Ministro de Salud de Cuba llama a solucionar los complejos problemas sanitarios que afectan a la totalidad de los países

Cuba. En la segunda jornada de la IV Convención Internacional Cuba Salud 2022, el titular de Salud de Cuba, Dr. José Ángel Portal Miranda ofreció una conferencia magistral bajo el título: El Sistema Nacional de Salud en Cuba. Retos y Desafíos en el contexto post covid-19.

En su intervención, el Dr. Portal Miranda hizo un llamado a resolver los complejos problemas sanitarios que afectan hoy a la totalidad de los países, destacando el rol que jugó el sistema de salud cubano en el enfrentamiento de la covid-19, una de las peores pandemias que ha enfrentado la humanidad.

“Aunque algunos gobiernos y organismos nacionales e internacionales han puesto la salud en su epicentro de atención, aún no se logran respuestas ante los desafíos sanitarios que asechan al planeta. Esas respuestas demandan el esfuerzo conjunto de todos, pues resulta tristemente paradójico que la salud haya sido declarada un derecho universal en la ONU, mientras millones de personas no tienen acceso a una atención segura y de calidad, ni cuenten con condiciones en su entorno que les garanticen una vida saludable”, agregó Portal Miranda.

Hizo un llamado a aprovechar el marco de esta feria para intercambiar en un profundo debate en la búsqueda de nuevas ideas para enfrentar el reto que tiene actualmente el mundo, reconociendo los graves problemas que ha causado la covid-19 en los sistemas de salud de los países, donde se ha presentado un escenario difícil que en tiempo récord ha obligado a aprender y buscar nuevas soluciones.

Durante su intervención elogió a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que este año arriba a su 120 aniversario, reconociendo el trabajo desarrollado y la importancia que tiene para concretar estrategias que conduzcan a la equidad en el acceso a la salud universal.

El Dr. Portal Miranda hizo un recuento sobre las bases fundacionales del sistema de salud en Cuba, basada en una medicina preventiva con servicios a nivel comunitario, lo cual es un sello distintivo de la salud pública cubana.

Destacó que con el triunfo de la revolución en 1959 se llevó a cabo un cambio radical, pues en ese momento la mortalidad infantil superaba los 60 por cada mil nacidos vivos, donde la esperanza de vida al nacer no superaba los 60 años y predominaban las enfermedades en la población. Desde los últimos 10 años se aprecia una mortalidad infantil entre cinco y seis por cada mil nacidos vivos.

Para el gobierno revolucionario la salud constituyó una prioridad, dando paso a un sistema nacional único y gratuito, con una profunda concepción solidaria y cobertura universal.

El país desde 1962 implementó un sistema nacional de vacunación, el cual alcanza una magnitud sin precedentes en la isla, dando paso a otros programas médicos que permitieron consolidar un sistema de salud altamente complejo y capaz de abarcar áreas estrategias de asistencia médica, docencia, ciencia, innovación e higiene y epidemiología.

Resaltó como una de las fortalezas del sistema de salud cubano el capital con que cuenta, su atención y entrega a los pacientes, con un sistema capaz de transformarse en dependencia del contexto y necesidades de la población.

Cuba cuenta con 450 policlínicos, 1 229 servicios estomatológicos, 11 263 consultorios, 150 hospitales, 152 hogares maternos, 300 casas de abuelos, 30 centros psicopedagógicos, 158 hogares de ancianos, 12 institutos de investigación y 44 centros de ciencia, tecnología e innovación.

En su intervención hizo especial énfasis en la covid-19 y las medidas que tuvo que tomar el país para mitigar esta mortal pandemia, reiterando que se asumió esta nueva enfermedad con total responsabilidad desde el primer momento, con las consecuencias derivadas del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba que afectó la compra de insumos, medicinas y lo necesario para combatir la pandemia.

“No obstante, nuestra misión fundamental era salvar vidas y la participación de todos los sectores y organismos permitieron desde el propio mes de enero de 2020 adoptar las medidas necesarias para minimizar los riesgos a la población tanto como fuera posible, por lo que aprobamos el Plan Nacional de Enfrentamiento a la Covid, desde un abordaje interdisciplinario e intersectorial que incluyó todos los niveles”, señaló.

Destacó el papel que jugaron las vacunas cubanas, Soberana 01, Soberana 02, Soberana Plus, Abdala y Mambisa, creadas por nuestros científicos y que demostraron una total eficacia.

En solo 16 meses se habían inmunizados el 90.2 porciento de la población y al cierre del año pasado en septiembre, el país acumulaba 44 142 270 dosis aplicadas. En edades pediátricas, de 2 a 18 años se han inmunizado el 98 porciento de la población.

Destacó la experiencia acumulada por el país en el enfrentamiento a la covid-19, lo cual es una garantía para no retroceder, aprender a lidiar con esta enfermedad y no detener el desarrollo del sistema de salud cubano.

Al finalizar enfatizó que la experiencia que se puede sacar de esta pandemia es la necesidad de priorizar los sistemas de salud de nuestros países.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe.

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close