Se acabó el modelo de “captura y liberación” para migrantes del Triángulo Norte

0
2145

Instituto de Gastroenterologa

Centroamérica. Los migrantes ilegales capturados en la frontera reclamando asilo ya no serán liberados dentro de los Estados Unidos sino enviados a México a esperar la audiencia que en el 99 por ciento de los casos es denegada, recordaron altos cargos de Migración, Protección de Fronteras y Aduanas.

Anteriormente, los extranjeros ilegales podrían entrar a los Estados Unidos reclamando asilo y luego desaparecer dentro del país mientras esperaba una audiencia que podía tomar semanas meses y hasta año para llevarse a cabo.

“Ahora, eso ha cambiado”, dijo tajantemente Robert E. Pérez, comisionado adjunto del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), durante una conferencia virtual con periodistas de México, Centroamérica y Estados Unidos.

El jefe del CBP atendió esta conferencia a pocos días de las elecciones del 3 de noviembre en los Estados Unidos para la reelección del presidente Donald Trump, cuyo gobierno ha endurecido las leyes migratorias y extremado las medidas en la frontera con México.

“A través de la red de iniciativas de programas operativos implementados durante los últimos años, el CBP está enviando un mensaje claro: Se acabó el modelo de “captura y liberación”, señaló Pérez. “Los migrantes ilegales ya no serán liberados dentro de nuestro país, ya no podrán fugarse sin consecuencias y se le regresaría inmediatamente a su país de origen”.

El jefe migratorio también advirtió que las personas con audiencia de inmigración pendiente en Estado Unidos tendrán que esperar en México por el tiempo que demoren sus procedimientos. “Y la realidad es que los jueces de inmigración de EE. UU. concluyen que el 99 por ciento de los que llegan no merecen asilo, todo lo cual hace que el peligroso viaje y la larga espera sean en vano”, recalcó.

SUEÑO AMERICANO: RUTA DE LA MUERTE

En su mensaje, dirigido especialmente a migrantes procedentes de México y del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), Pérez insistió que la ruta en busca del llamado “Sueño Americano” no es más que un “viaje inútil, un viaje peligroso a la muerte.

Antes de llegar a la frontera de los Estados Unidos, expuso el funcionario, los migrantes se enfrentan a miles de peligros, explotación de criminales, asaltantes, violadores sexuales, secuestradores, extorsionadores y ahora por la pandemia del COVID-19.

Como ejemplo, citó que de julio a la fecha hallaron, a lo largo de la frontera, 400 casas de hacinamientos de migrantes y 5,00 personas atrapadas en ríos, lugares remotos, desiertos y montañas.

Las autoridades buscan a los líderes que promueven las caravanas.

En uno de los casos más recientes, relató que un migrante mexicano se cayó al intentar saltar el muro fronterizo, que mide casi diez metros de alto, y murió mientras una patrulla fronteriza lo trasladaba al hospital en Arizona.

En otra conmovedora historia, reveló el jefe migratorio, los patrulleros hallaron a cuatro niños hondureños y salvadoreños, de cuatro años de edad, con la ropa mojada y titiritando del frío en la ribera del rio Grande, después que un traficante despiadado arriesgó sus vidas al intentar cruzarlos en una balsa.

“Solo imagínense por un segundo, la depravación en este caso no deja la menor duda. Al fin de cuentas, intentar cruzar ilegalmente la frontera de Estados Unidos es una proposición perdedora”, subrayó.

Como se trata de un asunto de seguridad para el gobierno de los Estados Unidos, el jefe del CBP también recalcó que desde el 2007 se amplió el muro en 380 millas más a lo largo de la frontera con México, haciendo del mismo “una barrera real que funciona”.

LAS CARAVAS Y “PAÍS SEGURO”

El jefe migratorio destacó el desmantelamiento de las caravanas humanitarias gracias a los programas de “país seguro” con los países del Triángulo Norte y advirtió a sus promotores en estos países que los están investigando para aplicarles la ley.

En el 2019, agregó Pérez, estas caravanas propiciaron el ingreso de un millón de extranjeros ilegales, la mayoría centroamericanos, a los Estados Unidos pero este año se redujeron a unos 400 mil, el 53 por ciento menos, gracias a los controles del programa “País seguro”.

“Espero haber pintado un panorama de las realidades de la migración ilegal. Es un viaje inútil, peligroso y un serio riesgo de salud por la pandemia mundial”, recalcó el oficial.

“Ahora más que nunca hacemos un llamado a cualquiera que esté pensando hace este viaje peligroso que se quede en casa, inviertan sus talentos y esfuerzos en mejorar sus comunidades”, subrayó.

Robert. E Pérez comisionado adjunto del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

“LOS VAMOS A SACAR”: ICE

En la conferencia con los periodistas participó también, Tae Johnson, funcionario senior que cumple los deberes de subdirector del Servicio de Inmigración de Aduanas, (ICE por sus siglas en ingles).

Johnson también señaló que su oficina logró detener, mediante la “Operación Rise” a más de 300 inmigrantes fugitivos por homicidios, agresiones sexuales a menores, conducir en estado de ebriedad, violencia doméstica y otros delitos.

El ICE mantiene operaciones permanentes en California, Nueva York, Filadelfia, Denver, Seatle, Baltimore y Washington DC, consideradas “Ciudades Santuarios” para las actividades delictivas de los migrantes.

“Esto es importante porque muchas de las personas que se atreven a emprender el riesgo y largo trayecto hasta aquí tienen la intención de vivir en estas ciudades santuarios”, agregó.

El jefe del ICE recalcó: “Nuestro mensaje es claro: Estemos o no ante ciudades santuarios, nuestra misión no se detendrá. Vamos a sacar de nuestras calles a quienes violan nuestras leyes migratorias y actuaremos con rapidez para sacar a esas personas de Estados Unidos”.

FUTURO DE TEPESIANOS

Tae Johnson, subdirector del ICE.

En la etapa de preguntas y ante la interrogante sobre las caravanas que se gestan en Honduras, Pérez respondió que, en la última, de este mes de octubre, “mandamos un mensaje muy claro de que las caravanas no serán una forma aceptable de circulación para ninguno de nuestros socios”.

En ese sentido, “no deben creer en las promesas falsas que suelen hacer quienes intentan organizar este tipo de viajes, sumarse a estas caravanas es una idea inútil” agregó.

Con respecto a los organizadores, el jefe migratorio advirtió que “una vez que se determine quién transgrede la ley considerando la actividad que realicen en su totalidad y dentro de los parámetros del sistema jurídico de ese país concreto tendrán que responder con la mayor medida posible”.

En cuanto al destino que le deparan a miles de hondureños y salvadoreños con el Estatus de Protección Temporal (TPS), una vez que quede sin efecto, Pérez advirtió que “algunos serán deportados, otros decidirán por sus propios medios regresar, pero sin duda esas personas serán deportadas de Estados Unidos”. (Por Eris Gallegos)

Fuente: La Tribuna.


NiPromed


Hard Rock Hoteles


Centro Nacional de Ciruga de Mnimo Acceso

Leave a reply


Banco Ficosah


Heberprot