Discurso del Presidente Alejandro Giammattei en la presentación del Informe General de la República 2020

0
926

Industria Molinera S.A.

Guatemala. Estimados conciudadanos, hoy hace un año que tomé posesión como Presidente Constitucional de la República de Guatemala. Hace un año nada hacía presagiar todo lo que íbamos a vivir como humanidad. Nada hacía pensar todo lo que las circunstancias nos harían crecer como guatemaltecos, porque teníamos muchos retos por delante, pero no fueron estos los que finalmente nos detuvieron, los que coparon las portadas de los periódicos.

Retos como una institucionalidad deteriorada, una Guatemala a la espera de cambios y mejoras sustanciales, problemas estructurales que aquejaban a nuestro país por décadas quedaron en pausa mientras debíamos luchar contra esta pandemia para salvar a nuestra población.

Hoy somos más fuertes que nunca, hoy estamos más unidos y somos mucho más capaces que hace un año, por eso hagamos algo, tomemos todo lo pendiente, tomemos todo aquello que pusimos en pausa y miremos hacia adelante, miremos a la Guatemala que queremos, busquemos las oportunidades que apartamos, luchemos por los proyectos que necesitamos.

Hoy es un día para determinar la ruta que hemos emprendido, la ruta de expectativas y esperanzas de millones de guatemaltecos, la Guatemala que viene tiene a la generación más preparada de guatemaltecos, a la generación que superó lo insuperable, a la generación que enfrentó el mayor de los enemigos y resistió, y sé que saldrá adelante.

La Guatemala que viene tiene mucho por hacer: nuevos proyectos y retos que nos van a acercar de forma definitiva al país que todos merecemos.

Cuando empezamos el gobierno teníamos como meta que en cuatro años íbamos construir cuatro hospitales nuevos. A pesar de todas las limitaciones, solo en el primer año cumplimos y superamos esa meta, construimos cinco hospitales, de los cuales dos serán temporales, y habilitamos uno que estaba sin uso. Dimos el máximo en un sistema de salud abandonado, cuando la sociedad más lo necesitaba.

Este año iniciaremos la construcción de nuevos hospitales en Amatitlán, Chimaltenango, Coatepeque y Cobán. Vamos a seguir mejorando y ampliando los hospitales ya existentes, así como los centros y puestos de salud, de esta forma ampliaremos la cobertura de atención en salud para la población en todos los niveles.

Las medidas contra el COVID forzosamente debían tener un impacto a corto plazo en la economía, por eso elaboramos un plan de choque, pusimos en marcha 10 programas sociales y económicos para atenuar los efectos derivados de las medidas adoptadas. Nunca se habían establecido en tan corto tiempo programas sociales de tan amplio alcance, complejidad y de manera simultánea, como los del 2020.

El Programa Bono Familia benefició a 2 millones 790 mil 668 hogares en el año. El Bono de Protección del Empleo apoyó a más de 190 mil trabajadores que vieron sus contrataciones suspendidas por la pandemia. 200 mil kits Juntos Saldremos Adelante entregados a las familias más vulnerables y elaborados en tiempo récord con donaciones de alimentos y el trabajo de miles de voluntarios.

En el Gobierno fuimos evaluando cada día, cada momento y nos poníamos al día en todo lo que se hacía en el mundo para enfrentar la situación, reaccionamos a tiempo, fuimos directos a donde más hacía falta, pero los números no me hacen olvidar lo que perdimos, y más importante aún… a los que perdimos, ellos siguen siendo nuestro motor y obligación permanente por hacer mejor las cosas. Los guatemaltecos nos entregamos, lo dimos todo por nuestro país durante meses y hemos sido un ejemplo.

Nuestros cuerpos médicos, enfermeros, laboratoristas, terapistas respiratorios, al igual que bomberos, policías y soldados han demostrado su compromiso con todos nosotros. Estoy orgulloso de ellos.

Valió la pena quedarnos en casa. Valió la pena detenernos un poco. Valió la pena tomar medidas drásticas y rápidas. Gracias a eso mejoramos la curva, mejoramos las cifras y hoy ya participamos en un proyecto mundial (COVAX) que va a garantizar que los guatemaltecos en riesgo se vacunen y estamos viendo con varias farmacéuticas contar con la suficiente cantidad para todos los guatemaltecos.

