Olvidan covid y marchan con orgullo; festejan diversidad sexual

México. El Paseo de la Reforma se inundó del orgullo de la di­versidad sexual de mexicanos de todo el país, dos años des­pués de que covid-19 apagara las celebraciones y en medio de una quinta ola de contagios que ha encendido ciertas alar­mas en el mundo pues, tras relajar las medidas sanitarias, el control de la pandemia y del contagio se complica, aunque los síntomas sean menores gracias a las vacunas.

De acuerdo con infor­mación oficial el gobierno capitalino calculó 250 mil asistentes, cifra similar a la re­gistrada en 2018.

Sin embargo, algunos par­ticipantes calculaban que pu­dieron ser hasta medio millón de personas, pues desde las 10 de la mañana, hora de la re­unión entre el Ángel de la In­dependencia y la Glorieta del Ahuehuete, hasta ya entrada la noche las personas no pa­raban de desfilar rumbo al Zócalo capitalino en la 44 edi­ción de la Marcha del Orgullo LGBTQ+.

Olvidando la sana distan­cia, pie a pie los asistentes caminaban de un lado a otro buscando la fotografía con el outfit más audaz, o simple­mente con quien les llamara la atención. No tenían miedo al contagio. Algunos de los pre­sentes llevaban una cartulina con todas las letras del abe­cedario en la que tachaban una letra cada vez que besa­ban a una persona cuyo nom­bre tuviera esa inicial, así que los cubrebocas del arcoíris no duraron mucho puestos.

Lesbianas, gays, bisexua­les, transexuales, transgéne­ro, travestis, intersexuales, queers, asexuales, pansexua­les, agéneros y toda la gama de la diversidad de orienta­ciones y preferencias sexua­les se mostraron orgullosos de reconocerse como una co­munidad que cada vez crece más en un país que no termi­na de discriminar y cuestionar su elección de vida.

Participó por primera vez un grupo de diplomáticos de Alemania, Australia, el Banco Mundial, Canadá, Dinamar­ca, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Noruega, Nueva Ze­landa, Quebec, Reino Unido y la Unión Europea. También marchó un contingente de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Más allá de las expresiones individuales en pos del res­peto, la inclusión y la no dis­criminación, las consignas de la organización general de la marcha fueron dedicadas a las mujeres de la diversidad para que vivan en paz y liber­tad bajo el lema “¡Las calles son nuestras! Por una diver­sidad libre de odio, violencia y machismo”, así como el res­peto al amor en todas sus for­mas y colores.

Fuente: Excelsior.

Nestle
Irtra
CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
Close