Un tratamiento integral y a largo plazo es necesario para el control de la obesidad

La obesidad afecta a personas de todas las edades. En 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, es decir, un 39% del total de la población. De estos, más de 650 millones (un 13%) vivían con obesidad. Respecto a la población menor de edad, las tasas casi se han triplicado desde 1975 y han aumentado casi 5 veces. Para el 2016, habían más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad.

Detrás de esta enfermedad, existe una ciencia compleja y desconocida acerca de lo que significa vivir bajo las limitaciones de la obesidad, es por esto, que los profesionales de la salud recomiendan una atención médica de la mano de varios especialistas. Muchas personas han intentado por mucho tiempo hacer ejercicio y tener un régimen de alimentación adecuada pero no logran tener un peso saludable, y justamente es porque en esta enfermedad intervienen varios factores. “Esta enfermedad es crónica, por ende, requiere un tratamiento a largo plazo con cambios en el estilo de vida del paciente y un acompañamiento de especialistas médicos”, mencionó el endocrinólogo Esdras Martín.

Por su parte la Dra. Hilda Escaño, endocrinóloga hizo énfasis en que la adolescencia es un momento clave para prevenir la obesidad en el adulto ya que, además, evita enfermedades a edades tempranas como: diabetes, hipertensión arterial y síndrome de ovario poliquístico en el caso de las mujeres.

El acompañamiento de expertos es clave

Uno de los aspectos más importantes para lograr una pérdida de peso, es la salud mental Es común que la obesidad esté acompañada por depresión, ansiedad y trastornos alimenticios por lo que el acompañamiento psicológico resulta relevante durante el proceso de pérdida de peso6. En cuanto al aspecto nutricional, ya que una alimentación saludable y balanceada influye positivamente en el tratamiento de esta

condición, es necesario la intervención del profesional en nutrición ya que durante el proceso modulará los hábitos del paciente de forma periódica, manteniendo un control y monitoreo seguro7, mientras se cubren sus necesidades nutricionales.

La participación de un médico especialista en actividad física o terapeuta es importante ya que la implementación de ejercicio físico genera mejores resultados no sólo en la parte física. El Dr. José Rolando Flores, especialista en medicina del deporte comenta que “los ejercicios también ayudan con el factor psicológico, disminuyendo depresión, ansiedad y mejorando el estado de ánimo. Sin embargo, el proceso debe ser gradual. Este profesional tiene la responsabilidad de asegurarse que la actividad física sea adecuada para el paciente, puede encontrar diferentes formas para que le resulten placenteras o atractivas, de manera que haya un menor riesgo de abandono. En el caso de los niños o adolescentes, inscribirlos en cursos deportivos o de baile podría ser una buena alternativa”, aseguró.

Por último, se requiere un acompañamiento médico, ya que este busca enfocarse en la salud integral del paciente, y puede determinar si existe algún tratamiento farmacológico que le beneficiará. Los tratamientos farmacológicos pueden tener dos enfoques principales: modificar el metabolismo de los macronutrientes y, actuar a nivel del sistema nervioso central para modular los procesos de regulación del apetito y la saciedad; esto por supuesto con un tratamiento individualizado con base en las comorbilidades y la tolerancia a los medicamentos. En el caso de los adolescentes mayores de 12 años, ya existen tratamientos aprobados por las autoridades de salud para ser utilizados desde esa edad por lo que pueden optar por estos con recomendación médica y supervisión profesional durante el tiempo de uso.

La Dra. Ileana Chiari, directora médica de Novo Nordisk CLAT, concluyó que la obesidad es una enfermedad crónica que necesita tratarse a largo plazo por múltiples profesionales de la salud para que el paciente alcance un peso saludable. “Es importante que durante este proceso el paciente no se sienta culpable, ni solo, y el apoyo familiar es fundamental”. Por su parte, Luis Cisneros, gerente general de Novo Nordisk CLAT aseguró que “la compañía ha desarrollado múltiples herramientas como acompañamiento para el paciente y esfuerzos importantes para crear conciencia sobre la enfermedad, porque nuestro compromiso de mejorar la vida de nuestros pacientes es nuestra prioridad”.

Si desea conocer más sobre estas iniciativas, puede ingresar a https://www.truthaboutweight.global/pa/es.html  y https://www.soymaria.com/app/.

Fuente. Novo Nordisk®

Further Reading
Hasta un 40% de los pacientes con hígado graso pueden llegar a lesionar su hígado hasta desarrollar cirrosis
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close