Nestlé realiza conferencia sobre el impacto del ayuno intermitente en la salud

0
784

Guatemala. Más de 150 nutricionistas participaron en la primera Cena Científica coordinada por Nestlé en Guatemala sobre el ayuno intermitente y sus efectos en el metabolismo y el envejecimiento, en el marco del Encuentro Regional y IX Congreso Nacional de Nutricionistas de Guatemala.

El programa científico contó con la presencia de Dr. Stephen Anton, Profesor Asociado y Jefe de la División de Investigación Clínica enfocada en Geriatría y Envejecimiento de la Universidad de Florida, quien expuso sobre las actualizaciones científicas del ayuno intermitente y su impacto en la salud. El Doctor Anton ha dirigido estudios científicos por más de 15 años, con el fin de entender el rol que tienen los factores naturales y el estilo de vida en la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

“El ayuno intermitente cada vez se vuelve más común en el campo de la nutrición. Por ello, este encuentro busca compartir conocimientos con los profesionales de la salud, médicos y nutricionistas. Como parte del compromiso de Nestlé por contribuir a un futuro más saludable, buscamos crear un espacio de formación continua para conversar sobre los avances en alimentación que están cambiando la práctica profesional y la salud de las personas”, destacó Patricia Vial, Gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica.

El ayuno intermitente es un modelo nutricional que consiste en mantener entre catorce y dieciséis horas de ayuno, seguidos de períodos de ingesta de alimentos sin restricción calórica. Múltiples estudios han demostrado que es una forma de alimentación beneficiosa para el ser humano.

Durante su exposición, el doctor Anton destacó las siguientes características del ayuno intermitente que se deben tomar en cuenta:

  • A diferencia de la mayoría de las dietas, se basa en el consumo de alimentos durante un periodo restringido de tiempo. La diferencia con este modelo de alimentación, es que durante los períodos de ingesta la persona puede consumir su alimentación regular, es decir, no tiene que restringir su consumo calórico. Claro está, una alimentación balanceada tiene siempre beneficios adicionales para la salud. El ayuno intermitente está relacionado a beneficios en el metabolismo como una disminución en la producción de radicales libres, sustancias responsables en gran medida del envejecimiento celular.
  • No debe ser visto como una moda sino como la forma biológica de alimentación. El ser humano evolucionó consumiendo 1 a 2 comidas al día, aumentando a 3 hace unos 500 años aproximadamente.
  • En comparación a otros tipos de restricción calórica, tiene mayor potencial de ser sostenido a largo plazo. Las dietas basadas en la restricción de grupos de alimentos y porciones limitadas son más difíciles de sostener a largo plazo, pues generalmente tienen una tasa de deserción grande, por lo que muchas personas recuperan gran parte del peso perdido.
  • Contribuye a la pérdida de tejido adiposo, con menor pérdida de masa muscular.  Esto se ha podido comprobar en diferentes estudios. Ahora bien, es importante tomar en cuenta el objetivo de cada persona, por ejemplo, deportistas, quienes tienen un gasto calórico superior y deben tener cuidado al entrenar en ayunas.

¿Cómo puedo implementar el ayuno intermitente?

Para el Dr. Anton lo más importante es consultar a un médico especialista para definir si, por su condición física y objetivos de salud o entrenamiento, puede practicar el Ayuno Intermitente.

Una vez que la persona, en conjunto con su especialista, ha definido que va a iniciar con este modelo de alimentación, deber tomar en cuenta e implementar las siguientes consideraciones:

  • El período de Ayuno Intermitente debe ser de 14 a 16 horas (puede llevarse a 18 horas en algunos casos). 
  • Puede practicar el Ayuno todos los días, día por medio, tres o dos veces por semana. Es como la práctica del ejercicio: si puede hacerlo todos los días mejor. Sin embargo, no hay un máximo ni mínimo de días por semana.
  • Durante los periodos de ingesta de alimentos es importante alimentarse de forma balanceada. Se recomienda incluir proteínas, cereales, frutas, verduras y grasas: todos los grupos de alimentos son necesarios para un correcto funcionamiento del cuerpo humano.

El Doctor Anton enfatizó que, ya sea a través del ayuno intermitente u otro modelo de restricción calórica, las personas deben reducir su consumo diario de azúcar procesada y grasas saturadas.

“Uno de los elementos que impactan en la epidemia de obesidad afectando a todos los países es el consumo excesivo de comida, principalmente comidas altas en azúcar y grasa. El tejido adiposo es un órgano endocrino que segrega hormonas y muchas sustancias y su exceso está vinculado al aumento en las enfermedades crónicas no transmisibles”, concluyó el Doctor Anton.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Ministerio de Turismo de Cuba


Servicios Mdicos Cubanos


Grupo Extrahotelero Palmares


INOR


Ciengo Montero


Heberprot

Deja una respuesta

*


Cervecera Centroamericana


Hoteles Cubanacan


TransTur