Nueva terapia para el manejo del paciente con enfermedad coronaria

Balon de angioplastia que emite ondas de choque para fracturar las placas calcificadas.

La enfermedad arterial coronaria (EAC) afecta a más de 18 millones de estadounidenses, siendo por tanto el tipo más común de enfermedad cardiovascular. La causa más frecuente de EAC es una enfermedad denominada ateroesclerosis coronaria.  Esta se presenta cuando se acumulan grasa, colesterol, tejido fibroso y calcio en las paredes de las arterias y esos depósitos se denominan placas. Con el tiempo, estas placas pueden estrechar u obstruir completamente las arterias y restringir el flujo sanguíneo. Uno de los problemas que presenta esta enfermedad es que tiende a desarrollarse con bastante rapidez.

La aterosclerosis a menudo no presenta síntomas hasta que se rompe una placa o la acumulación es lo suficientemente grave como para bloquear el flujo sanguíneo. Cuando esto ocurre, puede provocar los síntomas de infarto cardiaco.  La aterosclerosis como tal tiene un origen multifactorial que incluye la historia familiar, la elevación de colesterol en la sangre, la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, el tabaquismo, la vida sedentaria, y los malos hábitos alimenticios.

El Dr. Juan Pastor-Cervantes, Cardiólogo Intervencionista, y Director médico de Cardiología Invasiva del Memorial Healthcare System en el Sur de la Florida, es experto en esta revolucionaria tecnología llamada “Onda de Choque Intravascular”, que en términos más coloquiales, implementa el uso de la litotripsia incluida en un balón de angioplastia, este método eficaz permite que las placas calcificadas puedan quebrantarse fácilmente, sin el riesgo de émbolizar el calcio, por que únicamente al fracturar el calcio, la placa se puede expander uniformemente permitiendo la expansión del vaso coronario a su tamaño inicial, el balón de litotripsia, se conecta a un generador externo que emite las ondas de choque en contra del calcio, las ondas únicamente afectan el calcio y no dañan en ninguna forma la pared de los vasos arteriales. Y lo más importante que este procedimiento es ambulatorio y con una recuperación inmediata.

“Esta tecnología innovadora la he venido utilizando en los últimos dos años, inicialmente en el uso del tratamiento de enfermedad vascular periférica, y a partir de febrero 2021 en las arterias coronarias desde su aprobación por la FDA. “Yo en lo partícular la denomino tecnología de cambio.», afirmó el Dr. Pastor-Cervantes

En medio de la crisis sanitaria mundial debido a la pandemia del COVID-19, siempre es importante hacer eco de buenas noticias y, sobre todo, de nuevas tecnologías que puedan ser alentadoras para pacientes que padecen este tipo de condición.

Fuente. Memorial Healthcare System

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close