El chocolate negro, un gusto posible para las personas con diabetes

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica que se caracteriza por niveles elevados de glucosa en sangre. Una persona con este diagnóstico, debe tener una alimentación especial para equilibrar y regular los nutrientes que entran a su organismo y limitar los alimentos altos en azucares y grasas, así como comer varias porciones pequeñas a lo largo del día.

Sin embargo, existen muchas dudas sobre los alimentos que están o no permitidos en su dieta, uno de ellos es el chocolate. Esto ocurre porque en función del tipo de chocolate, se aportarán más o menos beneficios y será más o menos recomendable.

Diversos estudios indican que consumir chocolate negro, incluso pueden mejorar la sensibilidad a la insulina y mejorar el colesterol de las personas diabéticas[1]. Teniendo claro que ese tipo de chocolate es el que más contenido de cacao tiene, y es el que aporta más beneficios gracias a los flavonoides y otros nutrientes, las personas con esta condición pueden aprovechar sus beneficios y disfrutar de su increíble sabor de forma moderada.

Volviendo a las características del chocolate negro, no solo es un alimento muy rico para el paladar, sino que tiene diversas propiedades nutricionales. El cacao es fuente de fitonutrientes, especialmente flavonoides, conocidos por sus propiedades antioxidantes, y minerales, como el magnesio, el fósforo y el hierro. Los flavonoides, además de tener un efecto positivo sobre la sensibilidad a la insulina y también pueden mejorar el equilibrio de la glucemia por medio de la ralentización de la absorción intestinal y la digestión de los carbohidratos.

Todos los tipos de chocolate gozan de las propiedades nutritivas del cacao, pero al mezclarlos con otros ingredientes, se disminuyen sus beneficios. Es por esto que, en el caso de los diabéticos, es indicado consumir un chocolate con un porcentaje de cacao mínimo de 70%, ya que tiene menos azúcar y grasa y más antioxidantes.

Un ejemplo de este tipo de chocolate es la barra Raw 70% de Pacari, que además de desplegar de manera excepcional el sabor del cacao ecuatoriano, lo combina con aromas cítricos, florales y un sutil toque de nuez y jazmín. Sus más de 15 premios internacionales así lo demuestran.

Como ves, no es imposible calmar un antojo de chocolate aún si eres diabético, solo tienes que elegir el adecuado y consumirlo con moderación para aprovechar todos sus beneficios. Recuerda que, además, el chocolate oscuro contiene triptófano y feniletilamina, compuestos orgánicos que ayudan a liberar endorfinas, por lo que puede ayudar a las personas a sentirse más tranquilas, relajadas y felices.

 Fuente. Pacari

Renace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close