Pero resistir a la pandemia no era suficiente, debíamos regresar a la normalidad cuanto antes, teníamos que poner la máquina de nuestro país en marcha de nuevo; lo hicimos con decisión y hoy los resultados se notan: nuestro país es uno de los menos afectados por la recesión mundial. Según Banguat, Guatemala caerá menos que el promedio de Centroamérica y mucho menos que el promedio de América Latina, con alrededor de un -1.5 por ciento del crecimiento en el PIB. Esto es porque hemos sostenido nuestra estabilidad macroeconómica. Esto es por el prudente manejo fiscal. En 2021 esperamos una recuperación de alrededor de 3.5 por ciento de crecimiento del PIB.

Hace un año definí tres motores del desarrollo económico para Guatemala: las exportaciones, la inversión y las Mipyme.

Con todas las complicaciones hemos hecho nuestro trabajo: la recaudación fiscal este año 2020 alcanzó la cifra de 60 mil 240 millones de quetzales, lo que representa un 94.15 por ciento del objetivo planteado, 5.85 por ciento menos de la meta de recaudación, lo cual representa una cifra mucho mejor que en el resto de América Latina, que se situó en promedio en un 87.5 por ciento.

Mejoramos el índice de solvencia del sistema bancario y de las aseguradoras.

En cuanto a nuestra infraestructura vial dimos nuestro mayor esfuerzo: ampliamos la red vial del país en 545.84 kilómetros, superamos lo realizado en 2019, aun con la pandemia.

Vamos a continuar con inversiones estratégicas en materia de conectividad vial tanto en el interior del país como en el área metropolitana. Vamos a arrancar la construcción del puente de Belice II. Iniciaremos la construcción el anillo vial C-50, que circunvalará el área metropolitana y conectará las carreteras del Pacífico y del Atlántico sin pasar por la ciudad de Guatemala en esta primera fase. Ejecutaremos las ampliaciones a carreteras CA-9 Norte y Sur, el paso a desnivel en San Lucas Sacatepéquez. Finalizaremos la Franja Transversal del Norte, que por tantos años estuvo olvidada, entre otros importantes proyectos. Ampliaremos el muelle principal del Puerto Santo Tomás de Castilla en Puerto Barrios para contar con un puerto más competitivo. Vamos a rehabilitar el Aeropuerto de Carga en Puerto San José, Escuintla. Con todo esto, vamos a mejorar la competitividad del comercio exterior de Guatemala.

La reactivación económica ya muestra resultados: hemos generado más de 10 mil empleos directos a nivel nacional, esto beneficia a 50 mil personas de las comunidades y comercios cercanos. Nuestra apuesta por las energías renovables no se ha detenido. Hoy alcanza el 70.3 por ciento de la energía total generada en el país. Y este 2021 vamos a continuar trabajando hasta alcanzar una cobertura del 90 por ciento de la población con servicio eléctrico domiciliar. Logramos incrementar el subsidio de la tarifa social a mil 159.3 millones de quetzales, un incremento de 366 millones de quetzales con respecto al 2019, lo que representa un 32 por ciento más de beneficiados.

Hemos apoyado la actividad productiva con Q500 millones dirigidos al crecimiento y desarrollo empresarial con el Programa Nacional para el Desarrollo de la Mipyme.

Hemos dado créditos por más de 246 millones de quetzales para emprendimientos de familias que buscan salir de la pobreza. En el sector agrícola hemos dado asistencia técnica a más de 125 mil agricultores rurales, de ellos, más de 95 mil recibieron semilla mejorada.

Recordemos que ellos son un importante pilar de nuestra economía y por eso les vamos a movilizar más recursos para la construcción de sistemas de riego y centros de acopio durante este año. Incluso durante la pandemia, hemos ayudado a los guatemaltecos a encontrar un empleo a través de ferias de empleo, quioscos y facilidades virtuales. En esa línea vamos a lanzar Estrategia de Promoción del Empleo, que propicie la inserción de más personas al mercado laboral durante el 2021. Iniciaremos con una forma virtual de empleo para personas con discapacidad. Ejecutaremos el Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas del Ministerio de Desarrollo así llegaremos a las familias en condición de vulnerabilidad, a través de los bonos para salud, educación y subsidio de permanencia escolar.

