Virus respiratorio sincicial, atención a los síntomas en su fase temprana en nuestros niños para evitar complicaciones

El virus sincicial es un virus respiratorio y su manifestación es similar a otros virus de este tipo. Se transmite a través de las partículas húmedas de la respiración, manos no lavadas, distancias cortas entre la persona contagiada y las personas en su entorno, muy similar a la transmisión del COVID-19.

“Recibe este nombre porque se coloca en el sincicio, que es el espacio entre los alveolos pulmonares (donde se hace el intercambio gaseoso en el pulmón) y puede provocar infección en los bronquiolos, que son los tubos pequeñitos que siguen a los bronquios (generando una bronquiolitis) o una neumonitis, que es la forma más severa, siendo los niños la población más afectada, sobre todo los de menor edad, para quienes el virus puede representar un riesgo de muerte”, nos explica el Doctor Pedro Vargas, Pediatra y Neonatólogo del Hospital Paitilla.

El virus sin embargo también afecta a adultos y puede ser un factor de riesgo si el paciente padece problemas cardíacos, problemas pulmonares crónicos o inmunodeficiencias. 

“Los síntomas comunes son moco nasal y tos que van empeorando con los días, fiebre moderada o alta.  Luego de esta fase inicial comienza la producción de flema y la obstrucción de las vías aéreas, bajando los niveles de saturación de oxígeno en la sangre y posible apnea, lo cual requiere hospitalización”. 

“En este punto inicial de la enfermedad es de suma importancia no suministrarle al niño medicamentos anti-tusivos, ya que deben mover la flema.  Tampoco en esta fase son recomendables los broncodilatadores.  Este movimiento de flema se dará gracias a diferentes terapias respiratorias que incluyan cambios asistidos de posición y vibración en el pecho y mediante nebulizaciones de solución salina con la frecuencia que sea necesario.  A un niño un poco más grande, si es posible suministrarle mucolíticos, para ayudar a disolver la flema y el moco”.

El virus circula en el país unas tres o cuatro veces al año y al momento no hay vacuna para prevenirlo y puede repetir en un paciente recuperado, aunque en algunos pacientes se pueden inyectar anticuerpos monoclonales específicos para este virus (niños nacidos de menos de 30 semanas con cardiopatías o problemas pulmonares, inmunes o secuelas importantes de la prematuridad).  El año pasado a diferencia de este, por la cuarentena estricta por el COVID-19, se presentaron muy pocos casos. 

Ante el COVID-19 y sus manifestaciones similares, se practican ambas pruebas, ya que es posible padecer ambos virus a la vez.  Para detectar el virus sincicial se hace una prueba del moco de las fosas nasales, mucho menos invasiva y molesta en comparación con la prueba del COVID-19.  Actualmente, el virus se encuentra activo entre la población y como nos dice el Doctor Vargas “en estos momentos estamos atendiendo más niños hospitalizados por el virus sincicial que por el COVID-19”.

“Ante cualquier virus respiratorio debemos aplicar lo aprendido con el COVID-19, uso de mascarilla para niños de dos años en adelante, lavado constante de manos, guardar distancias y evitar los lugares conglomerados.  Debemos cuidarnos cada uno” concluye el Doctor Vargas.

Fuente. Hospital Paitilla

CMI
Irtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close