Inflación acumulada alcanza 4.26% en apenas cuatro meses

Honduras. La inflación interanual se ubicó en 8.35 por ciento a abril del 2022, (3.96% a abril de 2021), entre tanto, la inflación acumulada alcanzó 4.26 por ciento (1.34% doce meses atrás), rozando en apenas cuatro meses, el 5 por ciento máximo que se había proyectado en el Programa Monetario para cierre de este año.

Según el Banco Central de Honduras (BCH) en abril de 2022, la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 1.69 por ciento, (0.40% en abril de 2021), resultado básicamente del aumento en el precio de servicios de transporte terrestre de pasajeros, combustibles de uso vehicular y doméstico, así como alimentos perecederos e industrializados.

El rubro que mayor contribución realizó a la inflación mensual fue “Transporte” con 0.72 puntos porcentuales (pp); “alimentos y bebidas no alcohólicas” con 0.49 pp; seguido de “alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles” con 0.21 pp; generando el 84.0% de la inflación del mes.

En menor cuantía aportaron los rubros “hoteles, cafeterías y restaurantes” con 0.09 pp; “muebles y artículos para la conservación del hogar” con 0.07 pp; “prendas de vestir y calzado” y “cuidado personal” con 0.04 pp, cada uno; “recreación y cultura” con 0.02 pp y “salud” con 0.01 pp.

El indicador de precios en transporte presentó un crecimiento mensual de 7.84 por ciento, vinculado principalmente a los mayores precios en los pasajes aéreos internacionales, coincidente con la temporada alta de Semana Santa; aunado al alza de precios de los pasajes en el transporte terrestre de pasajeros en taxi, bus urbano e interurbano.

Asimismo, se registró incremento en los precios de los combustibles de uso vehicular (diésel y las gasolinas súper y regular), vehículos, neumáticos, aceite para motor y su servicio de cambio.

Por su parte, el índice de alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó una variación promedio de 1.48 por ciento; durante el mes, se observó alza de precios en la mayoría de los productos que conforman el rubro, destacándose el aumento de precio en algunos productos como el maíz, papas, algunas carnes de res (tajo, bistec e hígado), pollo y filete de pescado.

También productos industrializados (semitas, harina, tortillas, arroz, leche en polvo, manteca y azúcar). No obstante, durante el mes se observaron disminución en el precio promedio ponderado de ciertos productos: huevos, plátano y queso seco.

DATOS

El economista Julio Raudales consideró que si la tendencia especuladora se mantiene, la inflación en Honduras podría alcanzar cifras históricas al cierre del 2022. “Sería beneficioso que no haya un repunte en el nivel interanual del presente año, con el objetivo que no exista un impacto considerable en el sector más pobre de los pueblos”, expuso Raudales. Mientras, analistas consultados por el BCH coinciden que entre los factores que podrían tener mayor incidencia en la inflación de 2022 están los siguientes: el aumento de precios en los combustibles y su impacto en las tarifas de la energía eléctrica, así como el alza de precios en ciertos alimentos y en algunas materias primas. Así, las expectativas de inflación de los encuestados se ubican también sobre el límite superior del rango de tolerancia establecido en el Programa Monetario 2022-2023.

ALERTA CEPAL

Política monetaria se ha tornado más restrictiva

Al igual que en el mundo, la dinámica inflacionaria en América Latina y el Caribe se ha acelerado, advirtió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el contexto de sus recientes proyecciones económicas. A marzo de 2022 se estima que la inflación regional fue de 7.5 por ciento, y muchos bancos centrales de la región anticipan que la inflación se mantendrá elevada en lo que resta de año, en virtud de la mayor incertidumbre en el contexto externo que se ha visto acentuada por la guerra de Ucrania, en especial los altos precios internacionales de la energía y de los alimentos y las disrupciones en las cadenas globales de suministro, así como elevados costos de transporte que persisten.

En respuesta al alza de la inflación, la política monetaria de los bancos centrales de la región se ha tornado más restrictiva y la mayoría de ellos han subido la tasa de interés de manera significativa, la que en gran parte de los casos ha alcanzado niveles similares a los observados en 2017.

Fuente: La Tribuna.

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close