Y que lo tengan claro: todos estos programas continuarán para el año 2021.

Siempre ha sido una prioridad nuestra la educación, por eso propusimos hace un año un seguro médico escolar con una cobertura de 3 millones de estudiantes hacia 2023. Pues bien, en solo un año hemos alcanzado una cobertura de 1.2 millones, casi la mitad. Se han atendido 238 mil estudiantes en el seguro médico escolar en su primera etapa, que cubre a 138 municipios en los 22 departamentos. Y en los próximos años vamos a mantener el ritmo. Lanzamos el programa Aprendo en Casa y entregamos más de 4 millones 300 mil ejemplares de guías y textos escolares en el lenguaje materno. Apoyamos la permanencia de los alumnos en el sistema educativo, teniendo la menor tasa de deserción alcanzando 1.5 por ciento en la primaria. Remozamos mil 279 escuelas de preprimaria y primaria por medio de las Organizaciones de Padres de Familia (OPF). Instalamos 319 módulos educativos para la ampliación de cobertura en el nivel preprimario, creando 9 mil 570 espacios para nuevos alumnos. Pronto vamos a construir las escuelas Bicentenario, así como institutos diversificados y los institutos tecnológicos de Huehuetenango y Amatitlán, entre otros. Mediante el Programa de Alimentación Escolar atendimos a 2.5 millones de estudiantes aun cuando no estaban llegando a la escuela, por un total de 200 días de alimentación. Entregamos más de 23 mil becas estudiantiles mediante el programa Bolsas de Estudio. Distribuimos más de 100 mil valijas didácticas para los maestros.

Todos estos esfuerzos van a continuar sin descanso.

Ya tenemos en marcha el Plan de Regreso a Clases. Aprendizaje de calidad en casa y una reincorporación progresiva y escalonada hacia clases presenciales. Además, incorporando a más de 6 mil niños y niñas con discapacidad que fueron parte del ciclo educativo 2020.

Hace un año les hablé de la reforma educativa. El resultado es más de 4 mil maestros formados a nivel de profesorado en el 2020 y el desarrollo de la Ruta de Transformación Curricular, para que los niños guatemaltecos estén preparados para incorporarse al mundo con sus demandas actuales. Esto es un hecho.

El año 2020 nos ha recordado a todos la importancia de la salud. Nuestra red hospitalaria está mejor preparada para responder a las emergencias. Hoy tenemos un total de 2 mil 219 camas disponibles solo para COVID-19 y mil 353 ventiladores mecánicos. Habilitamos 13 centros de bienestar respiratorio. Entregamos 17 centros de atención permanente en el interior del país. Y, como lo he dicho antes, habilitamos 6 hospitales.

Enfrentamos también el déficit habitacional: entregamos 4 mil 288 viviendas en los 22 departamentos. A finales del 2020 Lanzamos el programa Piso Digno, con subsidios para mejorar la situación de vivienda de familias en situación de pobreza y pobreza extrema, alcanzando a 3 mil 500 familias. En los 3 primeros meses de este año se espera apoyar a 6 mil 500 familias más.

Para las personas en riesgo de más de 60 años fortalecimos el Programa de Aporte Económico del Adulto Mayor, que contaba con 100 mil personas y que ahora con 8 mil 500 personas nuevas en el programa tenemos un total de 108 mil 500 personas.

Entregamos más de 2 millones 300 mil raciones de alimentos en comedores sociales.

Una de mis máximas preocupaciones hace un año era la desnutrición infantil. Apoyamos la implementación de casi 5 mil huertos familiares en 114 municipios priorizados donde hay más hambre. Duplicamos el monitoreo a niños menores de dos años. Hemos llegado a verificar el estado nutricional de más de 700 mil niños durante el año. Hemos aumentado la cantidad de mujeres embarazadas que recibieron suplementos nutricionales. Vamos a seguir con la Gran Cruzada por la Nutrición. Mantengo mi lucha y aumento mi esfuerzo por una Guatemala sin hambre. Estamos a punto de arrancar la entrega de suplementos alimenticios por año a más de 190 mil niños de alto riesgo de desnutrición con edades de 6 a 24 meses.

