Panamá aspira a convertirse en ‘hub’ de investigación científica

Panamá. Los océanos juegan un papel fundamental para la vida en la Tierra, proporcionando más del 70% del oxígeno que respiramos y más del 97% del suministro de agua del mundo, sin mencionar que es una fuente de vida y sustento de toda la humanidad. Sin embargo, cada vez más los océanos siguen amenazados por la contaminación ambiental, sobrepesca, residuos plásticos, la acidificación de las aguas y el cambio climático, entre otros.

“Con el 90% de las grandes especies de peces mermadas y el 50% de los arrecifes de coral destruidos, estamos extrayendo más del océano y de lo que se puede reponer. Debemos trabajar juntos para crear un nuevo equilibrio en el que no agotemos todo lo que este nos ofrece, sino que restauremos su vitalidad y le devolvamos una nueva vida”, señaló António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas a propósito del Día Mundial de los Océanos el pasado 8 de junio con el tema 2022: “Revitalización, acción colectiva por los océanos”.

Resaltó que una de las funciones principales de los océanos es que absorben alrededor del 30% del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguando los impactos del calentamiento global. Además, son clave para las economías globales, ya que se estima que 40 millones de personas trabajarán en industrias relacionadas con estos para el año 2030.

Tomando en consideración la importancia de los océanos para la vida humana y de todos los demás organismos de la Tierra, recientemente se presentó a Panamá como sede del XIX Congreso Latinoamericano de Ciencias del Mar 2022 (Colacmar), el evento oceanográfico más importante del continente americano, a realizarse por primera vez en nuestro país del 19 al 23 de septiembre de 2022.

Edgardo Díaz Ferguson, presidente del XIX Colacmar 2022, señaló que esta actividad es muy importante porque es una ventana para todos los investigadores, docentes, estudiantes, y miembros del sector público y privado para hacer investigación científica en ciencias del mar en áreas conexas, para presentar sus trabajos y lograr enfrentar los restos que tenemos como región en materia de conservación de los océanos. También lograr la conectividad entre científicos para enfrentar esos retos y buscar soluciones en este decenio de las ciencias oceánicas.

“Colacmar ofrece en Panamá algo inédito, que es la representatividad de todas las áreas de las ciencias marinas: oceanografía biológica, física y química; ecología marina; acuicultura; pesquería sostenible, pero también por primera vez ciencias conexas que hacen que el manejo holístico de los océanos sea el más efectivo a través de gobernanzas y políticas marinas, además de nuevas tecnologías que apuestan a la biorremediación de los océanos o a conocer cómo las poblaciones de los organismos que habitan estos se comunican o se desplazan, como la telemetría y la vida acústica de estos seres. Así como también conocer cómo esta biodiversidad nos presta servicios ecosistémicos, como la bioproteccción”, subrayó Díaz, quien también es director ejecutivo y coordinador científico de la Estación Coiba AIP en Panamá.

Añadió que el congreso contará con 15 minisimposios, 12 minicursos, mesas redondas y mesas talleres, y una expomarina, donde se tocarán temas tanto de manejo de recursos marinos como ciencias aplicadas, oceanografía, ecología marina, manejos costeros, biología marina, integración de políticas públicas en la gobernanza de los océanos y sus principales problemas como acidificación, cambio climático, entre otros, los cuales serán dictados por especialistas.

“Esta es la primera vez que Colacmar se realizará en Panamá y nosotros como país aspiramos a convertirnos en un hub de investigación científica para la región y el mundo. Este congreso brindará la oportunidad de generar nuevas oportunidades y capacidades entre la comunidad científica”, puntualizó Díaz.

Eduardo Ortega Barría, secretario nacional de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), señaló que esta actividad fortalece la divulgación de la ciencia que se hace en Panamá a nivel latinoamericano, y las capacidades y ventajas de nuestro país como hub de investigación y punto de encuentro de científicos del continente para enfrentar los problemas de los océanos, al igual que compartir lecciones aprendidas y actualizarse en temas oceánicos.

A su vez mencionó que Panamá cada vez más tiene la capacidad de explorar las profundidades del mar y entender esa gran biodiversidad que allí existe y esa capacidad de explotar algún tipo de frontera agrícola, así como también para innovar y descubrir lo que hay en las profundidades del mar.

“Nosotros en la secretaría estamos apoyando a Coiba AIP que está en el proceso de crear una estación científica experimental más grande del Pacífico centroamericano, a fin de investigar y generar conocimiento a favor no solo de nuestro país, sino de la humanidad. Esta estación podrá alojar un número importante de científicos con laboratorios equipados con la última tecnología, además vamos a contribuir en apoyar la política pública en nuestro país en temas relacionados con la conservación de los océanos y la región costera”, comentó Ortega durante la actividad.

El evento se realizará en el hotel Wyndhan, en Albrook, en septiembre próximo.

Compromiso de Panamá en la protección de los océanos

Recientemente el presidente Laurentino Cortizo Cohen firmó la declaración “América por la protección de los océanos” junto con otros mandatarios de la región, con la finalidad de avanzar en mecanismos regionales que permitan el desarrollo del conocimiento científico y el intercambio de mejores prácticas.

Mediante esta declaración, que tiene como objetivo fortalecer los procesos de declaración e implementación efectiva de áreas marinas protegidas, los gobiernos firmantes acordaron establecer la coalición “América por la protección de los océanos”, cuyo objetivo principal es crear un espacio de colaboración, cooperación y coordinación a nivel político sobre áreas marinas protegidas y otras medidas efectivas de conservación basadas en áreas del Pacífico.

Durante la actividad, Cortizo señaló que en Panamá “entendemos que nuestro modelo económico no será sostenible a mediano y largo plazo si no preservamos de forma adecuada el medio ambiente y sus recursos”.

“Nuestra Política Nacional de Océanos propone convertir nuestro país en un modelo para la región latinoamericana donde los recursos marinos y costeros sean protegidos, conservados, valorados y aprovechados de manera sostenible para impactar positivamente en la calidad de vida de nuestras poblaciones, de forma inclusiva y participativa, con políticas sustentadas en pilares de gestión de ciencia y tecnología que puedan ser implementadas de manera exitosa dentro de un marco legal que garantice el respeto en el manejo de los océanos y mares”, expresó el presidente.

Afirmó que Panamá se consolidó como “Líder Azul” al lograr proteger el 30% de su superficie marina, lo cual demuestra el gran compromiso con los objetivos de la alianza por el 30×30 que promueven la protección de al menos un 30% de las aguas territoriales de los países firmantes antes de 2030.

También dio a conocer que recientemente Panamá asumió la presidencia pro tempore del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (Cmar) con el firme compromiso de que los cuatro países trabajen juntos en un esfuerzo político unificado, reconociendo la urgente necesidad de proteger y restaurar la salud de nuestro océano y de construir una economía oceánica sostenible.

La declaración “América por la protección de los océanos” incluye la cooperación con pueblos indígenas y con entidades no gubernamentales, tales como organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, administradores de áreas marinas protegidas y otras medidas efectivas de conservación basadas en áreas, y fundaciones, entre otros, que puedan colaborar y participar en el logro de los objetivos.

Fuente: La Estrella de Panamá.

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close