INAB promueve la reactivación de la Mesa Nacional de Restauración del paisaje forestal

Guatemala. Con el objeto de lograr las metas de restauración del paisaje forestal, el Instituto Nacional de Bosques (INAB) promovió la reactivación de la Mesa de Restauración del Paisaje Forestal de Guatemala y el desarrollo del Plan Quinquenal 2023 – 2027 de la Estrategia Nacional de Restauración del Paisaje Forestal. Lo anterior con el apoyo de Rainforest Alliance; la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza); y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el objetivo de establecer metas a mediano plazo con el fin de avanzar como país en la Restauración del Paisaje Forestal y su contribución a otros instrumentos de planificación como el Plan de Acción Climático, PANCC, la contribución Nacional Determinada, NDC y los objetivos de desarrollo del milenio.

La Mesa de Restauración del Paisaje Forestal de Guatemala se creó en el año 2012 derivado del compromiso de restaurar las tierras forestales deterioradas en el marco del Desafío de Bonn impulsado por el INAB y la UICN, y es un órgano de coordinación técnica interinstitucional, compuesta por distintos sectores de la sociedad civil, el sector privado, la academia y las comunidades. La Mesa es una plataforma de diálogo que busca implementar la Estrategia Nacional de Restauración del Paisaje Forestal (ENRPF) en el marco de un proceso participativo y representativo que garantice el éxito de los objetivos de la restauración, devolviendo a los ecosistemas la capacidad de producir bienes y servicios para el desarrollo de las comunidades.

Como parte del Desafío Bonn Guatemala asumió el reto de restaurar 1.2 millones de hectáreas para el año 2030, sumándose al esfuerzo mundial para la restauración de 150 millones de hectáreas en tierras degradadas y deforestadas para 2020, y 350 millones de hectáreas para el 2030. Todo ello, además, ayuda a cumplir los compromisos ratificados por Guatemala como: el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la Desertificación y la Sequía (CNULD). La ENRPF está alineada con los objetivos de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica y permitirá tener avances categóricos hacia el alcance de las metas nacionales de diversidad biológica y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Como INAB, estamos comprometidos en apoyar la implementación de acciones para la conservación, protección y restauración de tierras deforestadas y degradadas. Es por ello que nos complace la reactivación de la Mesa Nacional de Restauración; y en virtud de la “Declaración de las Naciones Unidas de la Década de la Restauración”, reiteramos nuestro compromiso por el desarrollo forestal de Guatemala con Más bosques Más vida”, indicó el Ing. Rony Granados, gerente del INAB.

Durante la reunión de la Mesa, se presentó el Barómetro de la Restauración, el cual fue ejecutado por la UICN y financiado por la Iniciativa Internacional para el Clima (IKI) del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMUV). El Barómetro es un marco sistemático de aplicación universal que tiene por objetivo identificar, evaluar y monitorear las acciones y los resultados de actividades de restauración en bosques y ecosistemas. Diseñado originalmente para dar seguimiento exclusivamente a los compromisos del Desafío de Bonn, el Barómetro de la Restauración es ahora un marco flexible que ayuda a las partes comprometidas, de diferentes sectores, para registrar y reportar en forma simplificada los avances de acciones y compromisos de restauración, incluyendo aquellos definidos en los marcos nacionales e internacionales complementarios como la Década de la Restauración de Ecosistemas.

En Guatemala, la aplicación del Barómetro se hizo en conjunto con el INAB y la Mesa Nacional de Restauración de Paisaje Forestal. Este ejercicio permitió identificar 379,192 ha de tierras restauradas, con una inversión anual promedio de Q.307 millones invertidos por el INAB mediante los programas PINPEP, PROBOSQUE y PINFOR entre 2011 y 2020. No menos importante es la creación de empleo asociada a la restauración, la cual se estima en unos 184,049 empleos equivalente a tiempo completo, lo que permite dimensionar el aporte de la restauración a la reactivación económica del país. Durante la presentación, Tony Nello, Experto temático en economía ambiental y desarrollo de la UICN, socializó con la Mesa Nacional de Restauración de Paisaje Forestal el proceso de ingreso de la información a la plataforma de reporte del Barómetro de la Restauración. “El Barómetro le permitirá al país informar sobre los avances y posicionar los esfuerzos nacionales de restauración al nivel internacional”, recalcó en su presentación.

Further Reading
Ebrard reafirma que es un «grave error excluir de Cumbre de las Américas a países»

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close