Más del 50% de los casos de diabetes 2 son prevenibles

Alrededor de 537 millones de personas padecen de diabetes mellitus (DM), una cifra que amenaza considerablemente la salud mundial y se espera que aumente para el 2045, llegando a 700 millones de pacientes. La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que afecta a 1 de cada 10 adultos y se cree que más de la mitad de los casos están sin diagnosticar, principalmente con la diabetes tipo 2 (DM2). Los pacientes con esta patología corren el riesgo de desarrollar otras complicaciones como ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores.

La diabetes mellitus provoca que el cuerpo genere un exceso de glucosa o azúcar en la sangre y aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o no la utiliza de manera eficaz. La insulina es una hormona que regula el nivel de azúcar en la sangre y su deficiencia constante ocasiona daños en distintos órganos y sistemas del cuerpo, afectando en mayor escala los nervios y vasos sanguíneos, por lo que un diagnóstico y tratamiento a tiempo es fundamental para evitar complicaciones e incluso la muerte.

Esta enfermedad ocasiona alrededor de 1.5 millones de defunciones en el mundo, ocupando el noveno puesto entre las principales causas de muerte.  Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar campañas de educación y prevención, por lo que en el marco del Día Mundial de la Diabetes, y en alineación con los esfuerzos de la Federación Internacional de Diabetes (FID), AstraZeneca impulsa la iniciativa Que la diabetes no controle tu vida, un esfuerzo que busca ofrecer información, herramientas gratuitas y educativas para pacientes y familiares a través de la plataforma web Números que Importan.

Síntomas de la Diabetes Mellitus

  • Sed excesiva y boca seca.
  • Necesidad frecuente de orinar.
  • Cansancio.
  • Sudoración excesiva.
  • Lenta cicatrización.
  • Infecciones recurrentes en la piel.
  • Visión borrosa.
  • Hormigueo en manos y pies.

Fuente: Federación Internacional de la Diabetes12

En esta plataforma se habilitó un capítulo específico sobre la importancia de un adecuado control y monitorización de la glucosa en sangre, como un componente fundamental para el cuidado de la enfermedad. También se incorporó una calculadora de riesgo gratuita, la cual se puede acceder en el link: https://numerosqueimportan.disfrutomisalud.com/calculadora-glucosa.html, que tiene como objetivo determinar factores de riesgo para desarrollar diabetes de tipo 2 en los próximos diez años.

Esta enfermedad puede presentarse en tres diferentes tipos: la diabetes tipo 1; también conocida como diabetes juvenil; que ocurre cuando el cuerpo deja de producir o genera muy poca insulina, siendo más frecuente en la niñez o adolescencia. La diabetes tipo 2 es la más común y representa el 90% de todos los casos diagnosticados por esta enfermedad en el mundo, su principal característica es un descontrol de la insulina, lo cual genera altos niveles de glucosa en el cuerpo. Por último, la diabetes gestacional se presenta durante el embarazo y podría poner en riesgo a la madre y al niño, incrementando las posibilidades de desarrollar la diabetes de tipo 2 a largo plazo.

La Organización Panamericana de la Salud, resalta que entre las principales causas del aumento de casos de diabetes son la obesidad y el sobrepeso, la inactividad física, y la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, azúcar y sal, . Además, la enfermedad puede estar relacionada con otros factores como los antecedentes familiares, edad, síndrome del ovario poliquístico, presión arterial alta, niveles anormales de colesterol y triglicéridos o incluso, la raza.

“Más del 50% de los casos diagnosticados son prevenibles y hay medidas simples que podemos adoptar como realizar ejercicio, consumir una dieta balanceada, evitar el tabaco y mantener un peso saludable. Es importante, que las personas realicen chequeos médicos que les permita conocer cómo se encuentra su salud, entre ellas, la medición de la glucosa en sangre, por medio de exámenes sencillos como la glicemia basal (se realiza en ayunas), la hemoglobina glucosilada y la curva de glicemia. Una vez que se ha comprobado la existencia de la enfermedad, su tratamiento dependerá del tipo de diabetes del paciente y podría ser desde administración diaria de insulina inyectada hasta medicamentos específicos que estabilizan la producción de misma,” aseguró la Dra. Larisa Ramírez, Directora Médica de AstraZeneca para Centroamérica y Caribe.

Fuente. AstraZeneca

Nestle
Irtra
CMI

Join the Conversation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close