Beneficios de la vacunación infantil contra el COVID-19

El manejo del COVID-19 evoluciona constantemente a medida que conocemos mejor al virus y la evolución de la enfermedad. Una de las últimas novedades es la posibilidad de vacunar a niños en el rango entre 5 y 11 años contra la enfermedad ya que pueden contraerla y transmitirla al igual que un adulto.  En Panamá inició este ciclo de vacunación el 7 de enero, con medio millón de dosis, priorizando a niños con alguna discapacidad o enfermedad crónica (inmunosupresión, diabetes, obesidad, hospitalizados, cáncer, VIH, asma severa, entre otras), debido a su mayor vulnerabilidad a un COVID severo.

Para entender un poco cómo actúa el virus en los niños, conversamos con la Doctora Dora Estripeaut, Infectóloga Pediátrica del Hospital Paitilla.  De acuerdo con la Doctora “los síntomas son los mismos, la experiencia local e internacional ha demostrado que la enfermedad por COVID-19 en niños generalmente es más leve que en adultos. Sin embargo, hay casos en los cuales al igual que los adultos se pueden complicar”.

Los síntomas más frecuentes en niños son muy parecidos a los de una gripe y generalmente se recuperan en 1 o 2 semanas: fiebre, congestión nasal, tos, pérdida del gusto o el olfato, dolor de garganta, dolores musculares, fatiga, dolor de cabeza, también pueden presentar síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarrea.

Sin embargo, los niños también pueden desarrollar complicaciones severas como neumonía, miocarditis (inflamación del corazón) o el Síndrome Inflamatorio Multisistémico asociado a COVID-19, que ocurre de 1 a 6 semanas después de la infección y produce una inflamación severa de diferentes órganos del cuerpo.

Con respecto a las secuelas a medio y largo plazo, la Doctora Estripeaut nos dice “cualquier persona niño o adulto que haya tenido COVID-19 puede tener síntomas a largo plazo. En los niños, los síntomas más frecuentes son: cansancio o fatiga crónica, dolor de cabeza persistente, trastornos del sueño, dificultad para concentrarse, dolor en músculos y articulaciones, tos crónica”.

“Es conveniente la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 para niños entre 5 y 11 años por las siguientes razones (al momento se recomiendan solamente dos dosis en un periodo de un mes):

  • Previene la enfermedad y sus secuelas a largo plazo 
  • Reduce la transmisión en su hogar y la comunidad
  • Ayudará a que los niños acudan con mayor confianza a las escuelas de manera presencial y participar en actividades extracurriculares
  • Reduce los gastos en atención médica que se puedan derivar de la infección por COVID-19
  • Al disminuir la circulación del virus, se previene la emergencia de nuevas variantes del virus.

En Panamá se estará aplicando la vacuna de RNA mensajero de Pfizer BioNTech (cuya presentación y cantidad de la dosis es diferente a la vacuna para adultos), la cual ha demostrado su seguridad y eficacia en millones de personas. En Estados Unidos se aplicaron aproximadamente 8.7 millones de dosis de Vacuna contra COVID-19 en niños de 5-11 años entre el 3 noviembre y el 9 diciembre de 2021, siendo los síntomas secundarios a la vacuna leves y por corto tiempo.  Los síntomas referidos con mayor frecuencia fueron: dolor en el sitio de la inyección, fatiga y dolor de cabeza.

Further Reading
MSPAS reduce vacunación de refuerzo a tres meses

La vacuna para niños menores de 5 años está en estudio aún.

Fuente.  Hospital Paitilla

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close