Progreso donan 106 mil árboles en el Día Mundial del Medio Ambiente

0
364

Instituto de Gastroenterologa

El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemoró con 106 mil árboles donados por Planta San Gabriel, de Cementos Progreso, para sembrar en San Juan Sacatepéquez y comunidades vecinas

Guatemala. Con la presencia de autoridades comunitarias, vecinos y representantes del Ministerio de Ambiente, el viernes 4 de junio se entregaron 106 mil árboles que serán sembrados en las comunidades Trojes 1, Trojes 2, Asunción Chivoc, Lo de Ramos, El Pilar, Pajoques, Santa Fe Ocaña, Comunidad de Ruiz, Cruz Blanca y en Sajcavillá, en San Juan Sacatepéquez.

Además de las nueve comunidades sanjuaneras, los municipios de Santo Domingo Xenacoj, San Raymundo y Chuarrancho también serán beneficiados con la donación.

Este aporte fue coordinado como resultado del trabajo conjunto con las comunidades, distintas organizaciones de la sociedad civil y Cementos Progreso, como parte de un compromiso claro con el ambiente y con los procesos de reforestación en el país.

Uno de los elementos más importantes, es el uso de la tecnología en la producción de estos árboles para garantizar su desarrollo óptimo en los bosques nubosos del occidente de Guatemala. La donación coordinada por las áreas de Gestión Social y Gestión Ambiental de Planta San Gabriel, con el apoyo de Agrobosques se compone de pino y ciprés, especies nativas de la zona.

De acuerdo con Ángel Oliva, gerente de Gestión Social de Planta San Gabriel, esta donación tiene como objetivo contribuir al resguardo del medio ambiente para vivir en equilibrio con la naturaleza. “La vida tal y como la conocemos depende del cuidado de los árboles, pues son fuente de vida y en Cementos Progreso, creemos y valoramos los procesos de reforestación para conservarlos”, añade Oliva.

Esta donación es adicional a la reforestación que cada año realiza la empresa en sus instalaciones. Hasta la fecha, 4.3 millones de plantas han sido sembradas en Planta San Gabriel y comunidades vecinas.

Beneficios de la reforestación

Los árboles liberan oxígeno a través del proceso de fotosíntesis en el que absorben el dióxido de carbono que se encuentra en la atmósfera. Así, el principal beneficio de la reforestación es el de la producción de oxígeno necesario para los seres vivos que habitamos en el planeta.

Las grandes extensiones de árboles, además de producir oxígeno, tienen la capacidad de captar las distintas partículas contaminantes y perjudiciales para nuestra salud que se encuentran en la atmósfera como pueden ser el polvo, el humo o las cenizas.

Un terreno reforestado ayuda a la preservación del agua ya que los árboles la retienen evitando la erosión y posterior sedimentación de los ríos. Del mismo modo, las reservas de agua subterráneas que se generan procedentes de la lluvia cuando hay vegetación ayudan a evitar inundaciones y sequías.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo de Turismo Gaviota


Trecsa


Unete

Leave a reply


Renace


Tigo Guatemala