Educación financiera: las claves básicas de la economía personal

La educación financiera está lejos de ser algo complejo, aburrido o innecesario. Todo lo contrario, todas las personas en algún momento en la vida -mejor si es a temprana edad- tendrían que aprender sus conceptos básicos, ya que es la clave para tener una buena economía personal.

En el día a día las personas hacen múltiples transacciones, por ejemplo, comprar alimentos, pagar el transporte público, la renta, los servicios, etc. Todas ellas las realizan con sus ingresos, que a su vez también deberían ser utilizados para ahorrar, invertir o, por qué no, llevar a cabo un emprendimiento o negocio personal. Y, para poder lograrlo, es necesario tener una correcta educación financiera.

De hecho, aquellos que ponen en práctica estos conceptos son capaces de tomar decisiones más acertadas e incluso arriesgarse a tomar préstamos personales para crear sus propias empresas. Pero, ¿qué es la educación financiera?

De qué se trata la educación financiera

En palabras sencillas, se comprende por educación financiera a la acción de aprender una serie de herramientas y/o conceptos básicos que permiten tener un mejor entendimiento sobre cómo funciona el dinero.

La idea es que a través de todo ello, las personas logren hacer una mejor gestión de su economía personal y familiar.

Conceptos básicos que debes aprender

Con un concepto más claro, llegó el momento de entrar en materia y aprender esos conceptos claves de la economía personal.

Ingresos: es el dinero que se percibe como pago por el trabajo realizado. En el caso de los trabajadores independientes sería la venta de un producto o servicio.

Ahorro: es el fondo que se crea después de destinar una porción del salario percibido. A su vez constituye el “capital” de la persona o grupo familiar.

Capital: son los recursos de valores que posee una persona, el cual puede utilizar para generar un beneficio económico a su favor.

Finanza personal: la acción de administrar todos los bienes materiales de una persona o grupo familiar.

Dinero: se define como un activo o bien aceptado de manera colectiva como método de pago, instrumento de valor y de cambio.

Crédito: es un instrumento financiero, a través del cual las personas acceden a una suma determinada de dinero, el cual se compromete a devolver en un tiempo determinado más intereses. Un créditose solicita en financieras, a un tercero o en el banco.

Inversión: destinar parte del capital acumulado en productos financieros (fondos de inversiones, fideicomisos, plazos fijos, comprar acciones) bienes raíces e incluso en un proyecto con el propósito de generar una ganancia o intereses para incrementar el patrimonio personal.

Gastos: es el dinero que se utiliza para cancelar deudas, pagar servicios, adquirir bienes y productos.

Están los gastos fijos, es decir, aquellos indispensables para cubrir las necesidades básicas: comida, vivienda, transporte, educación; luego, están los gastos variables o que surgen de manera espontánea y suelen ser necesarios. Por ejemplo, realizar una reparación en el hogar.

Presupuesto: planificación anticipada de los ingresos con el fin de realizar una distribución eficiente de los recursos a fin de cubrir los gastos fijos, generar ahorros y poder hacer frente a los imprevistos.

Deuda: es el compromiso y/o la obligación económica que adquiere una persona para pagar un producto, bien o servicio.

Capacidad de endeudamiento: la deuda máxima que pueden adquirir las personas sin tener que poner en riesgo sus finanzas personales.

Saber a detalle de estos conceptos e ir poniéndolos poco a poco en práctica, le permite a las personas tener una mejor calidad de vida. en el corto, mediano y largo plazo.

Con este conocimiento se pueden tomar mejores decisiones de compra en la cotidianidad, incrementar su capacidad de ahorro y de endeudamiento, por tanto, concretar de manera sencilla todos las metas que se plantean.

En pocas palabras, la educación financiera es necesaria para tener una mejor relación con el dinero,  a fin de tomar decisiones más acertadas.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe

Further Reading
Cuentas Claras: Cómo lograr un ahorro diario
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close