Lanzan “Pasos sin compañía”: campaña sobre riesgos de la migración de niñez y adolescencia no acompañada en América latina

El desplazamiento en América Latina y el Caribe está impactando a decenas de miles de niños, niñas y adolescentes que, al dejar sus países sin compañía de una persona adulta responsable, se convierten en uno de los grupos más vulnerables expuestos a sufrir amenazas y violaciones a sus derechos. 

En el marco del Foro de Examen de la Migración Internacional (FEMI) y del Pacto Global para Refugiados, el Subgrupo Regional de Protección de Niñez en Acción Humanitaria, conformado por organizaciones humanitarias y de protección de la niñez, lanzan la campaña “Pasos Sin Compañía” que busca visibilizar los riesgos que enfrentan los niños, niñas y adolescentes que salen de su país sin una persona adulta responsable.      

La campaña tiene el objetivo de promover cambios que aseguren la protección y cumplimento de derechos de la niñez no acompañada, dar información a la población refugiada y migrante sobre los servicios de protección disponibles en los países de tránsito y acogida, y sensibilizar a las sociedades y tomadores de decisiones sobre las necesidades que tienen estas niñas, niños y adolescentes.

Ante la falta de protección en el trayecto, los niños, niñas y adolescentes enfrentan riesgos de explotación sexual, incluida la trata de personas con estos fines. Esto tiene consecuencias graves para su integridad mental y física.

Además, algunas niñas, niños y adolescentes que se movilizan a otros países sin compañía o separados de sus familias, enfrentan diversas condiciones adversas en sus alojamientos o albergues y no reciben atención médica, encuentran inseguridad y discriminación por ser de otros países y reciben maltratos psicológicos y físicos; vulnerando su protección y sus derechos.       

La campaña resalta que en la respuesta humanitaria debe ser prioritario trabajar para reducir la separación familiar, reunir a los niños, niñas y adolescentes con sus familiares y proporcionarles una atención provisional de calidad basada en la familia cuando sea necesario.   

La movilidad humana desde Centroamérica y México hacia los Estados Unidos es otro de los grandes fenómenos donde miles de niños, niñas y adolescentes han dejado su país sin una persona adulta a su cuidado, muchos de ellos en búsqueda de reunificarse con sus familias y de seguridad. En el año 2021, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés), reportó más de 160 mil niños, niñas y adolescentes provenientes de México y de tres países del norte de Centroamérica llegaron a los Estados Unidos en estas circunstancias. La problemática sigue latente, ya que en los dos primeros meses de 2022 la CBP informó que la cifra de niñas y niños y adolescentes alcanzó los 20,000.

El Subgrupo Regional de Protección de niñez en acción humanitaria está integrado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, Aldeas Infantiles, el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Plan International, RET Américas, Save the Children, Unicef, World Vision, Help Desk en Español del Área de Responsabilidad de Protección de la Niñez Global, HIAS, ECHO, ONU Mujeres e ICRC.  

Las organizaciones no gubernamentales desempeñan un papel importante en la protección de la niñez y adolescencia en contexto de movilidad humana no acompañada o separada, para que reciban atención y protección de manera oportuna, segura, adecuada, además de accesible según sus derechos e intereses superiores.

En el caso de Sudamérica la situación se complica más pues los sistemas de identificación de niñez no acompañada han mostrado limitaciones para llevar un registro actualizado del número real de niñez venezolana refugiada y migrante en esta situación.

El Foro de Examen de la Migración Internacional (FEMI) se celebra cada cuatro años al más alto nivel político para medir el progreso realizado frente a la implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, e identificar los retos persistentes y emergentes que dificultan la plena aplicación de este acuerdo.

Victoria Ward, Directora Regional para Save the Children en América Latina y el Caribe, resalta: “Es necesario elevar la creciente problemática migratoria que enfrentan los niños, niñas y adolescentes en América Latina, para promover cambios que aseguren su protección. Con Pasos Sin Compañía esperamos sensibilizar a los tomadores de decisión para que se garanticen los derechos de los niños y niñas que están cruzando fronteras solos, y los que son llevados a centros de detención con condiciones poco favorables”.

Veronica Zambrano, directora subregional de América del Sur de Plan International:

“Estudios en la región han mostrado que, en el caso de las niñas, una vez que están inmersas en la dinámica migratoria, están expuestas a diversas formas de explotación y abuso, como: la trata de personas y explotación sexual, el embarazo temprano y al matrimonio o uniones forzadas.   Por otro lado, los niños son utilizados para realizar trabajos forzosos o de naturaleza delictiva.  Con la campaña Pasos sin Compañía queremos visibilizar la dramática situación que viven las niñas y niños migrantes que se encuentran no acompañados o separados de sus familias, cuya protección también es responsabilidad de la sociedad y el Estado.”

Joao Diniz, Líder Regional de World Vision Latinoamérica y Caribe afirma: “Latinoamérica y el Caribe es un pasillo donde se desplazan millones de niños, niñas y adolescentes forzados a migrar por la pobreza, el hambre, la inseguridad y la falta de oportunidades en sus países. Millones lo hacen con sus padres, pero millones emprenden solos este peligroso viaje y son más vulnerables a la trata, el abuso y la explotación. Nuestra presencia en las comunidades más vulnerables busca garantizar protección, pero urge el compromiso de gobiernos, sociedad civil, empresas e individuos para impedir que las cicatrices del desarraigo se reabran con heridas de abuso y explotación”.

Jean Gough, UNICEF Directora Regional para América Latina y el Caribe: “Muchas niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad emprenden su viaje solos huyendo de la pobreza, en búsqueda de acceso a servicios básicos o para reunirse con su familia. En el camino corren el riesgo de estar expuestos a la trata, la explotación, el secuestro, la violencia e incluso la muerte. Debemos continuar aunando esfuerzos para abordar los riesgos persistentes para la niñez y adolescencia refugiada y migrante, principalmente quienes viajan solos, y garantizar su protección ante las violencias a las que se puedan ver expuestos”. 

Further Reading
Las mujeres que trabajan se enfrentan a niveles de agotamiento y estrés considerablemente altos, revela nuevo informe de Deloitte

Únete a la campaña Pasos Sin Compañía con la etiqueta: #PasosSinCompañía

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close