Se desarrolló en Cuba la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP

0
1320

Cuba. Con el firme compromiso de desarrollar el ALBA, como una expresión de independencia regional y baluarte de la integración latinoamericana y caribeña frente a las crecientes amenazas de soberanía, la paz y la estabilidad regional, finalizó este sábado en La Habana la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP y la celebración de los 15 años de su fundación.

A la cita acudieron los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz,  el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el secretario ejecutivo del ALBA-TCP, David Choquehuanca, sí como delegaciones de alto nivel de los países miembros.

Durante el encuentro se analizaron los principales problemas que afectan a la región en los momentos actuales y las perspectivas de la Alianza en la presente coyuntura de América Latina.

Se adoptó una declaración final donde se recoge el compromiso de los países miembros y el propósito de trabajar para lograr un modelo alternativo de soberanía económica.

En la Universidad de La Habana se llevó a cabo el acto de clausura y la celebración por los 15 años de creación del ALBA-TCP, escenario donde los mandatarios presente hicieron uso de la palabra, finalizando con una velada cultural.

En este marcó el presidente de Venezuela relanzó para el año 2020 el proyecto de PetroCaribe con vistas a lograr una seguridad energética definitiva en el Caribe, así como el desarrollo de la Misión Milagro y el ALBA Cultural.

También hablaron los presidentes de Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, quienes recordaron a Fidel Castro y Hugo Chávez, creadores de este proyecto regional, destacando la vigencia de sus ideas.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez tuvo a su cargo las palabras de clausura, donde denunció las crecientes agresiones contra Venezuela violando los elementales principios del Derecho Internacional.

Se refirió al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca calificándolo de obsoleto y que jamás sirvió para salvaguardar los intereses de la región, sino para amenazar la paz y estabilidad de la región.

Resaltó la solidaridad con Nicaragua y con el presidente Daniel Ortega que resiste las campañas de Estados Unidos y la oposición de su país.

Celebró la liberación de Luiz Inácio Lula Da Silva a la vez que hizo un llamado para continuar demandando su plena libertad.

Díaz-Canel Bermúdez llamó la atención sobre el golpe de Estado en Bolivia, condenando el silencio cómplice de muchos y la manipulación a la que se han prestado algunos medios de comunicación, ratificando su apoyo y solidaridad a Evo Morales.

En sus palabras el mandatario cubano criticó el neoliberalismo e insistió que la mentalidad colonial en América debe desaparecer.

En los momentos finales de su intervención, el presidente cubano abordó el tema del bloqueo a Cuba, recordando que la comunidad internacional ha manifestado un total rechazo.

“Cuba resistirá todas las amenazas. Tenemos un pueblo unido. Contamos con la solidaridad del mundo, de los pueblos de América Latina y el Caribe, y muy en especial, de nuestros hermanos del ALBA. Este país no renunciará al socialismo ni a la solidaridad”, puntualizó Díaz-Canel.

En la actualidad el ALBA lo integran Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Venezuela y Haití como observador.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe.


Havana Club Internacional S.A.


Grupo de Turismo Gaviota


Industria Molinera S.A.


WalMart Guatemala


Ciengo Montero


Heberprot

Leave a reply

*