Pero el COVID no fue el único obstáculo.

En noviembre tuvimos que enfrentar los embates de las depresiones tropicales denominadas Eta y Iota y antes las tormentas Amanda y Cristóbal que nos ocasionaron cuantiosos daños y pérdidas. Personalmente lamento la pérdida irreparable de vidas humanas, así como los daños que sufrieron más de 2 millones de personas. La infraestructura vial se vio afectada en 874 puntos carreteros. 26 tramos quedaron destruidos y más de 100 puentes dañados. Los daños totales alcanzaron montos de más de 6 mil millones de quetzales en daños y pérdidas. Los costos de reposición van a superar los mil 500 millones de dólares. Nuestra respuesta fue directa e inmediata. Habilitamos más de 300 albergues. Trasladamos más de 3 millones 600 mil libras de alimentos por la vía aérea y terrestre. Recuperamos la red vial dañada con pasos provisionales y restablecimiento de carreteras en tiempos récord. Para el año 2021, la tarea de reconstrucción continuará. Vamos a reponer 16 puentes principales destruidos por las tormentas y varias decenas de puentes de menores características. Vamos a reparar la red vial y vamos a emprender acciones de recuperación de cultivos, sistemas de riego y actividades productivas.

Otra de mis promesas de hace un año fue: una Guatemala segura y en paz, que promueva el bienestar y la competitividad económica. La seguridad este año reportó una disminución en varios indicadores, resaltando en primer lugar el índice de homicidios por cada 100 mil habitantes, que se situó en 15.4, lo cual resulta el índice de homicidios más bajo desde 1986. Esto se suma a la baja del 35 por ciento en los homicidios de mujeres, que de 553 en 2019 descendieron a 361 en 2020. Los homicidios de hombres descendieron en un 27 por ciento, ya que de 3 mil 26 en el 2019 en el 2020 fueron 2 mil 213. Lo mismo sucedió con los heridos como consecuencia de sucesos delictivos, robo de vehículos automotores y motocicletas, entre otros. Vamos a seguir en esta línea para superar todas estas estadísticas. Desde el primer día de mi gobierno, juré la persecución de las maras y bandas criminales, especialmente aquellos que extorsionan, roban y secuestran. En el año 2020 fueron desmanteladas 60 estructuras. Capturamos más de 400 personas vinculadas a estas estructuras. Vamos a continuar en esta lucha como hasta ahora, firmes y determinados. Por eso en 2021 iniciaremos la construcción de dos centros de cumplimiento de condena y vamos a ampliar el número de comisarías y estaciones de la Policía Nacional Civil.

Quiero aprovechar esta oportunidad para reconocer el trabajo del Ejército de Guatemala y del apoyo del cuerpo de ingenieros.

En el tema de seguridad, fortaleceremos el equipamiento de las tres fuerzas del Ejercito Nacional, así como restableceremos la capacidad de comunicaciones estratégicas que nos permitan una adecuada coordinación de nuestras fuerzas armadas.

Aumentaremos las capacidades de transportación aérea que nos permitan proveer la ayuda humanitaria, lo que quedó en evidencia la urgente necesidad que tenemos de ello en los recientes Eta y Iota y además permite incrementar la lucha contra el narcotráfico.

Continuaremos con el incremento de las fuerzas permanentes que se iniciaron este año y que debe hacernos crecer en este período constitucional en un mínimo de 6 mil elementos más en nuestras fuerzas armadas, que permitirá que mejoremos el control de los territorios que en estos momentos cuentan con escasa o nula presencia, lo que coadyuva no solo a la presencia del crimen organizado, sino a la depredación de nuestros recursos naturales.

Hemos ahorrado y hemos aumentado la eficiencia. Hemos puesto en marcha una ventanilla única para la tramitación de estudios de evaluación de impacto ambiental. Vamos a aplicar la firma electrónica para todo el Estado. Vamos a facilitar el registro de empresas con el fin de propiciar el incremento de las Mipyme.

Para recuperar la confianza y credibilidad en las instituciones del Estado, vamos a abrir el Portal de Transparencia Presupuestaria. Vamos a habilitar módulos para cobros en línea de los municipios en el Portal GL y Banca Muni.

