Una estrategia para la conservación del Quetzal y la fauna de Alta Verapaz

0
1479

Guatemala. El Complejo Hidroeléctrico Renace, ubicado en San Pedro Carcha, Alta Verapaz tiene un fuerte compromiso con el cuidado del medio ambiente y lo demuestra a través del desarrollo e implementación de una estrategia piramidal diseñada específicamente para la protección, conservación y recuperación de los ecosistemas y recursos naturales en la subcuenca del río Cahabón.

Renace consideran tres aspectos importantes para su implementación: el Cumplimiento Legal, orientado a cumplir con los más de 550 compromisos legales ambientales de la normativa nacional;  Implementación de Mejores Prácticas, que consiste en la ejecución de  acciones que van más allá de un compromiso ambiental y velan por conservar los espacios en su estado original y la Trascendencia Ambiental, que es el desarrollo de proyectos de adaptación al Cambio Climático.

Trogon collaris

Al el pilar de Transcendencia Ambiental se suma la Estrategia Nacional de Conservación del Quetzal. Es una estrategia público-privada a largo plazo creada en el 2015 a nivel nacional, en conjunto con el Consejo Nacional de Áreas Protegidas – CONAP- y la Asociación Científica para la Conservación de la Naturaleza – ACCN-. El objetivo es conservar las poblaciones del quetzal, por medio de la investigación de la especie, protección y restauración de su hábitat.

Para ello, Renace cuenta con una Reserva Natural Privada de 46 hectáreas que cuenta con las condiciones mínimas y necesarias para la conservación del quetzal. La Reserva Natural Privada de Renace representa uno de los últimos remanentes boscosos de la región y actualmente se conocen más de trescientas especies de aves, mamíferos, plantas vasculares y picudos (Coleoptera: Curculionidae).

Atropoides mexinanus

La reserva fue creada para proteger el remanente boscoso y la biodiversidad que posee, articular los esfuerzos de conservación que se llevan a cabo dentro de la región, especialmente en el río Cahabón, promover actividades ecoturísticas y fortalecer la economía local.

Esta estrategia de conservación se ejecutó en tres fases:

  • Primera fase: métodos acústicos

El objetivo es desarrollar una línea base de las poblaciones del ave símbolo, a través de una investigación de métodos acústicos.

  • Segunda fase: programa de Conservación del quetzal

Es esta etapa del proyecto, se implementará un programa para la “Conservación del Quetzal”, a diferentes escalas espaciales que incluye: la restauración del hábitat, un análisis de riesgo, la reproducción in situ de quetzales y un análisis genético.

  • Tercera fase: educación ambiental

Para que la iniciativa funcione, la concientización y el cuidado del ave símbolo son primordiales. Renace, en la reserva natural, cuenta con guarda reservas, quienes no permiten que la gente dañe la flora y la fauna, aplicando principios de educación ambiental. También a novel local se desarrolla un programa de educación ambiental. En el 2017 se vio el primer quetzal macho en la zona.

Oso hormiguero, Tamandua mexinana (Saussure, 1860)

En la Reserva Natural Privada no solo se crean las condiciones mínimas y necesarias para la conservación del quetzal, sino también es hábitat de gran variedad de especies de flora y fauna. Algunas especies representativas son: Tigrillo (Leopardus wiedii), Puma (Jaguarundi), Coche de monte (Pecari  tajacul) y Micoleon (Potos flavus).

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Foto Quetzal: INGUAT


Meli Hotels International Cuba


Grupo Extrahotelero Palmares


Tigo Guatemala


INOR


Ciengo Montero


Heberprot

Leave a reply

*