Mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre le permitirá gozar de la época navideña en familia

Padecer de diabetes implica grandes cambios en la vida del paciente. En las fiestas decembrinas, no se olvide de cuidar de su salud y continuar su tratamiento para evitar cualquier complicación.

La diabetes no toma vacaciones. Es una enfermedad que afecta a 1 de cada 10 personas en el mundo y aunque no tiene cura, es controlable y un 50% de los casos de diabetes tipo 2, se puede prevenir. Es importante tratar inmediatamente la enfermedad, ya que, para el paciente, esto implica una readaptación en su estilo de vida que supone un cambio radical y que, en muchas ocasiones, será difícil de asimilar.

Una vez detectada la enfermedad, el médico a cargo se enfoca inmediatamente en las intervenciones para comenzar el tratamiento: selección del medicamento, modificaciones en la dieta, prescripción de actividad física, monitoreo constante de los niveles de glucosa y un plan educacional para explicar al paciente su condición.  Con el tratamiento adecuado, lo que se busca es mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro de los valores establecidos como normales, con el objetivo de prevenir complicaciones y favorecer una mejor calidad de vida.

Controlar la diabetes 

En la época navideña en donde se hace más propenso llevar una dieta irregular, es importante saber todo lo necesario sobre la diabetes para poder controlar la enfermedad durante las fiestas. Algunas de las recomendaciones principales son:

  • Verificar el rango objetivo de los niveles de glucosa con el médico y tomar los medicamentos respetando las indicaciones de acuerdo al caso de cada persona.
  • Apoyarse con un nutricionista en cuanto a la recomendación de alimentos y horarios sugeridos para evitar cualquier descontrol.
  • Reforzar el seguimiento del estado de salud realizando los exámenes correspondientes, además de los físicos y oculares de rutina.
  • El acompañamiento emocional y psicológico también es recomendable, especialmente si se tiene un diagnóstico reciente de padecer la enfermedad y del cambio de hábitos que se tendrán que hacer.
  • Fortalecer buenas prácticas del tratamiento de la diabetes como realizar ejercicio de manera regular y el automonitoreo de los niveles de glucosa.

Una dieta saludable es básica

La alimentación saludable y la actividad física deben formar parte de la rutina diaria, así como mantener un peso saludable. A continuación, unos puntos a tomar en cuenta:

  • Conocer qué alimentos contienen carbohidratos ya que, al consumirlos, los niveles de azúcar en la sangre suben. Consultar con el nutricionista qué tipo de alimentos de este grupo es recomendado consumir.
  • Cuidar los tamaños y porciones de cada comida y procurar que sean opciones saludables. Procurar mantener el horario de las comidas, aún estando de vacaciones.
  • Evitar bebidas y comidas con mucha azúcar, como licuados de frutas, jaleas, aguas carbonatadas, dulces, aderezos, etc. Si desea endulzar las comidas, usar edulcorantes no calóricos.
  • Evitar ingerir bebidas alcohólicas. Si en caso lo hace, consuma las bebidas junto con comidas que contengan carbohidratos.
  • En las fiestas, sustituir las boquitas que contienen carbohidratos como panadería y pastelería, por alimentos fuente de grasas insaturadas, por ejemplo, maní, aceitunas, aguacates, etc.
  • No olvide consumir alimentos en preparaciones como asado, al horno, a la plancha, sobre todo, los vegetales y carnes.
  • Si piensa iniciar una rutina de ejercicios en esta época, se debe iniciar con periodos cortos y poco a poco aumentar la intensidad.

Otro factor a tomar en cuenta es que, al elevarse la glucosa en la sangre, producto de la diabetes, se pueden dañar los vasos sanguíneos del riñón y elevar la presión arterial, es por esto que muchos enfermos renales crónicos también padecen de esta comorbilidad.

Por ello, es sumamente importante que las personas que padecen de diabetes se chequeen constantemente y mantengan su nivel de glucosa entre los índices normales, para evitar cualquier tipo de complicación y evitar dañar su salud renal.

La diabetes es una enfermedad controlable una vez se siga el tratamiento e indicaciones que dicte su médico, pero si no se logra, puede afectar seriamente a la persona y llevarla a situaciones extremas como falla renal, amputación de miembros, ceguera e incluso la muerte.

NIPRO Guatemala vela por el cuidado de los enfermos crónicos renales en los centros de atención de hemodiálisis -muchos de los cuales también padecen diabetes-, tomando medidas necesarias para alcanzar el bienestar de sus pacientes en las unidades de atención en distintos puntos del país, principalmente en Guatemala, Jutiapa, Santa Rosa, Escuintla, Retalhuleu, Suchitepéquez y Quetzaltenango.

En la época navideña, apoye a sus familiares y personas que padecen de diabetes alentándolos a continuar su tratamiento, así como a monitorear constantemente sus niveles de glucosa para evitar cualquier tipo de complicación innecesaria. 

Fuente. NIPRO

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close