Incluye protector solar en tu rutina de cuidado del rostro

Cuando usas protector solar, mantienes tu piel sana, natural y bonita. Las cremas solares ayudan a cuidar la piel contra los daños a largo plazo, como arrugas o quemaduras solares, además de reducir el riesgo de cáncer de piel.

¿Por qué debería aplicar protector solar en mi cara cuando hago mi rutina de skincare?

Porque usar crema solar es cuidarse y protegerse. Los protectores contienen filtros que bloquean los rayos UVA y UVB y cuidan la piel de irritación, enrrojecimiento y alergias. Podes elegir entre las distintas variedades.

Sin protección solar, los rayos UVB podrían penetrar más profundamente en la piel y causar quemaduras solares. Cuando no hay una barrera de protectora como una pantalla solar contra ellos, los rayos UVA pueden ser responsables de los signos visibles del envejecimiento de la piel.

¿Qué beneficios obtengo del protector solar?

1. Retrasa el envejecimiento de la piel

El sol es el responsable de varios de los signos del envejecimiento prematuro de la piel. En el rostro es donde más visibles son estos signos. Es por eso que siempre recomendamos utilizar protector solar facial y corporal, dado que la piel del rostro es más finita y delicada que la piel del cuerpo, y debido a esto es ideal utilizar un protector solar especialmente diseñado para esta.

2. Evita la aparición de manchas

La exposición al sol sin la correcta protección puede generar manchas en tu piel. El protector solar cuida de las proteínas de la piel como la queratina, la elastina y el colágeno, necesarias para mantener la piel sana y lisa.

3. Hidratan la piel

Las cremas solares no sólo tienen la capacidad de proteger la piel, sino también la de hidratarla y hacer que luzca más bonita y luminosa. La piel al exponerse al sol tiende a resecarse y deshidratarse, es por eso que recomendamos protectores solares que generan una capa que cuida la piel de los rayos del sol mientras la mantiene hidratada por más tiempo.

4. Protege de los dañinos rayos UVA/UVB

Los rayos UVA penetran en las capas más profundas de la piel. Estos estimulan la producción de radicales libres que causan estrés oxidativo y pueden llevar a daño celular. Los rayos UVA están normalmente asociados con el fotoenvejecimiento (envejecimiento prematuro de la piel causado por el sol). Los rayos UVB también pueden generar alergias. Los rayos UVB le entregan energía a nuestra célula para producir Vitamina D y estimular la producción de melanina, responsable del bronceado. No viajan tan rápido como los rayos UVA, penetrando sólo en las capas más superficiales de la piel; pero generan daño inmediato como las quemaduras de piel causadas por el sol. Los rayos UVB se absorben directamente en el ADN, lo que puede generar daños cutáneos como cáncer de piel.

Further Reading
Haz que tu perfume dure más tiempo en tu piel

Fuente. vidasana.sv

CMI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top
Close