Los 5 retos que enfrentarán las franquicias en Guatemala en 2020

0
906

Guatemala. Mejores fuentes de financiamiento, profesionalización, reducir costos de operación y mantener tasas de crecimiento a dos dígitos son algunos de los retos que enfrentan las franquicias en Guatemala durante el 2020.

Franquicias adaptadas a los nuevos tiempos y obligaciones para un público cada vez más exigente y conectado, empresas con facilidad de entrada y con la mejor calidad en su servicio o productos, son otros aspectos importantes que analiza el sector para el presente año en el país.

La franquicia sigue consolidándose como modelo de negocio presente y futuro, por lo tanto, a esas dos líneas son hacia las que apunta José Roberto Fernández, presidente de la Asociación Guatemalteca de Franquicias (Francorp), a las que deben dirigir buena parte de los esfuerzos en el 2020.

Fernández conversó con Prensa Libre y expone cuáles son las expectativas y estrategias que guiarán al sector en el camino del crecimiento y sostenibilidad.

¿Qué categorías repuntarán en 2020 para invertir en franquicias?

Los servicios personales, como educación, cuidado personal, salud, idiomas, servicios profesionales son las categorías de mayor crecimiento, aunque los sectores de alimentos y restaurantes representan la base de franquicias y es un giro muy estable.

Sin embargo, hoy veremos más negocios de distribución convirtiéndose a franquicias.

¿Cuál es el modelo dentro de las franquicias más común en el país?

Restaurantes y alimentos en todos los mercados suele ser el giro de mayor participación y luego el comercio al detalle.

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento para este año?

De un optimismo moderado. En este sentido los franquiciantes son conservadores respecto a sus proyecciones de ventas para el 2020, sin embargo visualizan un mejor año que el 2019 que realmente fue muy difícil para muchos giros del comercio y servicios en el país.

Los franquiciantes estarán enfocados en esfuerzos para contener el costo operativo o reducirlo, para lograr mantener los niveles de rentabilidad, tanto de unidades corporativas como franquiciadas.

Ya que la proyección del Producto Interno Bruto (PIB) se sitúa alrededor del 3% es de un crecimiento realmente conservador por lo cual no se esperan grandes saltos en el sector.

¿Qué harán de diferente o cuáles son las estrategias para crecer?

El 75% de las franquicias que operan en el país se ubican en el área metropolitana, por lo tanto, es necesario enfocarse hacia las ciudades intermedias, que son el futuro de Guatemala, puntualmente el nodo regional de los Altos (Xelajú, Totonicapán, Totonicapán entre otros), el nodo regional las Verapaces (Cobán, San Juan Chamelco, San Pedro Carchá) y el nodo regional de Huehuetenango.

En algunos de estos nodos se proyecta que la población pasará del millón de habitantes y es ahí cuando se vuelve atractivo para los franquiciadores.

Desarrollar a plenitud el interior de la República es no solo la tarea pendiente, sino la gran oportunidad de la mayoría de cadenas de franquicias en Guatemala sea nacionales o importadas.

Si este crecimiento en la provincia no se ha generado es por las necesidades de una mejor infraestructura porque está relacionado con temas de infraestructura y abastecimiento.

¿De cuánto es el rango de inversión de alguien que está interesado en una franquicia?

Se pueden situar en los siguientes rubros:

Entre US$100 y US$300 mil, donde se concentra la mayor parte de la oferta de inversiones.

Entre US$20 y US$60 mil, que son consideradas franquicias de baja inversión.

Se debe tomar en cuenta son las microfranquicias, que son inversiones menores a los Q100 mil o Q150 mil.

Por otro lado siempre hay inversiones que superan el medio millón de dólares.

¿Por qué fracasan las franquicias en Guatemala y cómo evitarlo?

Por parte de los franquiciadores, por falta de preparación en la estructuración de su modelo de franquicias o ingresan a competir a nichos extraordinariamente bien atendidos ya y no cuentan con una propuesta de valor diferenciada para el consumidor.

Por lado del franquiciado adquirir una franquicia sin hacer una investigación previa, sin conocer su perfil de inversionista, falta de conocimiento y con frecuencia no tener clara la expectativa del estilo de vida que se tendrá con la operación de una franquicia.

Las franquicias están diseñadas para trabajar más, pero para uno mismo, no son en conceptos generales una inversión ausente o el mito que funcionan solas.

¿Cuáles son los principales retos para el 2020 para los franquiciadores en Guatemala?

Reclutar a los franquiciados adecuados

Obtener el staff adecuado para la operación de los puntos de venta

Acceso a financiamiento

Reducción de los costos de las inversiones iniciales de montaje de una franquicia y la contención del costo operativo.

Ley de Competencia

¿Por qué es un reto la Ley de Competencia?

La Ley de Competencia así como está diseñada marca una serie de aspectos que podrían perjudicar al sector.

Por ejemplo, en el tema de asignación de territorios exclusivos, la facultad que una empresa pueda designar a otra franquicia a un proveedor exclusivo.

Consideramos que es un tema importante y necesario, pero requiere un mayor análisis, algunos de los alcances que hasta hoy se plantean marcan limitaciones a las inversiones con la fijación de territorios y esta es la esencia de las franquicias.

La base de la franquicia es la Pequeña y Mediana Empresa y si queda así afectará al modelo que opera en el país desde hace más de 50 años y hasta la fecha son 400 modelos que ya operan y generan empleo.

Por lo anterior, volveremos a plantear el tema a la comisión que corresponda en el Congreso de la República.

Fuente: Prensa Libre.


Servicios Mdicos Cubanos


Banco Ficosah


Industria Molinera S.A.


Respaldando Guatemala


Renace


Heberprot

Leave a reply

*