Para este 2021, no tenemos presupuesto nuevo, sin embargo, las labores de gobierno no se detendrán y próximamente anunciaré la readecuación del presupuesto vigente con un decremento de este.

Hemos demostrado que cuando existe la voluntad y convicción, se avanza.

Se están atendiendo las recomendaciones de la sociedad civil, especialmente de los tanques de pensamiento, en mesas técnicas con el fin de readecuar el presupuesto a nuestros objetivos de desarrollo, continuar con la atención a la pandemia, la reconstrucción por los daños de las tormentas y propiciar la reactivación económica.

Para este gobierno, nuestras relaciones con el mundo son de máxima prioridad. La política exterior es básica para potencializar la presencia de Guatemala en el mundo, con énfasis en mejorar nuestras relaciones comerciales y atención a los migrantes.

Las remesas superaron las proyecciones anuales y fueron un apoyo fundamental para nuestra economía, por lo que les agradezco profundamente a nuestros migrantes el apoyo a sus familias. Me he comprometido a promover una migración segura y ordenada. Hemos solicitado a Estados Unidos el TPS para Guatemala, considerando la coyuntura actual y las necesidades del país. Abrimos dos nuevos consulados en Estados Unidos, avanzando hacia la meta de contar con al menos ocho nuevos para el año 2023.

Este año la Asamblea General de la OEA se realizará en nuestro país y a la vez ostentaremos la presidencia pro tempore de la Sica en el segundo semestre del año 2021, que coincidirá con un hito importante este año, que es la conmemoración del bicentenario de la independencia de nuestro país y Centroamérica, para lo que invitamos a todos los guatemaltecos a que nos unamos a esta celebración que debe marcar un parteaguas en la historia del país, de manera que nos unamos en la construcción de la identidad nacional, pero además lo celebremos desde el 27 de febrero hasta el 15 de septiembre, llevando a todos los rincones del país ese fuego de libertad, pero sobre todo la llama de la unidad en contra de los males que como sociedad nos aquejan.

Además, queremos en lo que a cultura se refiere, promover cinco parques que iniciarán su construcción en el país, reforzaremos a las 50 casas de la cultura, seguiremos con orgullo la reconstrucción del Museo del Caracol del Tiempo y haremos todos nuestros esfuerzos para que Takalik Abaj sea declarado patrimonio de la humanidad.

Presentaremos al Organismo Legislativo la Ley de Rescate del Patrimonio Prehispánico, algo que nos hace falta para cuidar la rica herencia cultural de nuestros ancestros.

Apoyaremos al Organismo Judicial con los fondos extraordinarios que nos aseguren el fortalecimiento de la justicia y nos mantendremos alejados de la interferencia del Organismo Ejecutivo en el desenvolvimiento de los Órganos de Justicia.

Conciudadanos, de las 50 metas que nos hemos propuesto alcanzar para el 2024, el 70 ciento muestra avances significativos o logros más allá de lo que esperábamos para el primer año de gobierno.

Al llegar la pandemia parecía imposible lograr tanto.

El 2020 fue un año duro, pero no perdido. Fue un año de transformación y de demostrar el compromiso de trabajar para alcanzar nuestros objetivos de desarrollo. Fue el año en el que encontramos grandes aliados en el sector empresarial y la comunidad internacional. Quiero agradecer a los países amigos que durante la pandemia y frente a desastres naturales se hicieron presentes y contribuyeron a que saliéramos adelante.

Y gracias a los guatemaltecos.

Hoy que somos mejores es el momento de que demos un paso definitivo por la paz. Un paso definitivo por el respeto al Estado de derecho. Un paso definitivo a que nos unamos por el bien común.

Conciudadanos, ustedes han sido los que han hecho posible todo lo que hemos logrado este año. Ustedes nos han servido de espejo y ejemplo. Ustedes nos han dado las fuerzas cuando más hacían falta. Ustedes han sido ese esfuerzo más, ese impulso.

Gracias, porque entre todos somos el país del que nos sentimos orgullosos. Porque entre todos construimos y hacemos grande a Guatemala, una Guatemala diferente.

Que Dios los bendiga, pero especialmente que Dios bendiga a Guatemala.

Fuente. Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia.


Irtra


Trecsa


INOR

Leave a reply


Ciengo Montero


Servicios Mdicos Cubanos