Lanzan programa de Primera Infancia para fomentar resiliencia y crianza responsiva en hogares rurales, como respuesta ante el Covid-19

0
1641

Instituto de Gastroenterologa

Guatemala. Con el objetivo de apoyar a madres y padres de familia para que puedan crear entornos armoniosos y de protección, que permitan, a pesar de la emergencia del Covid-19, que las niñas y los niños sigan teniendo la oportunidad de desarrollar sus habilidades, y que se fomente la resiliencia y el juego como método de aprendizaje, las entidades: ChildFund, Fundación Isabel Gutiérrez de Bosch, Centro ProSaMe y Rotary, sumaron fuerzas para crear e impulsar el programa “Jugamos y aprendemos en Familia”.

El programa “Jugamos y aprendemos en Familia”, comprende una serie de 30 cápsulas de Radio Teatro y videos de aproximadamente 3 minutos cada uno, los cuales se encuentran en los siguientes Idiomas: Español, Kaqchikel, K’iche’, Q’eqchi’ y Mam.

Las cápsulas fueron desarrolladas tomando en consideración las inquietudes, el contexto y los desafíos que están viviendo las familias del área rural de Guatemala. Esperando que las mismas contribuyan a brindar estabilidad, fomenten capacidades en madres/padres, creen entornos positivos de juego y desarrollo, y se evite violencia física y verbal, en hogares de las comunidades más retiradas de Guatemala.

Rodrigo Bustos, Country Director de ChildFund Guatemala, recalcó “en esta situación de emergencia que Guatemala está viviendo por el Covid-19, es importante también atender las necesidades de las niñas y niños de 0 a 6 años, para que su desarrollo social y cognitivo no se vea afectado en el futuro”. Añadió que “se realizará una evaluación y monitoreo del programa “Jugamos y aprendemos en Familia” con apoyo del Banco Mundial, ya que la generación de evidencia científica es crucial para la efectividad, mejora continua y para poder escalar las iniciativas de Primera Infancia”.

Isabel Gutiérrez de Bosch, Presidenta de la Fundación Isabel Gutiérrez de Bosh comentó “esta situación inesperada que generó el Covid-19 ha requerido un análisis profundo, y se evidenció la necesidad de elevar las capacidades de las madres y padres, para que ellos desde sus hogares puedan apoyar a sus hijas/os para que su desarrollo continúe a pesar del confinamiento, utilizando materiales que tienen en sus casas, y realizando dinámicas de juego que promueven el aprendizaje”.

 Julia Alonso, Directora Ejecutiva de Centro ProSaMe comentó “las familias y cuidadores primarios juegan un papel fundamental en el desarrollo de las niñas y niños; ellos son vitales para fomentar y estimular al máximo el potencial de las niñas y niños en sus primeros años de vida, que es cuando el cerebro realiza su proceso natural de acondicionamiento para el futuro. Si el espacio de tiempo entre los 0 y 6 años, no se aprovecha al máximo, se cierran procesos de aprendizaje y conexiones neuronales que luego son muy difíciles de recuperar, y esto incide positiva y negativamente el desarrollo social y cognitivo a lo largo de toda su vida”.

Por su parte Kenneth Ordóñez, Presidente del Comité Distrital de Nuevas Generaciones de Rotary para Guatemala, Honduras y Belice, y Director de Proyectos de Club Rotario Guatemala Oeste comentó “lo más preciado que un país tiene es la niñez. Es por ello vital el sumar fuerzas entre diferentes entidades para que el impacto esperado sea aún mayor, y se logre sostenibilidad y escalar los Programas de Primera Infancia. Recordemos la frase expresada por Raffi Cavoukian -si cambiamos el comienzo de la historia, cambiamos la historia entera-”.

Es así como ChildFund, Fundación Isabel Gutiérrez de Bosch, Centro ProSaMe y Rotary, reiteran su compromiso con la Primera Infancia de Guatemala a través de esta iniciativa.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo de Turismo Gaviota


Hard Rock Hoteles


Ministerio de Turismo de Cuba

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot