Programa de educación enfocado en la niñez busca la conservación del Manglar

0
1229

Instituto de Gastroenterologa

La ONG guatemalteca, Semillas del Océano, lanza su programa de educación y ciencia para reconectar a los niños y niñas con el manglar

Guatemala. En el litoral Pacífico de Guatemala, el manglar es un ecosistema natural que aún persiste y que desempeña funciones clave para la vida de muchas especies y la subsistencia de las comunidades de la zona. Sin embargo, el manglar enfrenta fuertes amenazas que ponen en riesgo a este delicado ecosistema. Por eso, Semillas del Océano lanza su programa educativo que busca reconectar a los niños y niñas de comunidades costeras con el ecosistema manglar.

Ecológicamente hablando, el manglar alberga a una gran cantidad de especies, proporcionando un valioso hábitat de cría para muchos peces y crustáceos. De igual forma, es un área de descanso y anidación para muchas aves migratorias; y atrapan sedimento y hojarasca entre sus raíces, ayudando a recobrar terreno. Pero, aun más importante, los manglares son significantes secuestradores de carbono y protegen las costas contra la erosión y las marejadas ocasionadas por tormentas y huracanes.

A pesar de sus distintos aportes al medio ambiente, enfrenta una gran cantidad de amenazas, entre ellas, la contaminación química del agua, la contaminación por desechos sólidos, la deforestación, la sobreexplotación de recursos, entre otros. Todas estas amenazas hacen que el manglar cada vez tenga menor cobertura, afectando a las comunidades cercanas y a las especies que habitan en el.

Por esta razón, el programa de Semillas del Océano está enfocado en ayudar a que niños y niñas de comunidades costeras aprendan sobre este ecosistema, su importancia, retos que enfrenta y buenas prácticas para conservarlo, a través de presentaciones, juegos y actividades que están diseñadas para despertar su curiosidad a través de la ciencia. Además, los participantes conocerán las especies de mangle, muchas especies de aves y descubrirán el mundo microscópico que vive en él para convertirse en exploradores y defensores de este ecosistema. 

“Es importante que desde pequeños estemos conscientes del impacto que tienen nuestras acciones en el medio ambiente. Cuidar y proteger los ecosistemas es una responsabilidad compartida, y la mejor oportunidad de aprender a mejorar hábitos para disminuir el impacto ambiental es desde la niñez”, declaro Génesis Mérida, Directora Ejecutiva de Semillas del Océano. El programa busca que los niños y niñas se involucren en la preservación de los manglares, con metodologías de aprendizaje que fomentan la participación, la diversión y el aprendizaje, para que puedan replicar estas acciones en sus comunidades y familias.

Este programa se llevará a cabo con niños de entre 10 y 12 años de las comunidades de Monterrico, El Papaturro y La Avellana que se ubican dentro de la Reserva Natural de Usos Múltiples Monterrico, gracias al apoyo económico de PayPal Gives y el apoyo técnico del Centro de Estudios Conservacionistas (CECON). También se desarrollará en las comunidades de San José Rama Blanca y Rama Blanca La Laguna en Sipacate, Escuintla, gracias al apoyo de la North American Association for Environmental Education (NAAEE) y Wels Fargo.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo Extrahotelero Palmares


Trecsa


Centro Nacional de Ciruga de Mnimo Acceso

Leave a reply


Ciengo Montero


Servicios Mdicos Cubanos