Más de 428 millones de cigarrillos que se consumen en Guatemala son ilegales

Guatemala. Los cigarrillos ilegales y de contrabando están llegando cada vez más a Guatemala y los países de la región centroamericana, tomando posesión del mercado y siendo un riesgo inminente para la salud de los consumidores y, significando una pérdida importante para el fisco.

Cada año esta cifra ha ido en aumento, tomando en cuenta que en 2013 se estimaron 76.9 millones de unidades de cigarrillos ilegales y en 2020 esta cifra llegó a casi 422 millones de unidades vendidas.

En un reciente estudio de mercado realizado por la firma Total Research Network se dio a conocer que la cifra que ingresó al país incrementó a 428 millones de unidades de cigarrillos ilegales.

Este es un estudio que se realiza una vez al año, y en el país se desarrolló en el último trimestre del 2021, con el fin de visualizar el panorama de comercio ilegal de cigarrillos y cómo esta actividad ha evolucionado en Guatemala y el resto de países de la región centroamericana, determinando la incidencia de marcas del mercado ilegal y su respectiva participación, a través de la recolección de cajetillas de cigarrillos en calles y zonas públicas de forma proporcional en los principales departamentos de Guatemala.

Por otra parte, se ha determinado que en los últimos 3 años se ha presentado un importante incremento de contrabando de cigarrillos de origen coreano afectando principalmente a Guatemala, El Salvador y Costa Rica. Así, de la participación total de marcas ilegales, la manufactura coreana sobrepasa el 70% del consumo ilegal en Guatemala, por lo que representa aproximadamente 300 millones de unidades ilegales presentes en el país y el resto que suman aproximadamente 120 millones de unidades son de dudosa procedencia.

Con esta data, se puede determinar en este estudio que cada mes llegan a Guatemala, de manera ilícita, alrededor de 36 millones de unidades de cigarrillos a través del comercio ilegal.

Importante mencionar, y para el conocimiento de los consumidores, que estos cigarrillos que se venden en el mercado de forma ilícita carecen de los requerimientos necesarios que deben cumplir según reglamentaciones de etiquetado contenidas en el código de salud, como por ejemplo en el artículo 49 inciso A, se indica que es obligación de los fabricantes y anunciantes de cigarrillos advertir que el consumo es dañino para la salud, de forma visible, en español y con letra legible.

De esta forma, se hace un llamado a las autoridades y población guatemalteca que el consumo de estos productos que provienen del comercio ilegal carece de toda regulación de salud, protección al consumidor y cumplimiento de obligaciones fiscales, identificándose por tener un precio mínimo comparado con un producto que sí cumple con todas las regulaciones y requerimientos que solicita el código de salud y otras leyes del país.

El comercio ilegal es el principal detractor del desarrollo económico del país y con este aumento en el mercado de cigarrillos, departamentos como Suchitepéquez, Escuintla, San Marcos, Guatemala y Quetzaltenango son los más afectados provocando una distorsión en el mercado y siendo un riesgo para los consumidores, además de representar una fuente de financiamiento importante del crimen organizado.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Further Reading
Incentivos Forestales INAB como mecanismo financiero para el desarrollo forestal de Guatemala
Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close