Herpes Zoster: tratamiento temprano, clave para evitar secuelas

En algún momento u otro hemos visto o escuchado sobre el herpes, que generalmente lo identificamos en el rostro y se dice que surge por exponerse al sol, estrés o haber estado enfermo.  Este es el Herpes Simple.  Hoy vamos a conocer sobre el Herpes Zoster, que tiene otro orígenes e implicaciones. 

El Herpes Zoster, nos explica el Doctor Armando Mocci, Dermatólogo de Hospital Paitilla “se origina por el virus de la Varicela Zoster; por ser familia de los herpes, este virus cuando nos da varicela queda replicado en nuestra médula espinal y mucho tiempo después puede manifestarse como Herpes Zoster. El Herpes Zoster no se contagia como tal, pero a través de las lesiones activas puede el paciente contagiar de varicela a una persona que no la haya pasado”.

Es más frecuente observar el brote de la enfermedad en personas que se encuentran inmuno suprimidas o que están en tratamiento con quimioterapia o radioterapia.  Por su parte el estrés nos causa una baja del sistema inmunológico que permite que el virus se reactive y replique en una conección nerviosa llamada dermátomo.  Puede ocurrir en cualquier segmento del cuerpo.

¿Cómo saber si estamos desarrollando la enfermedad?

En primer lugar, debemos haber padecido varicela en algún momento de nuestra vida.  Lo primero que podremos sentir será una sensación de picazón o dolor en el área afectada que dura aproximadamente de tres a cinco días, dependiendo de la región donde se localiza el dolor, antes de aparecer las lesiones en la piel.  Al cabo de ese tiempo comienza a aparecer un enrojecimiento y vesículas agrupadas que se van a ir extendiendo por todo el dermatoma afectado (área de la piel inervada por un solo nervio raquídeo y su ganglio espinal).

Las lesiones a los siete o diez días se van secando, produciendo pústulas y costras que dejan cicatrices residuales y el dolor se va intensificando.  “Este dolor que produce el Herpes Zoster es un dolor que puede llegar a ser incapacitante, cíclico, con ardor y picazón que algunos pacientes refieren como «mordidas» y se incrementa con el roce o movimiento”, nos explica el Dr. Mocci.

Suele confundirse con otras enfermedades como dolor lumbar, cólicos renales, colelitiasis, costocondritis, infartos, otitis, trastornos de ATM (trastorno de músculos y articulaciones temporomandibulares), etc. 

El tratamiento del Herpes Zoster debe hacerse en las etapas tempranas de la enfermedad, hasta máximo 72 horas después del inicio de las vesículas, para evitar que el daño producido por la infección nos deje una secuela a mediano o largo plazo que conocemos como neuralgia post herpética.  Esta condición puede requerir un manejo del dolor que en ocasiones requiere la remisión del paciente a una clínica del dolor para tratamiento crónico.

“Una de las manifestaciones más graves del Herpes Zoster es cuando afecta la rama nerviosa frontal pudiendo tener afectación del ojo, por lo que en estos casos manejamos la enfermedad en conjunto con oftalmología asegurándonos un tratamiento temprano para evitar una queratitis o uveitis severa y en el peor de los casos una retinitis que puede llevar a una ceguera total”, nos amplía el Doctor Mocci.

“La enfermedad tiene curación y debe hacerse con la dosis correcta del antiviral y de manera temprana para evitar las consecuencias a largo plazo.  Si el paciente inició tratamiento tarde o recibió una dosis insuficiente puede quedar como secuela la neuralgia post herpética”.

Generalmente el Herpes Zoster le da a una persona solamente una vez en la vida y se afecta sólo un dermatoma pero hay casos en los cuales el paciente tiene más de un dermatoma afectado o le puede repetir en otra ocasión.

¿Es posible prevenirlo?

Como la activación del Herpes Zoster va a requerir una inmuno depresión, lo único que podemos hacer es llevar un estilo de vida saludable y tratar de disminuir el estrés y aquellas situaciones que nos causan estrés.

¿Qué le podemos recomendar a los que la sufren?

“Mi recomendación siempre es no subestimar el dolor como síntoma y en caso de lesiones de piel acompañadas con dolor pensar primero en este diagnóstico y consultar rápidamente a un dermatólogo, estoy seguro que si le informan al personal de los síntomas les van a facilitar una cita de forma urgente, de esta forma logramos tratar al paciente antes de las 72 horas y evitando las secuelas”.

Fuente. Hospital Paitilla

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close