Mayo Clinic es la primera en usar imágenes de ecocardiograma intracardíaco cuadridimensional para ayudar a pacientes con enfermedades anatómicas del corazón

Mayo Clinic es la primera institución en utilizar un dispositivo de nueva generación para ecocardiograma intracardíaco (ICE, por sus siglas en inglés) cuadridimensional en los pacientes con el fin de guiar procedimientos cardíacos, como el cierre del apéndice auricular izquierdo, la reparación de la válvula mitral y el tratamiento de la regurgitación de la válvula tricúspide.  La tecnología también ayuda a los médicos a realizar procedimientos sin necesidad de administrar anestesia general a los pacientes.

El ecocardiograma es una prueba no invasiva que emplea ondas de sonido para producir imágenes detalladas del tamaño, anatomía y funcionamiento del corazón, así como imágenes detalladas de las válvulas cardíacas. El ecocardiograma también sirve para medir el volumen sanguíneo del corazón, además de la velocidad y dirección del flujo sanguíneo dentro del corazón.

Hay varias maneras de hacer el ecocardiograma, entre ellas, sobre la superficie del pecho o ecocardiograma transtorácico, y a través del esófago, o ecocardiograma transesofágico. El ecocardiograma cuadridimensional va más allá, porque brinda una vista detallada del interior del corazón.

“La tecnología de nueva generación del ecocardiograma intracardíaco cuadridimensional puede transformar la manera de llevar a cabo intervenciones complejas mediante catéter. Por ejemplo, facilita la realización del cierre del apéndice auricular izquierdo bajo sedación moderada, lo que permite que muchos pacientes que no pueden recibir anestesia general tengan acceso al procedimiento. Además, ofrece imágenes excelentes de la válvula tricúspide a fin de tratar más eficazmente y mediante catéter la regurgitación de la válvula tricúspide”, comenta el Dr. Mohamad Adnan Alkhouli, cardiólogo intervencionista en Mayo Clinic de Rochester.

El nuevo catéter del ecocardiograma cuadridimensional es tan pequeño que puede introducirse dentro de las cámaras cardíacas y, mediante tecnología avanzada, crea imágenes tridimensionales de alta calidad y en movimiento. Esta tecnología permite a los médicos ver en vivo la anatomía y el flujo sanguíneo dentro del corazón, lo que constituye una gran mejora comparado con los catéteres del ecocardiograma intracardíaco estándar que solo son capaces de aportar imágenes bidimensionales.   

Esta vista interna y en movimiento del corazón aporta información útil para los médicos clínicos, especialmente sobre aquellas áreas cardíacas que no son fáciles de visualizar bien con los ecocardiogramas transtorácicos o transesofágicos. La tecnología cuadridimensional ofrece más detalles visuales para guiar procedimientos intervencionistas del corazón, como el  cierre del apéndice auricular izquierdo, la reparación de la válvula mitral y el tratamiento de la regurgitación de la válvula tricúspide.

Además, con el ecocardiograma cuadridimensional, el paciente no necesita recibir anestesia, lo cual es importante para quienes tienen sensibilidad a la sedación.

En el mes de junio, el Dr. Alkhouli hizo en Mayo la primera serie de intervenciones presenciales mediante catéter con imágenes de ecocardiograma intracardíaco cuadridimensional y, ahora, trabaja en la creación de protocolos estandarizados de imágenes para procedimientos anatómicos del corazón mediados por el ecocardiograma intracardíaco.

“Mayo Clinic continúa a la vanguardia de aquella tecnología novedosa que amplía el acceso a atención médica de una creciente población de pacientes con enfermedades de la anatomía cardíaca”, concluye el Dr. Alkhouli.

Fuente. Mayo Clinic

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close