos. También muchos “streamers” van a poner pocas pegas a este fenómeno; el popular Mark Foresta, reconocido en ese campo por sus retransmisiones y perfeccionista en estos aspectos, será de los primeros en aplaudir este tipo de iniciativas.

Nuevas posibilidades por llegar

Y ya que hablamos de Twitch, cuyas retransmisiones tienen una notable repercusión, pasamos a otra adaptación que está por llegar: la de los videojuegos. Como decíamos anteriormente, Netflix tiene planes a corto plazo para incorporarlos como un servicio adicional. Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo va a ser y cuáles serán los títulos disponibles (en principio se habla de arcades sencillos, como los que predominaban en los años 90), pero está claro que el mercado de los accesorios (mandos de diversos tipos, altavoces, auriculares, etc.) abre otra posibilidad de negocio y una nueva actualización de la tecnología existente.  

Hemos puesto sólo algunos de los ejemplos visibles, pero las plataformas de streaming seguirán evolucionando, y los productos asociados a ellas deberán hacerlo también. Posibilidades como la Realidad Aumentada o la Realidad Virtual, por citar algunas, están a la vuelta de la esquina. Y los fabricantes deberán tener en cuenta los gustos y usos de sus potenciales clientes para adelantarse a la competencia. El mercado es demasiado jugoso como para dejarlo escapar.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close