APM Terminals Moín reporta el menor tiempo ocioso antes de inicio en operación de barcos, en Latinoamérica

Costa Rica. En la búsqueda de la mejora continua de servicios, la Terminal de Contenedores de Moín entró el año pasado en una revisión interna de sus procesos buscando incrementar sus índices de productividad y eficiencia. La crisis de los contenedores a nivel global y la repercusión en las cadenas de suministros, han puesto a los puertos y a las navieras de todo el mundo a agilizar aún más sus procesos de atraque y desembarque, para alcanzar la menor afectación posible a los mercados que sirven.  

A nivel global, en APM Terminals se emplea la metodología japonesa Kaizen. Esta metodología busca el mejoramiento continuo de los individuos y las empresas a través de la eliminación de desperdicios y derroches en los sistemas productivos, por lo que centran a sus equipos multidisciplinarios a encontrar oportunidades de mejora.

Bajo la metodología Kaizen, el equipo de APM Terminals empezó a revisar el protocolo de atraque de los buques y encontraron que existía un problema de tiempo ocioso que resultaba es una espera prolongada de casi dos horas por parte de los operadores. A raíz de esta situación, en coordinación con las autoridades gubernamentales: Consejo Nacional de Concesiones, Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT división Marítimo Portuaria), Ministerio de Salud, Aduana Central, Dirección General de Migración y Extranjería, Servicio Nacional de Salud Animal y JAPDEVA,  trabajaron juntos para agilizar el proceso de liberación de buques atracados en la TCM; logrando reducir el tiempo ocioso de los buques que atracan en Moín en un 45%, agregando capacidad y reduciendo el tiempo de estadía de los buques en la TCM.

Este nuevo modelo de consiste en un protocolo coordinado entre autoridades de gobierno y el concesionario para poder preparar la operación portuaria mientras las autoridades están en la liberación del barco. Todo lo anterior siguiendo el marco normativo de cada institución y buscando las eficiencias del proceso. El compromiso que asumió la TCM es tener listo este protocolo para que, una vez que atraquen, tanto la maquinaria como el personal estén listos para recibir el buque.

En este primer semestre, en comparación con el 2021, las navieras ganaron más de 400 horas de tiempo de estadía en puerto para un mismo nivel de volumen de contenedores. Gracias a este cambio se ha incrementado la productividad, generado ahorro en las organizaciones involucradas y mitigado el impacto ambiental de la operación, al permitir que las navieras puedan reducir su tiempo en el puerto, por aproximadamente una hora, lo que significaría una posible reducción en el consumo de bunker por barco.

“Los barcos deben salir de manera eficiente del puerto después del manejo de la carga. Trabajamos incansablemente por minimizar el tiempo entre el momento en que un barco solicita servicios de atraque y su partida real, por ser un puerto amigable con las navieras y por reducir lo máximo posible el impacto ambiental de nuestra operación”, explicó Leonardo Brenes, del Departamento Comercial de APM Terminals.

“Este nuevo proceso nos permite una mejor coordinación de la operación por barco entre instituciones gubernamentales, agentes portuarios y APM Terminals Moín, disminuyendo el tiempo significativamente, mientras los agentes portuarios revisan los trámites correspondientes. Estamos sumamente agradecidos con las autoridades de gobierno, agentes portuarios y nuestro personal. por lograr ejecutar un proceso en conjunto bajo el respeto y los valores de la compañía”, concluyó Yadir Murillo, Gerente de Turno de Operaciones.

El esfuerzo continuo de este nuevo modelo permitió que la TCM rompiera récords en abril y mayo, cuando en ambos meses alcanzó la meta del menor tiempo ocioso de la terminal desde el inicio de su operación en 2019. Posicionando, además, a APM Terminals Moín en el tercer puesto de eficiencia a nivel global de esta operadora y convirtiéndose en referente de este proceso. El plan piloto en nuestro país resultó tan efectivo que se empezará a replicar en otros puertos de la corporación.

Durante este año la TCM rompió dos récords en PMPH (movimientos productivos por hora, por sus siglas en inglés), uno de sus indicadores claves de rendimiento, cuando logró desembarcar el Buque Polar México en 99.4 PMPH, y el Buque Del Monte Rose en 101.3 PMPH, cifras que nunca se habían alcanzado en la historia de la terminal.

Fuente. Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Further Reading
Connecting Best Markets de AGEXPORT, da la bienvenida a empresas exportadoras centroamericanas
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close