Hasta 95% de los casos de cáncer de cérvix están asociados al Virus del Papiloma Humano

Cada vez tenemos más datos y más herramientas para luchar contra el cáncer de cérvix o cáncer de cuello del útero, un tipo de cáncer que en más del 95% de los casos está asociado al Virus del Papiloma Humano (VPH).

Es por eso que, en el marco del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cérvix, que se conmemora cada 26 de marzo, los especialistas hacen un llamado a la población a recurrir a las instancias médicas y tratar de buscar la forma para prevenir y tratar este virus a tiempo, para evitar sus complicaciones.

De acuerdo con Raúl Alfaro, ginecólogo, con el pasar de los años, se ha logrado hacer que el impacto del cáncer de cérvix sea cada vez menor, gracias a múltiples herramientas como la educación, la vacunación contra el VPH y el acceso a pruebas PCR, para la detección de distintas cepas del VPH.

Por su parte, Kristel Pimentel, microbióloga, complementa que estas pruebas permiten identificar cuál tipo de VPH está afectando al organismo y si es una cepa de alto riesgo como lo son las cepas 16 y 18, las cuales pueden causar lesiones precancerosas y cáncer. De ahí la importancia de que tanto hombres como mujeres, puedan realizarse pruebas para detección de este virus.

Las pruebas de Papiloma Humano se pueden realizar en mujeres y en hombres. Según explicó el Dr. Alfaro, las mujeres son quienes por lo general desarrollan más complicaciones, pero los hombres son portadores y pueden contagiar a otras parejas sexuales sin saber que tienen el virus.

En el caso de las mujeres, Pimentel explicó que se puede realizar la prueba con la misma muestra o citología tomada para el papanicolau. Sin embargo, el papanicolau tiene una sensibilidad más baja y no detecta tipos de virus de papiloma. En el caso de los hombres, se realiza a través de un hisopado uretral.

Organismos internacionales como la Asociación Americana del Cáncer, recomiendan una prueba primaria del VPH como el método preferible de prueba de detección para el precáncer y cáncer de cuello uterino en personas de 25 a 65 años cuyo útero requiera someterse a esta prueba.

Hace unos 10 años, en Costa Rica se daban 1.000 casos de muertes por año, por cáncer de cérvix. La detección temprana y otras acciones como la vacunación y las pruebas de detección temprana, han disminuido la mortalidad y muestra una sobrevida del 78% en Costa Rica.

Sin embargo, en Costa Rica se ha definido al cáncer de cérvix como un tipo de cáncer prioritario. Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social, de cada 100 mujeres con cáncer en Costa Rica, 11 son casos de cáncer de cérvix, ocupando la tercera causa de cáncer en mujeres en el país.

Síntomas de alerta

Para detectar un cáncer de cérvix por sus síntomas, hay dos formas grandes para hacerlo. Por un lado, están los síntomas tempranos que no son agresivos, que son las verrugas genitales y que son frecuente tanto en población heterosexual como en población homosexual masculina, ya que no solo se pueden desarrollar en el cuello del útero y en la vagina, sino que también el ano. Estas verrugas pueden ser diagnósticos tempranos y en algunas ocasiones son tipos de virus poco contagioso, poco agresivo y puede que la enfermedad se detenga ahí.

Further Reading
Atención odontológica temprana en niños puede evitar la aparición de caries y prevenir enfermedades orales

Cuando el diagnóstico es tardío, las pacientes pueden manifestar síntomas como sangrado postcoital, disminución de peso y pueden tener sangrado de cualquier momento del ciclo, entre otras complicaciones.

Fuente. Hospital Metropolitano

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close