FAO: “Cooperativas y organizaciones de MIPYMES, claves en la transformación de los sistemas alimentarios”

0
431

Instituto de Gastroenterologa

Las cooperativas y organizaciones de MIPYMES son, con mucho, el sistema económico más grande del mundo, medido en términos de empleo, medios de vida, impacto planetario.

Panamá. En el marco del Día Internacional de las Cooperativas, la FAO ha reiterado el reconocimiento al papel crucial de las cooperativas y las organizaciones de productores, inclusivas y eficientes, en el apoyo de los pequeños agricultores y los grupos vulnerables como los jóvenes y las mujeres, y en el relevante papel en la respuesta y recuperación a la crisis por COVID19, manteniéndose dinámicas en su propuesta de “reconstruir mejor juntos”.

“Las cooperativas y organizaciones de productores ayudan al pequeño productor económica y socialmente, generando fuentes de trabajo sostenibles en zonas rurales a través de modelos de negocio resistentes a los impactos económicos y ambientales”, comentó el Oficial de Comercio y Sistemas Agroalimentarios de la FAO, Pablo Rabczuk. 

El funcionario de FAO explicó que para ser plenamente productivos, los pequeños agricultores, pescadores, ganaderos y silvicultores en los países en desarrollo necesitan servicios, que a menudo no están disponibles en las zonas rurales; y son precisamente las cooperativas y organizaciones de productores quienes proporcionan esos servicios como el acceso y la gestión de los recursos naturales; el acceso a los mercados para los bienes intermedios y para la venta de la producción; acceso a la información y al conocimiento; y la participación en los procesos de toma de decisión.

Datos recientes registran que más del 12% de la población mundial es cooperativista de alguna de los 3 millones de cooperativas del planeta que generan unos ingresos de aproximadamente 2,14 billones de dólares, al mismo tiempo que suministran los servicios y las infraestructuras que la sociedad necesita para prosperar. Y alrededor de 280 millones de personas están empleadas en cooperativas a nivel mundial, en distintos sectores: productivos, vivienda, ahorro y crédito.

Así como con las cooperativas, la FAO ha venido realizando un importante trabajo con las Micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME), considerando el importante rol que desempeñan en la transformación de los sistemas agroalimentarios, particularmente en América Latina y el Caribe, siendo que en esta región las MIPYME constituyen el 99% de total de las empresas y generan el 67% del total del empleo.

Fuentes oficiales muestran que las pequeñas y medianas empresas representan más del 90% de las empresas del sector agroalimentario, crean la mitad del valor económico, proporcionando más de la mitad de los puestos de trabajo del sector y producen más de la mitad de los alimentos consumidos. 

“A pesar de la crisis de la COVID-19, el sistema alimentario no se rompió gracias a que cooperativas y las organizaciones de pymes del sector pusieron el hombro y abastecieron los mercados, pero aun así hasta 2,7 millones de empresas formales y empresas pequeñas se vieron fuertemente afectadas. Y se perdieron 8,5 millones de puestos de trabajo”, señaló Rabczuk.

Para la FAO, forjar un mejor sistema alimentario requiere tomar en cuenta el rol y el impacto potencial de estas organizaciones, particularmente en zonas rurales. Sus voces y su ejemplo deben estar en el centro de las futuras decisiones comerciales y políticas. 

Por lo que, partiendo de esto, la FAO ha hecho un compromiso de apoyar esta transformación en articulación con todos los sectores, gobiernos, públicos y privados y con socios regionales estratégicos, como el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Centro Regional de Promoción de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENPROMYPE), la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC), la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), para generar las condiciones necesarias para un sistema alimentario más saludable, equitativo y sostenible, generando recuperación con transformación, para que así podamos llegar a una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una mejor vida.

Apoyos de FAO a las cooperativas  

La FAO se encuentra trabajando con cooperativas y organizaciones de productores en acciones para:

Promover el desarrollo de las capacidades de los productores a nivel técnico, organizativo, de dirección y comercial, su capacidad para una inclusión igualitaria a mercados, así como la integración en las cadenas de valor y redes.

Impulsar el desarrollo y acceso a innovaciones sociales o tecnológicas que fortalezcan su resiliencia y capacidad de adaptación a efectos externos, manteniendo dinámicos sus sistemas productivos y de comercialización.

Compartir conocimientos a través de publicaciones, módulos de aprendizaje y buenas prácticas.

Apoyar la creación de un entorno propicio, ayudando a los Estados miembros en el desarrollo de un marco regulatorio y jurídico adecuado, un clima favorable para la inversión y un marco de consulta para los diálogos políticos que permitan la participación activa de las cooperativas y organizaciones de productores; y

Permitir su participación efectiva en los procesos de diálogo sobre políticas para defender las necesidades de sus miembros y que su voz sea escuchada a nivel regional, nacional y global.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo Extrahotelero Palmares


Meli Hotels International Cuba


Unete

Leave a reply


Renace


Servicios Mdicos Cubanos