El consumo de leche contribuye en el desarrollo del ser humano en todas las etapas de la vida

0
1909

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la leche puede ayudar a cubrir parte de los requerimientos diarios de nutrientes, como el calcio, magnesio, vitaminas B2, B5 y B12.

La leche proporciona nutrientes esenciales y es una fuente importante de energía alimentaria, proteínas de alta calidad y grasas.

Origen de la celebración

A partir del 2001, la FAO estableció el 1 de junio para conmemorar el Día Mundial de la Leche lo cual nos brinda la oportunidad de enfocar toda nuestra atención en la leche y sus beneficios, además de concientizar a las personas sobre la contribución de este producto a nuestra alimentación. Grupo LALA te invita a celebrar este día consumiendo leche en alguna de sus distintas presentaciones.

Durante todas las etapas de la vida, la leche es un producto alimenticio que proporciona nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo, como son los minerales, de los cuales destaca el calcio, y vitaminas como la A, D, y del complejo B. Además, aporta macronutrientes como las proteínas, los carbohidratos y grasas que suman a su aporte energético.

¿Qué dicen las cifras respecto al consumo?

El primer lugar lo ocupa Costa Rica con 199 litros de leche por habitante por año, mientras que en Guatemala el promedio es tan solo de 60 litros.

El promedio regional es de 101 litros, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo recomendable es de 160 litros.

Según Laura Concha, Gerente del Instituto Lala sobre los beneficios de la Leche, es recomendable promover el consumo de leche, debido a que en todo el ciclo de la vida este alimento es necesario, desde el crecimiento en la etapa temprana, hasta el fortalecimiento en la etapa adulta, para la prevención de enfermedades, tales como la osteopenia o la osteoporosis.

La leche en el crecimiento y desarrollo

Infancia y adolescencia:

La leche y los derivados lácteos son alimentos importantes en la infancia y la adolescencia, debido a su contenido de proteínas, calcio, fósforo y otros micronutrimentos, que promueven el desarrollo esquelético, muscular y neurológico. En el primer año de vida, la leche materna es el alimento ideal y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna durante los 2 primeros años de vida o más.

Adulto:

La edad adulta se establece generalmente entre los 25 y 60 años dependiendo de cada individuo. Se caracteriza por la terminación del desarrollo físico y un desarrollo intelectual en crecimiento sostenido.

En esta etapa es de suma importancia llevar una alimentación equilibrada, suficiente, adecuada, completa y complementada con actividad física. Además, sigue requiriendo de un aporte significativo de calcio, proteínas y vitaminas que se encuentran en la leche; para el mantenimiento de huesos y evitar que, a futuro, se tengan enfermedades como la osteopenia o la osteoporosis y mantenimiento de la masa muscular.

Adulto Mayor:

En esta etapa, en dónde el apetito disminuye y el consumo de proteínas de alto valor biológico se vuelve relevante, el consumo de leche ayuda a cubrir de forma importante estas demandas.

Embarazo:

Durante el embarazo los requerimientos de algunos micronutrientes como el calcio y vitaminas del complejo B son importantes y normalmente se incrementan.  La leche brinda estos nutrientes necesarios para una alimentación adecuada, tanto para la madre como para él bebe, aunado a sus proteínas y aporte calórico

“Al ser un producto práctico y versátil de consumir podemos añadirlo a otras comidas como, por ejemplo, en los desayunos: cereal con leche y fruta, leche con avena, licuados con leche; ya que, con estas combinaciones potenciamos el efecto de algunos nutrientes como la proteína, que junto con la glucosa nos brindan energía para tener.

Fuente. Grupo LALA


Havana Club Internacional S.A.


Banco Ficosah


Avianca


Respaldando Guatemala


Renace


Heberprot

Leave a reply

*