Grupo Ecotérmica presenta proyecto de Planta de Termovalorización y Procesamiento de Residuos Sólidos Municipales

Guatemala. Los residuos o desechos sólidos que se generan de la actividad humana representan un problema de contaminación a nivel mundial. En Guatemala, se producen alrededor de 9 mil toneladas de desechos sólidos municipales diarios. La Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán – AMSA- recibe alrededor de 1,600 toneladas de desechos sólidos municipales al día.

Gracias al uso de las nuevas tecnologías de aprovechamiento de basura se puede reducir el volumen hasta el 90%, generando energía renovable de valor. El 7% restantes son materiales que se pueden reutilizar para la fabricación de ladrillos y adoquines ecológicos.

La termovalorización descompone los residuos inorgánicos a través del calor, en un proceso favorable para el medio ambiente, ya que genera bajas emisiones de CO2 y hace eficiente el manejo de la basura al convertirla en un recurso.

Con el objetivo de reducir los problemas de la acumulación de desechos sólidos y contribuir con el medio ambiente, surge el proyecto de Grupo Ecotermica: la Planta de Termovalorización y Procesamiento de Residuos Sólidos Municipales.

El proyecto se desarrolla en Amatitlán en un área de 7 manzanas, para iniciar, con la opción de ampliaciones posteriores ya que el área total de la que se dispone es de 31 manzanas. La planta tendrá la capacidad de manejar 1,440 toneladas de desechos diarios y contará con tecnología de clase mundial en combustión y termovalorización de residuos.

Utilizará calderas de última generación con filtros que cumplen todas las regulaciones y requerimientos ambientales europeos; así mismo se buscará las certificaciones para generar bonos verdes a través de instituciones internacionales.

La creación de esta planta generará alrededor de 200 empleos y contará con una guardería infantil para los hijos de los empleados. Las personas que trabajen en la planta podrán acceder a alimentación diaria como parte de los beneficios que ofrece el proyecto.

La implementación de este tipo de infraestructura produce un impacto social directo, al evitar los vertederos y comenzar a procesar los residuos. Así mismo, la planta es capaz de generar energía con los residuos, transformando hasta el 90% de la basura en energía renovable.

El proyecto contempla, inicialmente, atender a los usuarios de AMSA, posteriormente se podrá ampliar a otros municipios, conforme se identifiquen las necesidades.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close