Home Boletin Estados Unidos busca frenar la influencia china en América Latina

Estados Unidos busca frenar la influencia china en América Latina

0

Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

Tratando de incrementar el comercio con América Latina, el presidente estadounidense Joe Biden se reunió el jueves con sus homólogos de República Dominicana y Chile como parte de un esfuerzo más amplio para perturbar el dominio de China en la manufactura mundial.

El presidente demócrata dará la bienvenida el viernes a mandatarios de todo el hemisferio occidental para la primera Cumbre de Líderes de la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas. El evento se anunció el año pasado en la Cumbre de las Américas en Los Ángeles, ya que Biden ha dado prioridad a ampliar las alianzas estadounidenses para contrarrestar a competidores como China y rivales como Rusia.

Biden dijo que los países están trabajando juntos en el crecimiento económico y comparten valores para detener la corrupción.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, describió los objetivos del gobierno de Biden en un discurso el jueves en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Estados Unidos quiere diversificar las cadenas de suministro con “socios y aliados confiables”, una estrategia que, según dijo, tenía “enormes beneficios potenciales para impulsar el crecimiento en América Latina y el Caribe”.

Yellen, que habla regularmente sobre su estrategia de amistad para aumentar la resiliencia de la cadena de suministro trabajando principalmente con naciones amigas en lugar de rivales geopolíticos como China, expuso su visión de nuevas inversiones estadounidenses en América del Sur en el BID el jueves. Las empresas latinoamericanas “tendrán cada vez más oportunidades de liderar nuevas áreas de energía limpia, por ejemplo, ayudando a crear cadenas de suministro verticales mediante el uso de litio extraído localmente en la producción local de baterías”, dijo Yellen.

“Las empresas farmacéuticas y de equipos médicos pueden crecer e innovar para satisfacer la mayor demanda”, dijo Yellen, y los trabajadores calificados pueden producir los chips automotrices necesarios para los vehículos eléctricos. El BID, que es el mayor prestamista multilateral de América Latina, apoyará nuevos proyectos a través de subvenciones, préstamos y nuevos programas. Estados Unidos es el mayor accionista del banco, con el 30% de los derechos de voto.

Cada vez más, los responsables políticos de Estados Unidos han expresado su preocupación por la influencia de China en el BID. Si bien la superpotencia asiática posee menos del 0,1% de los derechos de voto, cuenta con grandes participaciones económicas en algunos de los 48 países miembros del banco.

En 2022, el comercio de América Latina y el Caribe con China aumentó a niveles récord, exportando aproximadamente 184.000 millones de dólares en bienes a China e importando un estimado de 265.000 millones de dólares en bienes, según un análisis del Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston.

Y las relaciones diplomáticas entre América Latina y China también han aumentado. En marzo, Honduras cortó relaciones diplomáticas con Taiwán a favor de China, siguiendo los pasos de El Salvador, Nicaragua, Panamá y República Dominicana al darle la espalda a Taiwán. China considera a Taiwán su territorio y ha estado enviando cada vez más barcos y aviones de combate a través del Estrecho de Taiwán en un esfuerzo por intimidar a la población de 23 millones de habitantes, que favorece firmemente el status quo de la independencia de facto.

El presidente del BID, Ilan Goldfajn, dijo a The Associated Press que Estados Unidos sigue siendo uno de los miembros más influyentes del banco. “Siempre que tenemos una empresa estadounidense en el proceso de licitación, la probabilidad de ganar es del 70 al 80%”, subrayó. “Así que lo que necesitamos es que más empresas estadounidenses participen. Pero si uno no está involucrado, esto abre la puerta para que cualquiera” pueda invertir en América Latina.

Los legisladores estadounidenses propusieron este año la Ley de Transparencia del BID, que requerirá que el Departamento del Tesoro emita un informe cada dos años sobre el alcance y la escala de la influencia y participación china en todos los aspectos del banco, incluyendo una lista de proyectos financiados por China y un plan de acción para que Estados Unidos reduzca la participación china en el banco. 

El proyecto de ley no ha salido de la comisión.

América Latina será una región de mayor atención el próximo año, cuando Brasil asuma la presidencia del foro internacional del Grupo de los 20.

Un funcionario del Tesoro estadounidense reveló a la AP que Yellen viajará con frecuencia a Sudamérica y América Latina el próximo año debido a la presidencia de Brasil del G20.

Fuente: AP.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Please enable JavaScript
Salir de la versión móvil