Concesiones Forestales de Petén, logran significativos resultados en su labor de prevención y combate de incendios forestales

Guatemala, Petén.  Con la firma del Acuerdo de París, negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP21), Guatemala se comprometió a ser parte del esfuerzo mundial para detener el aumento de la temperatura global. La deforestación y degradación de los bosques generan cerca de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero en Guatemala, por ello, la labor que realizan los comunitarios de las Asociación de Comunidades Forestales -ACOFOP- en Peten, es indispensable para que el país pueda cumplir con las metas globales; debido a que el modelo de forestería comunitaria no solo es responsable de la conservación del 70% de la Reserva de la Biósfera Maya, sino que también contribuye, en sus áreas de acción, al rescate de especies en peligro de extinción, la reducción del índice de deforestación y en el control y manejo de incendios forestales.

En el tema de los incendios forestales la Asociación de Comunidades Forestales de Peten -ACOFOP- ha logrado destacados resultados. Y es que cientos de hectáreas de bosque arden en Peten todos los años debido a incendios forestales iniciados para despejar tierras y emprender actividades que ponen en peligro la Selva Maya.  Sin embargo, gracias al trabajo de monitoreo y control que realizan las comunidades ubicadas en las áreas concesionadas se ha logrado declarar a las zonas que cuidan libres de incendios.

¿Cómo logran las áreas concesionadas prevenir los incendios?

La RBM es el hogar de varias especies en peligro de extinción o poco comunes, entre ellas el jaguar, el tapir y la guacamaya roja, así como un conjunto de sitios arqueológicos de renombre mundial. La Reserva de la Biósfera Maya (RBM) forma parte de una de las mayores extensiones de bosque tropical, generando beneficios ecosistémicos significativos, incluyendo la misma mitigación del cambio climático.

Aunque se reportan incendios forestales de forma generalizada en Peten, es importante diferenciar y conocer qué es lo que sucede en las áreas que se encuentran bajo la administración de las concesiones forestales y qué estrategia han implementado las comunidades para enfrentar el riesgo de los incendios, aclara Erick Cuellar Subdirector Técnico de ACOFOP.

Actualmente, organizaciones comunitarias, que pertenecen a la Asociación de Comunidades Forestales de Petén, ACOFOP tienen bajo su responsabilidad 398,300 hectáreas de bosque de la zona de usos múltiples en la Reserva de la Biósfera Maya (RBM). En conjunto, ACOFOP y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) implementan un modelo de manejo integral del bosque, aprovechando sosteniblemente los recursos naturales que albergan las áreas bajo concesión.

A nivel territorial existen diferentes niveles de organización, que permite la definición de roles para garantizar una Gobernanza Forestal Comunitaria exitosa, que se traduce en medios de vida sostenibles, menos incendios forestales y más conservación.

Y es por ello que las concesiones forestales comunitarias han logrado significativos resultados en su labor de prevención y combate de incendios forestales. El registro de los puntos de calor detectados en Petén a lo largo de los años muestra que menos del 1% de los incendios que afectan la Reserva de la Biosfera Maya ocurren en las áreas concesionadas

“Se hace una inversión anual de más de Q3 millones, con los cuales se realizan más de 1,000 misiones de control y vigilancia. Asimismo, la Red de Monitoreo Comunitario da mantenimiento a más de 500 kilómetros de brechas cortafuego. Se combina tecnología de punta como drones, sistemas de localización geográfica (GPS) e información satelital con mecanismos de control y vigilancia territorial para luchar contra los fuegos forestales. Se efectúan campañas de concientización en las comunidades con mensajes que refuerzan la relación de sostenibilidad que existe entre las comunidades concesionadas y los bosques con el lema El bosque da vida, el fuego lo mata”.  Esta campaña se logra con el apoyo y la asesoría del Programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG), una iniciativa financiada por la Agencia de Desarrollo Internacional (USAID), liderada por Rainforest Alliance explica Erick Cuellar, Subdirector Técnico de ACOFOP.

Estudio confirma efectividad para prevenir y controlar incendios en áreas concesionadas

De acuerdo con el estudio Evaluando la efectividad del Control y Prevención de Incendios Forestales en la Reserva de la Biósfera Maya realizado por el Programa Regional de Investigación sobre Desarrollo y Medio Ambiente, PRISMA en el 2017, refiere que las organizaciones que manejan las concesiones comunitarias de Petén lograron mayor efectividad en la prevención y control de incendios en zonas forestales, por encima de los resultados alcanzados en las áreas protegidas estrictas. Estos hallazgos demuestran que los esfuerzos de coordinación de las comunidades concesionarias por prevenir, monitorear y controlar incendios en sus territorios les ha permitido realizar acciones más efectivas en el combate de los incendios forestales.

Este estudio documentó una cantidad de ejemplos de colaboraciones intercomunitarias, tales como patrullas rotatorias para las fronteras comunes entre concesiones, así como la puesta en común de recursos y la coordinación de información sobre las amenazas. ACOFOP tiene un rol permanente como plataforma para facilitar estas colaboraciones, y a la vez invierte recursos adicionales a los de las comunidades para estas actividades.

Las comunidades destinan recursos significativos para realizar misiones de control y vigilancia en esas áreas. Por ejemplo, el despliegue de recursos comunitarios en el Corredor Biológico Mirador-Laguna del Tigre se hizo para proteger la frontera forestal occidental, mientras que ACOFOP reunió actores gubernamentales y no gubernamentales en Belice para apoyar la prevención y el control de incendios en la zona Este. Unidas, todas estas acciones conforman un amplio escudo geográfico que protege efectivamente sitios arqueológicos claves en el norte de la RBM, como el Parque Nacional El Mirador.

La relación entre las concesiones comunitarias y las autoridades gubernamentales, en particular el CONAP, es también un aspecto esencial dentro del éxito de la gobernanza comunitaria en la RBM. Asimismo, se trabaja en conjunto con otras entidades tales como: Gobernación Departamental de Petén Conred, Ejército de Guatemala, Instituto Nacional de Bosques -INAB-, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación – MAGA- y Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -MARN. Asimismo, se tiene el acompañamiento del Programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG), una iniciativa financiada por la Agencia de Desarrollo Internacional (USAID), liderada por Rainforest Alliance.

El estudio referido concluye que, las organizaciones que conforman ACOFOP han demostrado una gran capacidad y efectividad para enfrentar amenazas como los incendios forestales, reflejando una estructura organizacional robusta y un fuerte compromiso para la conservación a largo plazo de los bosques del Petén.

Further Reading
Lanzan segundo concurso regional de ideas para impulsar la recuperación verde en América Central y República Dominicana

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close