Facturación electrónica: ABC de un sistema innovador para las empresas panameñas

Según datos publicados por la Dirección General de Ingresos (DGI), hasta fines de agosto de 2022, se han emitido casi 65 millones de documentos electrónicos en Panamá

Panamá. Si algo nos ha enseñado la historia es que, para mejorar, es preciso evolucionar. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que el crecimiento está asociado a aquellos ajustes de estrategia, cambios de mindset, desestimación de procesos engorrosos, etc. Como dice el reconocido especialista en transformación digital e industrias español Marc Vidal: “el que cambia no siempre gana, pero el que no cambia, siempre pierde”.

En esa línea de ideas, no se puede dejar por fuera el papel importante que ha cumplido la tecnología, no solo para promover nuevas formas de hacer las cosas, sino para cambiar la misma cultura y hábitos de las personas. Y esto ya no es sorpresa en pleno 2022, cuando convivimos a diario con apps que simplifican la vida, que nos permiten disponer de funciones que facilitan todas las tareas. Y es allí que uno de los procesos que más ha evolucionado en los últimos 10 o 15 años es el de la facturación. Lo que antes se realizaba de forma manual en un papel, ahora puede realizarse de forma digital, desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora. ¿Acaso no es uno de los más grandes cambios para las organizaciones?

Respecto a aquello, Rafael Montero, CEO de GuruSoft, compañía tecnológica de renombre en Latinoamérica, menciona: “Recuerdo aquellos tiempos en los que se resguardaban las facturas en carpetas o archivadores, los cuales ocupaban gran espacio en mobiliarios. Era un problema si se perdía uno de esos documentos o si había algún incidente que afectara la integridad física de los mismos. Hoy, con una modalidad tan conveniente como la facturación electrónica, todo está guardado en la nube, para seguridad de la empresa”.

Facturación electrónica en Panamá

En Panamá, se emitió la primera factura electrónica en septiembre de 2018. Este hito permitió que 43 empresas del llamado Plan Piloto, puedan hacer este proceso de forma digital, y en vista del éxito de las pruebas, se conocieron los primeros obligados a trabajar con este sistema, según la ley 256 del 26 de noviembre del 2021. Actualmente, el grupo que está más próximo a comenzar la etapa de obligatoriedad es el de proveedores del Estado, los cuales deben realizar sus emisiones desde el 31 de octubre del 2022, según Resolución No. 201-5215, publicada en la Gaceta Oficial el 25 de julio del 2022.

Según datos publicados por la Dirección General de Ingresos (DGI), hasta fines de agosto de 2022, se han emitido casi 65 millones de documentos electrónicos. Sobre estos datos, Montero recalca que: “la gran cantidad de documentos generados de forma digital en Panamá, es una muestra clara no solo de que los contribuyentes se están adaptando cada vez más rápido a esta tecnología, sino que las personas adquirientes de productos y servicios están avanzando con normalidad y entusiasmo hacia la llamada sociedad 5.0, la cual está digitalizada a plenitud, abriendo un sinfín de oportunidades de negocio, que quizá de otra manera no hubieran aparecido”.

Facturación electrónica en Latinoamérica

LATAM es por excelencia una de las regiones más avanzadas en la adopción de esta tecnología. Países referentes como México, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, entre otros, han impulsado y con éxito, una nueva forma de gestionar procesos, y es que esta metodología permite agilizar operaciones de una manera increíble.

En el artículo “Oportunidad: el uso de la factura electrónica en el comercio internacional”, el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT): “las tecnologías modernas abren un mundo de oportunidades para propiciar la adecuada transmisión de datos, así como su trazabilidad con tecnologías como blockchain”.

Beneficios de un sistema innovador

Migrar a esta modalidad es muy sencillo. Aquella persona natural o jurídica que lo requiera, de forma voluntaria, puede realizar su registro en el SFEP de Panamá, mediante formulario de declaración jurada en el sistema e-Tax 2.0. Quien inicie sus operaciones de forma digital, recibirá al menos estos beneficios:

  • Ahorro del 80% de gastos de facturación (según estimaciones del CIAT).
  • Reducción del uso de papel, impresoras, tintas y otros suministros.
  • Disminución de espacio para archivar documentos físicos. • Apoyo en la conservación del planeta.
  • Mejora en la atención al cliente, brindándole servicios cada vez más ágiles.
  • Agilidad en el proceso de pagos a proveedores.
  • Optimización de tareas operativas en áreas de facturación, finanzas, contabilidad, entre otras afines.
  • Impulso del e-commerce.
  • Minimización del riesgo de recepción de documentos tributarios falsos.

Una empresa con amplia experiencia en Facturación Electrónica GuruSoft es una compañía panameña que cuenta con más de 14 años de experiencia en el rubro tecnológico y tiene presencia operativa en el país y 8 países más de Latinoamérica, convirtiéndole en un aliado importante para la implementación de facturación electrónica.

Es también Proveedor de Autorización Calificado (PAC) y cuenta con un equipo de especialistas que está siempre dispuesto a asesorar a todos aquellos contribuyentes que deseen dar este paso tan importante hacia la transformación digital, a través de una herramienta realmente aportante. Para más información sobre sus soluciones, puedes contactarlos a info.pa@guru-soft.com.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close