Generación de energía eléctrica de fuentes limpias crece un 51% a marzo de 2022

Durante el primer trimestre de 2022, la generación de energía proveniente de fuentes renovables no convencionales como eólica y solar aumentó un 51% en relación al 2019, según cifras de la Secretaría Nacional de Energía (SNE).

A marzo pasado, la generación de energía eléctrica con estás fuentes se situó en 553,089 Megavatio-hora (MWh) frente a los 282,075.39 MWh de igual período de 2019.

La mayor cantidad la genera la eólica, seguido de la solar. El porcentaje de producción hora por día es sostenido en el caso de la eólica; mientras que la solar se da durante 12 horas, empezando las 7:00 a.m. hasta las 7:00 p.m.

Históricamente, el 75% de la generación en Panamá proviene de fuentes renovables o limpias, pero en 2021 cerró con 81%. El incremento de la penetración de estas energías en la matriz energética nacional también subió entre 2019 y 2021 en 69%.

El año pasado, la SNE también registró una duplicación en la capacidad de los parques fotovoltaicos de 200 a 400 MW. Proyectos que se siguen inaugurando y construyendo actualmente.

En el caso de los techos solares, Panamá inauguró tres sistemas de calentamiento solar de agua en 2022 en las provincias de Panamá, Veraguas y Chiriquí, específicamente en el Hospital San Miguel Arcángel, el Hospital Luis “Chicho” Fábrega y el Hospital José Domingo de Obaldía, los que ahorrarán al año $46,529.64 en el pago de facturación de electricidad y combustible, 615 cilindros de gas de 100 libras y 2,710 galones de búnker.

Un informe de la SNE destacó que de junio de 2019 a marzo de 2022, la capacidad instalada en los techos solares se situó en 69%, pasando de 32.1 MW a 54 MW. Lo anterior es el reflejo de que más personas utilizan sus casas para el autoconsumo, ya que el número de 569 avanzó hasta 1,613 prosumidores, es decir, los clientes que generan energía eléctrica con paneles solares y que inyectan el excedente a la matriz energética.

La generación solar de autoconsumo a junio de 2021 por provincia fue: Panamá, con 33%; Panamá Oeste, con 28%; Veraguas, con 11%; Chiriquí, con 10%; Coclé, con 7%; Herrera, con 4% y Los Santos y Colón, con 3%, respectivamente.

Generación de energía eléctrica de fuentes limpias crece un 51% a marzo de 2022

Generación de energía eléctrica de fuentes limpias crece un 51% a marzo de 2022

Descarbonización

Aunque Panamá consolidó su declaración de país de carbono negativo junto a Bután y Surinam, únicos en todo el mundo que absorben más gases de efecto invernadero; durante el primer semestre del 2020, el país pagó un valor CIF de $379.5 millones, por los combustibles fósiles para el transporte y la generación de electricidad, en el 95% de las importaciones de ese año.

La meta de Panamá es reducir las emisiones de carbono en al menos 24% para el 2050 y un 11.5% para el 2030. Las autoridades estiman que con la implementación de la Estrategia Nacional de Generación Distribuida, se reducirá en más de 3.1 millones de toneladas las emisiones de dióxido de carbono entre 2021 y 2030, todo lo anterior enmarcado en cumplir con los Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 de la ONU.

Además, el Plan Nacional de Energía 2015-2050 sugiere que hasta un 70% del suministro de energía de Panamá podría ser renovable en 35 años.

Generación de energía eléctrica de fuentes limpias crece un 51% a marzo de 2022

Generación de energía eléctrica de fuentes limpias crece un 51% a marzo de 2022

El plan es una hoja de ruta a largo plazo, para diversificar la matriz energética y avanzar en el acceso a la energía, la eficiencia energética, la seguridad energética y la descarbonización del sistema energético en general.

Nuevos parques solares

El plan de descarbonización e inversiones sigue. Recientemente, la empresa AES Panamá inauguró cuatro centrales de energía fotovoltaica: Cedro y Caoba Solar, en Boquerón, provincia de Chiriquí; Mayorca Solar, en el distrito de Pocrí, provincia de Los Santos y Pesé Solar, en el distrito de Pesé, provincia de Herrera.

Para estos parques solares de última generación que brindarán un total de 40MW de potencia nominal, la empresa invirtió más de $40 millones y más de 480 mil horas hombre.

Las centrales cuentan con la tecnología de seguidores solares de un eje tipo trackers y módulos bifaciales, que les permiten moverse en conjunto con el sol, y además captar la radiación solar por ambas caras del panel, maximizando el aprovechamiento del recurso.

Mientras tanto, el Grupo Enel abandonó en 2021 la explotación de centrales de carbón en el mundo. En Panamá, como Enel Green Power, la empresa es unos de los principales operadores de energías renovables, en términos de capacidad instalada. La empresa opera la Central Hidroeléctrica Fortuna de 300 MW y Chiriquí de 12 MW, ambas en la provincia de Chiriquí; el complejo Sol Real de 42 MW, compuesto por cinco plantas distribuidas entre las provincias de Chiriquí y Coclé, y Estrella Solar de 8 MW en Coclé, así como Jagüito de 13 MW y Esperanza 26 MW.

Movilidad eléctrica

En Panamá, el 60% de las emisiones provienen de actividades relacionadas con el transporte, el 77.7% son vehículos de transporte de pasajeros y el 22.2% por transporte de carga.

En septiembre de 2021, la SNE presentó la Estrategia Nacional de Generación Distribuida, cuya meta en el segmento de movilidad eléctrica es desarrollar e implementar acciones para ir cambiando el parque vehicular del país al 2030.

La iniciativa pretende que la venta de vehículos eléctricos privados en el país de 10 al 20%, aumente entre 25 y 40%, que las flotas de concesiones autorizadas de autobuses sean entre un 15 a 35% eléctricas y que las flotas del Estado estén compuestas entre 25 y 50% por vehículos eléctricos.

Con los porcentajes planteados, Panamá avanzaría en el reemplazó de los vehículos de combustión, reduciendo la huella de carbono en el sector transporte.

Metas

En línea con los planes a largo plazo, a mediados de 2021, el presidente de la República, Laurentino Cortizo anunció que en 2023, Panamá “abaratará” el precio de la energía eléctrica con la transformación su matriz, nuevas inversiones y la revisión de las políticas del sector.

El plan contempla que el próximo año salgan del mercado, las plantas térmicas de baja eficiencia, altos costos y fuerte contaminación que son influenciadas con la fluctuaciones del precio internacional al país ser importador 100% del recurso fósil.

La idea de Cortizo Cohen es atraer nuevas inversiones que generen empleo, mejoren el sistema y eleven la confiabilidad, con una generación eficiente y de menor costo, para que impacte en la reducción de la tarifa eléctrica. Actualmente, el usuario final asume el 62% del costo de la generación de energía.

Fuente: La Estrella de Panamá.

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close