La Ley Modelo de sistemas comunitarios de agua y saneamiento del PARLATINO, ahora disponible en cuatro idiomas

0
549

Instituto de Gastroenterologa

México y la FAO entregan traducciones y ejemplares de dicha Ley Modelo en español, inglés, francés y portugués, durante un acto de alto nivel celebrado en la sede del Parlamento Latinoamericano y Caribeño.

Panamá. Los sistemas comunitarios de agua y saneamiento (SCAS) constituyen valiosas formas de organización en torno a la administración del agua y garantizan el acceso al recurso a una buena parte de la población de América Latina y el Caribe, especialmente a aquella que vive en las comunidades rurales y en situación de pobreza.

Desde febrero de este año, las comunidades más vulnerables de la región cuentan con un instrumento para exigir la garantía de su derecho humano al agua y al saneamiento, en el que se reconoce y fortalece la gestión equitativa y sostenible del recurso hídrico: la Ley Modelo de SCAS del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO). 

“Los temas de agua y saneamiento son prioritarios; cualquier tema que gire en torno a las necesidades básicas de las personas lo es. Es importante seguir impulsando esta Ley Modelo”, dijo el Diputado Elías Castillo, secretario ejecutivo del PARLATINO, al dar la bienvenida a una comitiva integrada por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), acompañadas por la Embajada de México en Panamá, a la sede del PARLATINO.

Con el objetivo de dar mayor visibilidad a la Ley Modelo de SCAS, y para contribuir a acelerar su efecto multiplicador y posicionar los temas de gestión comunitaria del agua y saneamiento en las agendas legislativas de la región y el mundo, AMEXCID y FAO, entregaron al PARLATINO la traducción de la Ley Modelo, de su versión original en español a los idiomas inglés, francés y portugués. 

“Esta Ley Modelo es resultado de un esfuerzo conjunto de varias instituciones; refleja la experiencia que tiene México en temas de agua y el excelente acompañamiento técnico y en el diálogo político que ha brindado la FAO. Hemos trabajado muy bien juntos.”, mencionó la actuaria Gloria Sandoval, directora general de la AMEXCID, en representación de la directora ejecutiva de la Agencia, la Dra. Laura Elena Carrillo, durante el acto de entrega de las traducciones.

La Ley Modelo de SCAS, además, fue diagramada y entregada al PARLATINO en formato digital con el objetivo de que se suba y se haga pública en las plataformas digitales del parlamento; así mismo, se hizo entrega de algunos ejemplares impresos en los cuatro idiomas.

“La visión de la FAO es hacer las cosas a través de una política o un programa, para que sean soluciones sustentables a largo plazo. No sólo hay que subsidiar, sino que hay que proveer herramientas a las personas para poder garantizar sus derechos; por eso esta Ley Modelo es tan relevante”, comentó Israel Ríos, Oficial Regional de Nutrición de la FAO, en representación del Sr. Adoniram Sanches, Coordinador Subregional de la FAO para Mesoamérica. Ríos también destacó la importancia de comprender que el derecho humano a agua y saneamiento está estrictamente vinculado al derecho a la alimentación adecuada, especialmente cuando se habla de tener agua potable disponible para consumo humano.

La AMEXCID y la FAO implementan conjuntamente el programa “Mesoamérica sin Hambre AMEXCID-FAO” desde 2015, y fue justo en el marco de este Programa que se impulsó el proceso y aprobación en el PARLATINO de la Ley Modelo de SCAS, así como se ha hecho con otras anteriormente, como la de agricultura familiar y pesca artesanal, por mencionar algunas. 

“Soy un ferviente admirador de este programa conjunto de la AMEXCID y la FAO, que implementa acciones para fortalecer la seguridad alimentaria y la agricultura familiar. Las acciones de ‘Mesoamérica sin Hambre AMEXCID-FAO’ son definidas y decididas, por su concreción y por la participación de distintas instituciones involucradas”, concluyó el Embajador de México en Panamá, S.E. Luis Manuel López Moreno.

Antecedentes:

Los trabajos respecto a la Ley Modelo de SCAS comenzaron el 10 de junio del 2020, con la presentación de la propuesta por parte del Frente Parlamentario contra el Hambre de México, AMEXCID, la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, en estrecha coordinación con la FAO a través del programa “Mesoamérica sin Hambre AMEXCID-FAO”.

En el marco del diálogo político que impulsa el programa “Mesoamérica sin Hambre AMEXCID-FAO”, las instituciones involucradas sometieron la propuesta a distintas comisiones del PARLATINO —Servicios Públicos, Salud, Medio Ambiente, Agricultura y Pueblos Indígenas, afrodescendientes y otras etnias—, mismas que determinaron la pertinencia del tema y la conformación de un grupo de trabajo que le daría seguimiento parlamentario.

La Junta Directiva del PARLATINO sesionó el 11 de febrero de 2021 para tratar proyectos regionales de carácter social. Los parlamentarios aprobaron 11 Leyes Modelo consideradas prioritarias para la agenda regional ante la pandemia por COVID19, entre ellas, la Ley Modelo de SCAS, siendo que el agua es un recurso crucial en las prácticas para la prevención de enfermedades.

Este ejercicio interinstitucional, fruto de la unión latinoamericana, es una Ley Modelo de importancia histórica y un instrumento jurídico de referencia, no solo para la región si no internacionalmente, pues otros parlamentos del mundo podrían tomarla como base para sus legislaciones y replicarla. Constituye un punto de partida de alto nivel, tanto para la formulación de normas como para el control y la fiscalización que deben ejercer los parlamentarios en la materia.

Más sobre el contenido de la Ley Modelo de SCAS

Esta Ley Modelo permite reconocer oficialmente los SCAS y ayudar a su gestión eficiente por parte de las comunidades, estableciendo reglas para su operación; devela la posibilidad de que las comunidades sean responsables del servicio de agua potable local y de garantizar el recurso a sus miembros.

En su planteamiento, la Ley Modelo incluye el reconocimiento al derecho de los pueblos y las comunidades indígenas y equiparables sobre las aguas de los territorios que habitan, y fomenta la participación responsable, informada y organizada de la sociedad para garantizar la disponibilidad y calidad del agua, en el presente y para las generaciones futuras.

Además de fortalecer las políticas públicas y los marcos regulatorios de los países de la región para garantizar el acceso al agua y al saneamiento en los territorios más rezagados, la Ley Modelo impulsa y promueve la implementación de acciones para el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades para la gestión sostenible del agua y los propios SCAS, el mejoramiento de la infraestructura de los sistemas que administran y el intercambio de experiencias en torno a la cultura del agua.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo Extrahotelero Palmares


Hard Rock Hoteles


INOR

Leave a reply


Banco Ficosah


Heberprot