Lactancia materna: escudo protector en tiempos de COVID-19

0
212

Instituto de Gastroenterologa

En tiempos de pandemia por COVID-19, la lactancia materna demuestra, una vez más, su importancia en la protección de los niños desde sus primeras horas de vida. Distintos análisis hechos en el mundo recomiendan la lactancia materna incluso cuando las madres están infectadas con el virus SARS-CoV-2.  

Para Verónica Castro, nutricionista y consultora internacional certificada en lactancia materna, de MediSmart, “aunque la madre esté enferma con COVID-19 u otros tipos de virus, la lactancia siempre será lo mejor ya que, la leche materna es un fuerte transmisor de anticuerpos para bebé”.

“Todos los días aprendemos algo nuevo sobre el COVID-19 y en lo que respecta a la lactancia materna, en los últimos dos años hemos visto mayores beneficios. Por ejemplo, si una mamá está contagiada durante el embarazo, su cuerpo se da cuenta y reacciona, creando las defensas para tratar de combatirlo y esto es también de beneficio para bebé, quien recibe esos anticuerpos. Hay casos en los que podemos ver los cambios en la composición de la leche; vamos a ver una leche más espesa, más amarilla y esto es por los anticuerpos que contiene y que se le están transmitiendo al bebé, sin alterar su calidad”, explicó Castro.

De acuerdo con la especialista, la leche materna viene siendo la primera vacuna que recibe un bebé al nacer, gracias a la importante cantidad de nutrientes que contiene. Según explicó, en la leche materna se encuentra la cantidad adecuada de calorías, grasa, proteínas, agua para las distintas etapas de desarrollo del bebé.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, la madre y el bebé deben tener contacto al nacer independientemente del estado de COVID-19 y no debería ser separada de su bebé a menos que esté demasiado enferma para cuidarle.

Según datos de la misma Organización, las muertes de bebés separados de las madres y que no son amamantados serían 60 veces más frecuentes que las posibles muertes por COVID-19. Si las madres con COVID-19 fueran separadas de sus bebés, evitaran o dejaran de amamantar, las muertes de bebés estimadas oscilarían entre 134.000 y 273.000 muertes.

“Cuando una enfermedad grave impide que una madre amamante o cuide a su bebé, debe recibir apoyo para extraerse la leche materna y proporcionarla de manera segura, mientras se aplican las medidas adecuadas para prevenir infecciones”, determina la OMS.

En caso de estar experimentando esta situación en su hogar, estas con algunas recomendaciones para las madres positivas por COVID-19:

  • Aplicar correctamente el protocolo de lavado de manos y desinfección de manos, especialmente antes del contacto con el bebé.
  • En caso de estornudos y tos, seguir los correctos protocolos y lavarse las manos con agua y jabón o utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol, inmediatamente.
  • Limpiar y desinfectar las superficies con las que ha estado en contacto.
  • Utilizar una mascarilla médica hasta que los síntomas desaparezcan o se hayan cumplido los criterios del aislamiento, indicados por las autoridades.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe


Grupo de Turismo Gaviota


Meli Hotels International Cuba


INOR

Leave a reply


Ciengo Montero


Heberprot