Guatemaltecos apuestan por el comercio electrónico

La crisis sanitaria ha generado una creciente necesidad de comprar productos y servicios reduciendo el contacto físico, a través de transacciones automatizadas. Según el “Informe e-País: el comercio electrónico en Guatemala”, el mercado online ofrece excelentes perspectivas en el corto y mediano plazo en el país.

Es una gran oportunidad para que tanto las grandes empresas como los negocios locales incrementen su presencia en el canal digital, creando tiendas online a través de proveedores de hosting, optimizando su logística y potenciando su presencia en redes sociales.

Si bien las compras online en el país se concentran en los consumidores con mayores niveles de renta y acceso a tarjetas de crédito, la situación provocada por la pandemia ha impulsado a las empresas a flexibilizar sus formas de pago. La habilitación de transferencias bancarias o tarjetas de débito ha permitido incorporar un grupo de consumidores de ingresos medios pero cada vez más interesados en las compras online.

Antes de la crisis sanitaria la consultora Statista había previsto que el E-commerce en Guatemala creciera de los actuales 8,3 millones de usuarios a los 12,2 millones en 2024. Actualmente se estiman cifras mucho mayores, potenciadas por la transformación digital a nivel global y nacional, el incremento en la población joven y la necesidad de las empresas de reinventar su modelo de negocios. Especialistas estiman que el país podría convertirse en la principal potencia de comercio electrónico en Centroamérica.

Una característica de este mercado es que muchos consumidores guatemaltecos eligen comprar sus productos en sitios web estadounidenses o internacionales. Así, el 58% de los compradores online confía más en las páginas internacionales que en las nacionales. Este hecho no sólo atrae a diversas empresas extranjeras, sino que debería ser un incentivo para que los negocios locales refuercen su presencia online y trabajen sobre la confianza del público.

Guatemala ha presentado una de las mayores tasas de crecimiento en usuarios de internet de Centroamérica, acumulando casi un tercio de la población digital de toda la región. También hay una creciente disponibilidad de plataformas de delivery que han experimentado un desarrollo significativo de más del 30%.

Destaca la venta online de productos electrónicos, de moda y cuidado personal. A raíz de la pandemia se pueden añadir otros productos de primera necesidad como alimentos y bebidas, medicamentos y demás suministros básicos.

Asimismo, se están tomando medidas para disminuir la brecha digital y mejorar el acceso a Internet en todas las regiones, y así atender la creciente demanda de conectividad. También se está trabajando sobre legislaciones claras que regulen el eCommerce, a través de la llamada “Estrategia Nacional de Seguridad Cibernética”. Puede afirmarse que la realidad del país está cambiando paulatinamente para convertirse en un escenario óptimo para el comercio electrónico en la “nueva normalidad”.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close