El INAB genera más de 12 mil empleos a través de los incentivos forestales

Guatemala. El Instituto Nacional de Bosques (INAB) en coordinación con el Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN) realizó el 5to desembolso de incentivos forestales PINPEP Y PROBOSQUE del año 2022, estos contribuyen a la recuperación, manejo de bosques y al bienestar de los guatemaltecos. Con este último pago se incentivó el establecimiento, mantenimiento y manejo sostenible de 4,940 proyectos, equivalentes a 28,324.29 hectáreas, inyectando a la economía local un total de Q. 64,999,825.27. Lo anterior benefició a 5,886 familias, generando 2,607 empleos en el área rural.

En lo que va del año se han incentivado un total de 21,679 proyectos PINPEP y PROBOSQUE, en los que el Estado de Guatemala ha invertido 304,833,655.84 equivalentes a 154,657.55 hectáreas de bosque bajo manejo.  Con ello el INAB ha apoyado al directa e indirectamente a 31,779 beneficiarios, generando 3,303,129 de jornales generados, equivalentes a 12,234 empleos en el área rural.

La acreditación de los fondos correspondientes la realiza directamente el MINFIN a las cuentas bancarias de cada beneficiario, previa certificación emitida por el INAB, que indica que se cumplió con los compromisos adquiridos por los usuarios para la recuperación, protección y manejo de los bosques.   

“Del total de proyectos pagados durante el año, el 61% pertenecen a propietarios hombres, el 33% a mujeres y el 6% a proyectos colectivos. De los proyectos incentivados 11,863 se encuentran ubicados en municipios con vulnerabilidad en la seguridad alimentaria y nutricional; 6,859 proyectos incentivados en municipios del Corredor Seco; y 16,038 proyectos incentivados en municipios con pobreza y pobreza extrema”, resaltó el Ing. Rony Granados, gerente del INAB.

Con los 5 pagos realizados se han favorecido principalmente a poseedores y/o propietarios individuales, empresas forestales y proyectos municipales. Entre los departamentos con mayor cantidad de proyectos incentivados se encuentran: Petén, Baja Verapaz, Huehuetenango y Alta Verapaz.

“Los incentivos forestales llegan a fortalecer la economía guatemalteca. Con los pagos de este año se ha evitado la deforestación de 143,733.64 hectáreas de bosque natural bajo manejo de protección y producción. Además 8.43 millones de toneladas de carbono se fijaron en el área bajo manejo con incentivos (59.6 ton/ha). Mientras que 1,277 proyectos fueron incentivados dentro de áreas protegidas”, finalizó Granados.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Further Reading
INAB resalta la importancia de los trópicos para el bienestar de los ecosistemas de Guatemala
Nestle
CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close