Proyectos financiados por la UE impulsan el crecimiento económico local sostenible e inclusivo en la zona de adyacencia entre Guatemala y Belice

Guatemala. En un evento presidido por el embajador de la Unión Europea en Guatemala, Thomas Peyker, en el que participaron también representantes de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT), el Comité Internacional para el Desarrollo del Pueblo (CISP) y la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (FUNDAECO), se dieron a conocer los avances de tres proyectos financiados por la Unión Europea, implementados en la Zona de Adyacencia (ZDA) entre Guatemala y Belice, y sus alrededores.

Estos proyectos tienen como objetivo específico impulsar el desarrollo económico, mejorar la gobernanza y reducir la conflictividad en la zona de adyacencia y su vecindad, a través de la consolidación de modelos sostenibles, garantizar el acceso a los servicios básicos y fomentar el diálogo, con un enfoque transversal un enfoque de derechos humanos con perspectiva de género y de acuerdo con los principios declarados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. Informó el Embajador de la Unión Europea”. Informó el Embajador de la Unión Europea, Thomas Peyker.

En el año 2019 la Delegación de la Unión Europea, aprobó el inicio de tres proyectos relacionados con el desarrollo de los cinco municipios adyacentes con Belice, los cuales son Melchor de Mencos, Dolores, Poptún, San Luis del departamento de Petén y Livingston de Izabal, los cuales son liderados por AGEXPORT, CISP y FUNDAECO.

Uno de los proyectos es el denominado “Mercados, Diálogo y Desarrollo para los pobladores de la Zona de Adyacencia y sus alrededores entre Guatemala y Belice, o proyecto Zona de Adyacencia Próspera (ZAP), a través de un consorcio liderado por AGEXPORT y socios co- ejecutores la Asociación Balam y Asociación Amigos del Desarrollo y la Paz (ADP), cuyo principal objetivo ha sido el de promover el crecimiento económico local sostenible e inclusivo en la Zona de Adyacencia y sus alrededores. Brindando atención técnica a pequeños productores vinculándolos al mercado local e internacional, así́ como fomentar la participación ciudadana y la atención de conflictos por medio del diálogo.

Este proyecto ha tenido un radio de acción en los municipios de Melchor de Mencos, Dolores, Poptún y San  Luis del departamento de Petén, así como el municipio de Livingston del departamento de Izabal, siendo los principales componentes y/o resultados de trabajo:  1) Los pequeños productores de las comunidades aumentan sus ingresos y mejoran su seguridad alimentaria, a través de la generación de negocios incluyentes y sostenibles; 2) Las comunidades mejoran su acceso a servicios básicos, a través del fortalecimiento de sus conocimientos y capacidades para gestionar sus derechos ante las autoridades competentes y 3) Establecer un mecanismo de diálogo permanente con autoridades y socios relevantes presentes a nivel local, para incidir positivamente en la gobernabilidad, la convivencia pacífica, la conservación y uso sostenible de los recursos.

“Los líderes y lideresas de las comunidades atendidas de los municipios referidos, han alcanzado diversos logros establecidos en este proyecto, destacando “entre ellos, la implementación de varios proyectos productivos (cardamomo e izote pony por ejemplo), 302 mujeres participando activamente en microempresas asociativas rurales, más de 209 líderes formados en equidad del género y derechos humanos, 104 Líderes formados en las comunidades, que desarrollan una activa participación en los COCODES, entre otros.” Indicó el Director de Alianzas para el Desarrollo de AGEXPORT, Moisés Mérida.

Por otra parte, se está ejecutando también el proyecto “Desarrollo Rural con Enfoque Territorial en la Zona de Adyacencia y sus Alrededores”, financiado por la Unión Europea y ejecutado por el Comitato Internazionale per lo Sviluppo dei Popoli -CISP-, en colaboración con Asociación Balam, la Coordinadora de Asociaciones Campesinas Agropecuarias de Petén -COACAP-, Julian Cho Society; y con el apoyo de la Mesa Intersectorial de Tierra y Ambiente -MITA- y la MANMUNISURP. El proyecto busca contribuir al desarrollo socioeconómico local sostenible e inclusivo en la Zona de Adyacencia y sus alrededores como factor de cohesión social, estabilidad y paz, activando un proceso de Desarrollo Local con Enfoque Territorial que garantice la inclusión social, educativa y productiva de jóvenes, mujeres y comunidades indígenas de las áreas protegidas y zonas aledañas.

Emiliano Colapietro, Coordinador de este proyecto, mencionó que, entre los logros más importantes a la fecha están:  “40 entre lideres comunitarios y personal técnico de las municipalidades capacitados en Desarrollo Rural con Enfoque Territorial; 6 Planes de Desarrollo Comunitario publicados, beneficiando indirectamente a 3092 habitantes de las comunidades rurales; 682 alumnos comunitarios tienen acceso a agua potable a través la construcción de sistemas de cosecha de agua de lluvia y la entrega de filtros purificadores; 4 puestos de salud comunitarios equipados; 103 nuevas familias beneficiadas con entrega de plantas para la implementación de sistemas agroforestales de cacao e ingas.”

La Unión Europea también apoya el proyecto Desarrollo Económico y Gobernanza Territorial Sostenible en la Zona de Adyacencia de Río Sarstún en Guatemala, implementado por la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (FUNDAECO) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) en el área sur de la Zona de Adyacencia, en Izabal. El proyecto busca reducir la conflictividad en la Zona de Adyacencia del Río Sarstún a través del manejo sostenible de los recursos naturales y el gobierno participativo del área protegida; la resolución de la conflictividad agraria, la generación de ingresos y empleos sostenibles, el acceso a servicios básicos de salud y educación para la población vulnerable, y la promoción del diálogo binacional.

Ingrid Arias, Directora de Desarrollo Institucional de FUNDAECO, señaló que los logros más importantes a la fecha son los siguientes:  Un total de 6,019.3 hectáreas de bosque comunitarios ingresados al Programa de Incentivos de Protección del INAB, asegurado ingresos para 16 comunidades en un periodo de 10 años;  Un total de 102 familias de 21 comunidades están diversificando sus fuentes productivas, incluyendo el establecimiento y manejo de 155.5 hectáreas de sistemas agroforestales;  5 Clínicas de la Mujer y 3 Botiquines Comunitarios proveen servicios de salud básica y salud sexual y reproductiva para 48 comunidades (2,598 personas);  Se ha apoyado la formación de niñas, adolescentes y jóvenes a través de 18 becas de estudio y la implementación de capacitación técnica vocacional para 20 jóvenes de las comunidades socias;  Un logro relevante es la culminación del proceso de la resolución de certeza jurídica de la tierra de las comunidades de Plan Grande Tatín, Plan Grande Quehueche, la Angostura y Ak Tenamit.

Further Reading
Las remesas con aplicaciones de criptomonedas llegaron al 1,9% en El Salvador

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close